La mejor defensa de la ciudadanía ante los embates del Neo Liberalismo,frente al dominante Señor Mercado es, Fomentar la conciencia crítica y el razonamiento colectivo.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Como Trump Ha Normalizado Lo Indecible. (II)

Guilmo Barrio Salazar

Desde Georgia, E.U.A.

El año pasado, a través de la campaña presidencial, Donald J. Trump atrapó a sus seguidores, señalando que era necesario ejecutar a los sospechosos de un terrorismo, promoviendo castigos colectivos incluyendo “la tortura”, y mofándose de los musulmanes por sus rituales dietéticos y las creencias religiosas.

Estas palabras no son símplemente unos lemas políticos.  Ellas vienen con sus consecuencias, y legitimizan las intolerancias y el odio que habían estado escondidos en la sociedad norteamericana por mucho tiempo.  Además, le dan el imprimátur a un partido político de establecer una violencia criminal.  A los cinco días, después del 7 de Diciembre del 2015, cuando Trump anunció que si era electo presidente él eliminaría la entrada de musulmanes al país, surgió el crimen de odio a todo nivel contra los musulmanes.  Cuando los investigadores de la Universidad San Bernardino del Estado de California analizaron los datos criminales de ese período, encontraron un alarmante aumento de un 87.5% contra la población musulmana en ese tiempo de tan sólo 5 días, en comparación con la misma semana del año 2014.

Un demagogo como Trump se conecta mejor con una audiencia atemorizada, con gente tan podrida por el miedo que dejan de pensar racionalmente.  Este individuo inició y continúa jugando con las emociones de la gente, al extremo que lo más importante para él es conectarse con sus ansiedades sobre lo que está ocurriendo en el mundo actual.

Esta es la misma forma utilizada por el Partido del Té (Tea Party), en los años anteriores al surgimiento de Trump en el escenario de la política nacional.  A mediados de Febrero del 2016, el gobernador del Estado de Maine, Paul LePage, un hombre de negocios que ganó la elección y se transformó en gobernador, como miembro del Partido del Té en el añ 2010, él puso restricciones en la admisión de refugiados de Siria en el Estado de Maine, además hablaba sobre la comunidad negra indicando que los Afro-Americanos eran traficantes de drogas que llegaban desde la ciudad de Nueva York, sólo para seducir mujeres blancas de Maine, y decía que los traficantes debieran ser puestos en una guillotina, también los que llegaban pidiendo un asilo traían con ellos toda clase de enfermedades debido al virus conocido como Zika, provocado por mosquitos en el Medio Este, como también en América Latina, en el Caribe, y en la parte sur de los Estados Unidos.

Hay zonas de verdaderas fricciones en esta moderna nación, espacios físicos y psicológicos, donde co-existen nuestros sueños con nuestras pesadillas, donde se intercambian las oportunidades con la desesperación, donde chocan la inocencia con los depredadores.  En estas zonas, a lo largo de la frontera entre México y los Estados Unidos de Norteamérica, donde el temor de una invasión y el terrorismo aparecen como una caricaturas grotescas; en nuestro terror sobre los niños secuestrados, violados, o asesinados; en vecindarios que sirven como un amortiguador entre guettos o barrios pobres desesperados y suburbios ricos; en la ansiedad que sentimos en las líneas de seguridad de un aeropuerto, como la conveniencia de un viaje interconectado golpea con nuestro temor con los terroristas, en todos estos lugares, se aplican diferentes reglas.

De estas pesadillas, surgen los demagogos como Paul LePage y Trump : los futuros líderes que prometen arreglar rápido y con violencia los problemas profundos e insolubles.  En las zonas de fricciones, cualquier cosa puede suceder, incluso una tortura.

En la frontera, por ejemplo, inmigrantes indocumentados que son atrapados por la Patrulla Fronteriza, frecuentemente les colocan sus caras contra los cactus espinosos del desierto.  En los vecindarios ocurre que los padres que les permiten a sus hijos jugar en la calle, o las madres solteras que dejan a sus niños sin atención, mientras ellas van a una entrevista de trabajo, se pueden encontrar en serios problemas con el personal del Departamento de Servicios de Protección Infantil.  En los barrios pobres, los hombres pueden ser maltratados o sacados de sus vehículos y físicamente golpeados o asesinados por la policía, por cosas insignificantes.  En estas zonas de fricciones que nuestros sentidos de decencia son mayormente socavados en forma agresiva, y nuestra buena voluntad de cumplir con reglamentos desagradables y las prácticas de la ley, es donde todo esto se demuestra con mayor énfasis.

En una edad de ansiedad, es demasiado fácil asumir que todos han caído en la trampa del temor, que la decisión no depende de temer sino símplemente a qué temer.  Este fue el juego demagógico de Trump, y a corto plazo, todo esto le ha pagado tremendamente bien.  También es muy fácil asumir que el estilo más alterado de una retórica política siempre trabajará;  ese discurso político que siembra la discordia ahogará lo que buscaba la unidad;  que el anzuelo de la raza y la religión le ganará al idioma de la universalidad.

Aún en una época de furia o de enojo, hay gente en todas partes que insiste en empeñarse en la tendencia de creer que la gente que comprenda el lenguage del temor y el odio, es frecuentemente usado como una simple forma de manifestarse, de una manera silenciosa, lo que es profundamente un poder injusto en las relaciones.  Sus historias son las que debemos alimentar : Sus más optimistas comprensiones de la comunidad, son las que ofrecen un camino hacia adelante en una época paralizada muy amenudo por la ansiedad y contribuída brutalmente por nuestra epidemia del temor.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl