Sabiduría, un estado superior de conciencia, implica habilidades para poner en práctica los conocimientos adquiridos por los seres humanos.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Comprendiendo las campañas electorales (Parte I)

Jonathan Marcial Mendoza

Licenciado en Derecho con Especialidad en Formación Docente

Desde México.

Las campañas electorales son el santiamén acertado donde el candidato o candidata expone sus propuestas políticas como estandarte para alcanzar un cargo de cargo público empleando el proselitismo junto con la estrategia de campaña; donde busca incitar a sus seguidores que ejerzan su voto a favor de su propuesta para ganar las elecciones. El objetivo principal de este artículo (de tres partes) es mostrar las nociones básicas de las campañas electorales desde la parte doctrinal hasta su reconocimiento legal.

Lauro Rubén Rodríguez, en su obra Manual básico para el diseño de una estrategia de campaña política, justifica la importancia de las campañas electorales en esta explicación (llamado por el autor como campaña política): “Una de las partes más importantes del quehacer político partidista es la campaña política. Un político de carrera será más completo si ha participado en un proceso de elección para acceder al poder… Las campañas políticas implican elección del pueblo y, por tanto, la posibilidad de quien elige tome una buena o una mala decisión…De ahí que el proceso de campaña sea fundamental tanto para candidatos como para electores” (2016, página 9).

Muy atinado el comentario del autor en cita, la cual se plantea la interrogante: ¿A qué le llamamos campaña electoral? Juan Pablo Navarrete dice que una campaña electoral debe reflejar una oportunidad para acercase a la ciudadanía “para ofrecer, recibir y canalizar demandas” (Partidos políticos y campañas electorales, 2012, página 90); donde sea un proceso ajeno en un contexto internacional, más bien es una actividad realizada por cualquier partido política, según su ideología a perseguir.

El abrogado Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), específicamente en el artículo 228, primer párrafo, señalaba que campaña electoral “es el conjunto de actividades llevadas a cabo por los partidos políticos nacionales, las coaliciones y los candidatos registrados para la obtención del voto”. Eduardo Castellanos, según Derecho Electoral en México, coincide literalmente por la ley abrogada electoral anexando esta aportación: “Los actos de campaña pueden ser: reuniones públicas, asambleas, marchas y todos aquellos en que los candidatos y los voceros de los partidos políticos se dirijan al electorado para promover sus candidaturas” (2008, página 163).

En el mismo sentido, el argentino De Valls reflexiona que campaña política es sinónimo de opinión política como especie de requisito bajo los siguientes términos: “En otras palabras, la opinión pública comprende la expresión y las discusiones libres de un grupo humano, en torno a un objeto de interés común o de un hecho colectivo, que se hace notorio o manifiesto y tiene la capacidad de aglutinar y dividir más opiniones; en contra o en favor de él. La opinión pública, como fenómeno social, permite medir, cuantificar y cualificar actitudes y opiniones de un conjunto de personas respecto de objetos o hechos como los mencionados” (Derecho Electoral, 2001, página 193).

¿Por qué es importante precisarlo? Parafraseando las ideas del exponente mencionado en el párrafo antecesor, debe existir una proclamación de libertad tanto individual como colectiva donde tenga un carácter político al momento de manifestar los ideales con los simpatizantes hacia los fines prácticos que buscan alcanzar un beneficio en común denominador. Todo esto, con el financiamiento suficiente donde las actividades de campaña se realicen de forma ordenada y en los tiempos que las leyes electorales señalen (Jean Paul Huber, El proceso electoral. Derecho del Proceso Electoral, 2006).

En el mismo orden de ideas, el libro de texto del Centro de Capacitación Judicial Electoral, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), define campaña electoral como “los actos de difusión que realizan los partidos políticos (en lo individual o coaligados) y los candidatos registrados” (Derecho electoral mexicano. Libro de texto, 2011, página 57), por medio de reuniones públicas, asambleas, marchas y propaganda electoral, dirigidos a realizar el derecho al sufragio activo. 

¿Cuál es el punto central de una campaña electoral? Busca coadyuvar en el conocer “las ideas de quienes participan en un proceso de elección y, por otro, ofrece un punto de comparación de las propuestas de los adversarios políticos participantes” (Lauro Rubén Rodríguez, 2016, página 9). En pocas palabras, se entiende como campaña electoral al conjunto de acciones lícito, coordinado y escalonado, que tienen como propósito de persuadir a los electores que emiten su voto a favor de un candidato o candidata.  

En la parte II nos enfocaremos a entender los elementos de una campaña electoral.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl