Quienes postulan al crecimiento económico sin restricción, sin respetar el Medio Ambiente... Desprecian la vida!!!.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

DE JUSTICIA Y LUCHA

Según Marco Aurelio, “la mejor manera de vengarse de un enemigo es no parecérsele”. Pero esto no puede ser entendido al extremo de aceptar toda clase de agresión. No se puede ser timorato, apocado ni pusilánime. No podemos tratar de refugiarnos sólo en el olvido y permitir que la afrenta siga golpeando a otros por evitar toda confrontación, bajo el pretexto de vadear la odiosidad. Hay causas que no merecen que permanezcamos indiferentes. Tampoco el objetivo es ser inmorales u oportunistas como los que obtienen siempre ventajas de estas actitudes y aparecen como ganadores naturales ante la inoperancia, desidia o bien permisividad de la institucionalidad, a veces permeada por la fatalidad, al servir mezquinos intereses particulares, frente al descubrimiento y castigo de sus conductas, generándose la impresión que en lugar de sancionar, se premia al que delinque y se corrompe, se impulsa al que traiciona y trafica influencias, se aceptan las decisiones adoptadas entre la oscuridad, por quienes tienen cooptado el poder e instalan a su clientela por doquier. No se trata de ser vengativos o belicosos, pero tampoco debemos permitirnos ser ingenuos ni necios. Es un equilibrio pragmático el que nos puede conducir a endurecer nuestras posiciones y levantarnos contra los abusos e injusticias. Ser impasible puede ser hasta más peligroso, por cuanto se facilita la acumulación del resentimiento, del dolor y la amargura. Fingimos que todo podrá superarse más adelante, sin que intervengamos. Pero esta incapacidad para actuar sólo hace que se amontone el estiércol del rencor, como sustancia ponzoñosa que contamina la esperanza. No se trata tampoco de llenarnos de mártires. Como afirma el dicho, los cementerios están repletos de héroes inútiles. Hay que pelear siempre, pero de manera estratégica. Con sabiduría para saber escoger las causas y los medios adecuados para contribuir al perfeccionamiento personal y social. No se trata de desquitarse, sino que de defenderse. Indudablemente, hay que ser tolerantes, pero no imbéciles. Hay que luchar y si es necesario, también perder, porque la derrota muchas veces tiene más significado y valor que la cobardía. Las cosas no van a cambiar simulando que todo va bien. La realidad la tenemos en frente todos los días y estamos insertos en ella, no somos observadores periféricos. Depende de palabras y acciones, no de las posesiones. No se trata de revanchas, es pedir y hacer justicia. De dar a cada uno lo suyo. Se trata de no entregarnos, de no permitirnos llegar a ser lo que más despreciamos, ni hacerle fácil el camino a los deshonestos e hipócritas.

Andrés Cruz Carrasco.
Abogado. Udec
Magister en Filosofía moral.
Magister en Ciencias Políticas.

 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en DE JUSTICIA Y LUCHA

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl