«Enseñar, es enseñar a dudar» Eduardo Galeano

 

 

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

EDITORIAL. ¿La recta final?

Equipo laventanaciudadana.cl

Periodismo ciudadano.

El próximo domingo 17 de diciembre corresponderá a la ciudadanía pronunciarse sobre el texto de nueva Constitución elaborado por el Consejo Constituyente.

La propuesta sometida al juicio del electorado, en general es ampliamente desconocida ya que solo se sabe de ella a través de frases o eslóganes que destacan sus aspectos positivos o negativos en función de los intereses partidarios o sectoriales, relevados en las franjas televisivas de una superficialidad abismante que se niegan a ver al votante convocado como un ser racional y pensante con capacidad para formarse convicciones propias que vayan más allá de sus beneficios personales y que miren al bien común general de la comunidad.

Es obviamente ilusorio pretender que cada actor político pueda leer y analizar el documento en debida forma tanto por su exagerada extensión y tecnicismo como por la posibilidad práctica de vislumbrar sus alcances prácticos más allá de las palabras.

A modo de ejemplo, es posible destacar que mientras demagógicamente se plantea la reducción del número de diputados (lo que pudiera suscitar la simpatía ciudadana dado el alto nivel de desprestigio que experimenta la clase política chilena) se propone la creación de una innumerable cantidad de organismos con una burocracia pública absolutamente injustificada.

Lamentablemente, la propuesta que se enjuiciará incurre en el mismo tipo de errores que la precedente elaborada por la Convención Constitucional y ampliamente rechazada en el plebiscito anterior, pretendiendo constituirse en el programa de gobierno de un sector y, por medio de este procedimiento, clavar el destino futuro del país impidiendo que la sana evolución democrática de la nación vaya adoptando en su tiempo las decisiones políticas y programáticas requeridas.

Un  análisis básico lleva a concluir que muchas declaraciones (tales como que Chile es un Estado social y democrático de derechos o que la educación pública tiene que ser de calidad o la normativa relativa a los sistemas de salud o seguridad social) son contradichas más adelante impulsando políticas que las dejan prácticamente sin efecto.

Asimismo, y aunque ello no se diga expresamente, se busca subrepticiamente amnistiar a los responsables de crímenes de lesa humanidad ya condenados por la justicia y, al imponer la exigencia de una definición detallada y precisa de cada conducta delictiva se hace inviable la persecución de delitos ligados al narcotráfico, a la variedad infinita de estafas que se renueva día a día o a la aplicación de sanciones administrativas por conductas irregulares en campos tales como el comercio y la libre competencia, medio ambiente y similares.

Por lo demás, el tema del aborto no penalizado en tres causales y ya resuelto por el país tras un largo debate (violación, inviabilidad fetal y peligro de la vida materna) se vuelve a reflotar a través de disposiciones ambiguas con afectación efectiva de los derechos de la mujer.

El proyecto a definir, abrirá el camino a una serie de procedimientos judiciales y, lol que se ha silenciado mañosamente, requerirá para su implementación la dictación de a lo menos una treintena de nuevas leyes dentro de los próximos cinco años.

El enrevesado panorama lleva a concluir que, a fin de cuentas, resulta más razonable la mantención del régimen constitucional actual, cuya reforma es hoy más asequible, definiendo los puntos que es indispensable modificar tanto para mejorar la gestión y operación del Estado como para garantizar una evolución progresiva de los derechos de las personas avanzando en seguridad y equidad.   

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl