La Ciencia , El conocimiento y la Sabiduría merecen y necesitan mas recursos económicos que las F.F.A.A.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El fondo y el contexto

Lo acontecido con el ex Ministro de Cultura Mauricio Rojas, a propósito de sus expresiones ofensivas contra el Museo de la Memoria, visibiliza uno de los grandes problemas que aquejan a nuestra sociedad y a la democracia. Sin restar importancia a lo señalado por Rojas, su caso es tan solo un dato de una situación o problema mayor. Han transcurrido casi 30 años del término de la dictadura y después de todo lo conocido sobre las atrocidades que dicho régimen cometió, allí están por ejemplo los informes Rettig, Valech y los criminales detenidos en Punta Peuco, un importante sector social y político del país se sigue moviendo entre el negacionismo y el relativismo de lo que fueron las sistemáticas violaciones a los derechos humanos en Chile, lo peor es que ese sector de la sociedad hoy está representado por quienes gobiernan el país. Ahí está uno de los problemas de fondo. Por eso, este tema no se resuelve con la salida de Mauricio Rojas, cabe señalar que su permanencia como Ministro no resistía un minuto. Por un tema de respeto y dignidad, ni siquiera debió ser nombrado. Es que acaso el presidente y sus asesores no leyeron las expresiones de Rojas vertidas en un libro y en un programa de TV o derechamente les importó muy poco (relativizaron), lo cual es aún más grave, ya que su discurso de compromiso y rechazo a las violaciones de los derechos humanos acontecidas bajo dictadura, no sería más que una puesta en escena y discurso ficcioso. Por eso, ni la salida de Rojas, incluso ni siquiera la salida de este gobierno en un par de años más resuelve el tema de fondo.

Lo ocurrido en estos días, nuevamente logra poner en el centro de la discusión la falta de una cultura de respeto irrestricto a los derechos humanos y al mismo tiempo, una condena sin ambigüedades o contextos a la dictadura de Pinochet y ahí seguimos, lamentable y peligrosamente, estando en deuda.

Pero no es solamente aquello, los partidarios y defensores de la dictadura y el pinochetismo se esfuerzan por colocar en el debate de la discusión el tema del contexto, además algunos políticos hablan con una superficialidad supina de la “violencia política” y resulta que no son capaces de citar dos o tres textos que hablen del tema, ni siquiera pensar en pedirles una conceptualización del término, mejor evitar la vergüenza ajena. En su reemplazo se escudan en frases y citas rebuscadas, siendo la más recurrente la violencia de la izquierda en los años sesenta. Efectivamente, se puede señalar el accionar que tuvo la izquierda en aquellos años, la preguntas es si eso justifica o explica la tortura, desapariciones, asesinatos, relegación y exilio. Claramente no.

Por otra parte, la izquierda no debería evadir ese debate sobre el contexto, es más debería promoverlo, tendría bastante que argumentar. ¿Es que acaso la violencia fue patrimonio de la izquierda? Los mismos que piden el contexto, no dicen nada u omiten las acciones de Patria y Libertad, Tizona, Tacna, Movimiento Gremial, Partido Nacional y los grupúsculos nacionalistas, los que atentaron contra el general Schneider o el capital Araya, los atentados contra oleoductos, caminos, el sabotaje, el acaparamiento, los que tendieron la mano para recibir apoyo de Estado Unidos o simplemente los que no tuvieron pudor alguno en conculcar la democracia con tal de defender sus intereses, qué decir de  los que azuzaron a los militares y colaboraron en tareas de delación y represión.

En consecuencia, no hay que evadir y menos temer el debate, entre ellos al mentado contexto. De seguro más de alguna sorpresa se llevarían quienes con tanto ahínco e interés lo han promovido con tal de instalar peligrosamente la teoría de “los dos demonios”.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl