El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El sexismo en la literatura infantil

No hace falta esforzarse mucho en recordar para darse cuenta de que a través del cuento tradicional se refuerzan estereotipos que nada tienen que ver con el trato igualitario entre los géneros: pasividad de los personajes femeninos, el matrimonio como único objetivo de las mujeres, la belleza como cualida irrenunciable para ser protagonista, la sumisión al varón, etc. Cuando leemos un cuento de los llamados tradicionales, por lo tanto, no sólo estamos asimilando la historia o argumento, sino que con ello vienen una serie de ideas estereotipadas sobre lo que es ser mujer y lo que es ser varón en esta sociedad.

En este sentido, si no tenemos un criterio crítico ante estos tópicos, estaremos asumiéndolos de manera inconsciente y, del mismo modo, los transmitiremos de manera inconsciente a nuestro alumnado.

Hoy en día nadie que tenga un mínimo de ideología democrática abogaría por el matrimonio como único objetivo de las mujeres en su vida, ni afrontaría de manera consciente la transmisión de la idea de sumisión a los varones en sus alumnas; sin embargo, puede estar cayendo en ello si no pone un filtro de género en aquellas lecturas que, de alguna manera, salen de su aula, bien sea porque se leen dentro de la misma escuela o porque se recomiendan como lectura para casa.

De hecho, una gran parte del profesorado afirma que los cuentos son un instrumento para transmitir valores como la amistad, la solidaridad, la colaboración, ¿el sexismo? No se trata de negar lo positivo de trabajar ciertos cuentos, sino que lo que se pretende es que la perspectiva de género tenga cabida como criterio de análisis de los materiales de aula; de esta forma, tendremos que explicitar al alumnado esos estereotipos de género que aparecen en los relatos tradicionales, y al hacerlos explícitos les estaremos aplicando ya un sentido crítico. En otro de los apartados de esta exposición, se darán algunas ideas para usar la literatura con perspectiva de género.

No se debe olvidar nunca que la literatura no es neutral, que transmite ideología y modelos, que está escrita por una persona que refleja su ideología y sus tópicos en la obra de arte. No existe la objetividad ni la neutralidad en la literatura, por lo tanto, será necesario hacer explícito en todo momento de qué autoría estamos hablando, de qué época, etc. También sería muy oportuno que, cuando estudiemos con el alumnado la época en que fueron escritos los relatos, introdujéramos otro tipo de relatos de la misma época que no reflejen las mismas ideas, de forma que no aceptemos así como así el argumento de “Es que en aquella época era así”. Este punto es importante, porque en muchas ocasiones por  no decir en todas, podemos encontrar en la misma época autores o autoras que no respondían a esos estereotipos de género y que demostraban ya una lucha por la igualdad de varones y mujeres. No olvidemos, en este sentido el ejemplo del SXVIII, en el que escribían en el mismo tiempo un misógino como Rousseau y un luchador por la igualdad como John Stuart Mill.

Siguiendo con el apartado de la literatura infantil y el sexismo, podemos decir que, en general, la literatura tradicional muestra pobreza de modelos para las niñas, de forma que éstas acaban por adoptar modelos masculinos de éxito. Los personajes femeninos son mucho menos ricos que los personajes masculinos y, también, menos atractivos por su pasividad y falta de acción. Los chicos tiene como referentes a todo tipo de hombres, de manera que pueden sentir empatía por muchos personajes diferentes y querer emular un catálogo amplio de comportamientos; mientras que las chicas tienen un catálogo de comportamientos escaso y muy pobre, con mujeres o muy buenas o muy malas, y muy guapas o muy feas, pero todas ellas con el objetivo del matrimonio o con la idea de sumisión y escasa actividad física.

Así, si recordamos la literatura a la que accedíamos hace bastantes años, tenemos la saga de los Cinco, escrita por Enid Blyton, el personaje que más gustaba a las mujeres era Jorge, que era una niña que quería ser niño. Lo que está claro es que nadie elige como referente a la prima pequeña, que representaba la feminidad, con una debilidad constante en cuanto había actividad física y siempre preocupada por su aspecto físico. Sin embargo, de la misma época es otra protagonista muy diferente: Puck, de la escritora Lisbeth Werner; Puck era una chica adolescente muy activa, que no se detenía ante nada y que además nunca se planteó ser un chico. Con esto lo que se quiere demostrar es que los referentes para las chicas siempre han sido muchos menos y, en general, mucho más pobres. Será labor de la escuela, por lo tanto, poner especial énfasis en la aparición de referentes variados y numerosos, cuidando para ello los libros que se recomiendan y procurando la búsqueda de materiales que presenten protagonistas femeninas activas, de diferentes aspectos físicos, inteligentes, autónomas y decididas.

Es cierto que, en los últimos años, han salido al mercado materiales que han tenido en cuenta todas estas cuestiones y que presentan perspectiva de género en el tratamiento de historias y personajes, pero por la experiencia en las escuelas, no podemos decir que sean éstos los materiales que se han generalizado, parece que no ha calado la necesidad de unos materiales que apoyen una educación en igualdad de varones y mujeres. El criterio coeducativo no es un criterio prioritario, si es que existe como criterio, en la selección de lecturas o materiales hoy en día en las escuelas.

Paola Tapia López.
Doctora en Lenguaje y Literatura.
Profesora Educación General Básica Mención Lenguaje y Comunicación.
Psicopedagoga.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl