La ciudadanía debe salir del ostracismo, debe empoderarse y no dejarse manipular por el "manejo" de la agenda pública, por las decisiones del Tribunal Constitucional y el deterioro de las instituciones.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Fluctuat nec mergitur

T. Rojas

Desde París.

El día había comenzado con un sol bañando la ciudad de Paris, los últimos rayos tendrían que haber iluminado los monumentos con su luz dorada y dejar caer tranquilamente la noche en la ciudad, pues no. Lunes quince de abril, a las seis y media de la tarde, suena la primera alarma – incendio, las investigaciones en ese momento no detectan ningún fuego pero permite la evacuación de Notre Dame. Media hora después la alarma anuncia y confirma el fuego destructor.  Un poco antes de las veinte horas,  las llamas orgullosas y sin piedad se atrevieron a destruir la Aguja de Notre  Dame de Paris,  obra del arquitecto Eugène Viollet-le-Duc a principios de siglo XIX.

Luego, y durante doce horas, asistimos atónitos a la destrucción del armazón llamado el  Bosque de vigas de roble. Muchas veces tuvimos la oportunidad de rozar esas vigas con infinita delicadeza como quien toca una joya, pensando en aquellos que le dieron forma hace tantos siglos.

Ochocientos años de historia se diluyeron y desaparecieron  en el amarillo-rojo del fuego y en el humo gris que invadió el cielo acongojado y los ojos de aquellos que contemplábamos sin poder hacer nada,  la terrible catástrofe. La emoción es infinita, católicos o no, franceses o extranjeros. Quizás porque el simbolismo de éste edificio va más allá de la catedral gótica, quizá porque Saint Louis entra descalzo con la Santa corona de Cristo en mil doscientos treinta y nueve, quizá porque Víctor Hugo se queja en el siglo diecinueve del abandono en que está, quizás porque en ella se coronó  Napoleón,  momento inmortalizado por su pintor favorito, David, quizás porque sus campanas anunciaron el final de la guerra, o porque la catedral vio pasar tragedias  a lo largo de los siglos y siguió adelante,  acompañando y dejando entrar por sus grandes puertas, seres felices o tristes que vienen a contarle su historia. La catedral murmura los llantos, las penas pero también la felicidad y la calma.

En el año mil ciento sesenta y tres, el Papa Alejandro tercero se encontraba en Paris  cuando el Obispo de la ciudad: Maurice De Sully, pone la primera piedra del edificio que reemplazará la catedral Saint-Etienne. 

Las primeras catedrales (territorio del Obispo),  fueron construidas en el siglo IV, éstas hacían parte de un grupo administrativo. Poco a poco estos monumentos románicos serán destruidos para construir sobre ellos  la nueva catedral gótica.  Este estilo nace en la región parisina: lugar de poder, de la economía, del pensamiento y del arte. Todo el « ascenso » de la región se verá en el plano arquitectónico. De ahora en adelante, el edificio será un conjunto cuyo equilibrio responde a una técnica revolucionaria.  Suger, un religioso de Saint-Denis, es el verdadero inventor del arte gótico. Es el que innova utilizando por ejemplo de manera importante  el metal,  lo que permite hacer grandes ventanas y dar forma a los vitrales;  los arbotantes,  quienes ayudan descargando a un contrafuerte la presión, así, los muros tendrán menos espesor… Un cambio en la espiritualidad, una reforma religiosa  (papa Gregorio VII), y,  muchas riquezas, porque la iglesia es poderosa, inmensamente rica: tierras productivas, donaciones, recaudación de impuestos. El crecimiento y la prosperidad de las ciudades, hará posible la construcción de estos edificios.

  Los obispos serán nombrados por el papa y no por el rey o príncipe. La catedral en la edad media es el edificio más importante de la ciudad ya que el rey o emperador vive fuera de ella.

 La arquitectura de la catedral se vuelve significado: el hombre mira hacia el cielo, hacia Dios que es luz, la catedral  orientada hacia las alturas,  no es el edificio-templo aplastador y oscuro del arte románico sino un lugar donde la luminosidad y el color espléndido de los vitrales  acompañan la espiritualidad.

Hoy la catedral hace parte de nuestras vidas y de nuestra memoria. Es un monumento que hoy,  frente al viento, a la lluvia es frágil, pero tenemos la ilusión que es  indestructible.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

38 Comentarios en Fluctuat nec mergitur

  1. T.Rojas, usted nos educa, nos informa y nos llena el alma y el espíritu con sus artículos.
    Gracias.

  2. Cómo no estar de acuerdo, en general, con los comentarios.
    Esta es una gran pieza de sabiduría, expresada a través de un texto, riguroso y elegante.
    Sólo me basta decir gracias.

  3. C´est la vie.
    Como dijo el poeta, «En la vida todo se va, se va o perece».
    Ashes to ashes, aseguran los gringos.
    Nuestra Señora, te fuiste a lo grande.

    Yerko

  4. Simplemente extraordinarios su artículo T…
    Una mirada integral a un patrimonio de la humanidad , desde lo mas profundo de la historia del arte se erige este relato para sentir que obras como esta pueden y deben sobrevivir a cualquier tragedia.
    La potencia que implica su existencia es mas grande que cualquier siniestro.

  5. Cuanta sabiduría en su relato.
    Gracias por este inmenso aporte.
    La historia, la cultura y el saber se lo agradece.

  6. Otro mas de sus magníficos artículos.
    Felicitaciones T.Rojas. No puedo aportar mas, todo dicho en los comentarios anteriores…sobre todo el sobrio y profundo comentario del profesor Ronald.
    …Sólo pedirle, no se pierda de estas páginas.
    Felicitaciones a la ventana.

  7. Gracias Tere por este reportaje/artículo que nos transporta e ilustra de manera magistral. Lamentable el incendio de Notre Dame. Su texto nos ayuda a ponderar la importancia de esta catedral desde el punto de vista histórico y cultural y la muestra como patrimonio universal , es decir, Notre Dame es, de alguna forma, de todos los que nos aproximamos a ella con un corazón y una mente abierta. Saludos !

  8. Con su pluma, pulcra y privilegiada, nos da un profundo baño de conocimientos sobre un patrimonio mundial que sufrió un daño significativo, pero que la tradición y el amor de los franceses por la cultura, las artes y la historia, sabrán restaurar.
    Usted, T.Rojas, hace un gran aporte con este un trabajo magistral.
    Felicitaciones a la autora y a la ventana ciudadana.

  9. Merece un gran reconocimiento su trabajo, mas que meritorio T. Rojas.
    Como lo dice abajo un o una lectora, me paso, leí tres a cuatro comentarios en la prensa chilena…lo suyo, insuperable, completo, integral sólido.

  10. Gran crónica.
    el desarrollo de una noticia trágica, convertida en una lección de arte,historia y patrimonio.
    Felicitaciones a la autora.

  11. Las editoriales, las aves de Chile, los comentarios de Astronomía, lo Medio Ambiental…Todo de excelente calidad, pero este artículo me deja llena de , satisfecha de arte, cultura, historia, sabiduría en general Saludos a T. Rojas y a todos (as) columnistas.

  12. Luces que brillan, esas son cada una de las frases que acompañan un relato fino, perfecto,pulcro de un tema que de tragedia se me convierte en un sueño de estar mirando esas cuantas maravillas que usted describe.

  13. Su trabajo está plagado de sabiduría, en torno a esta tragedia usted nos dá una clase pictórica, histórica y social, con lujos y detalles,,, No falta ni sobra nada.
    Tuve la ocasión de conocer esa maravilla.
    Magistral T. Rojas.

  14. Creo qué, unos mas otros menos, los comentarios me interpretan sobre manera la opinión de Dladys de Argentina.
    Sólo agregar que es un deleite leerla T. Rojas.

  15. que placer y qué privilegio poder leer esta maravillosa crónica, llena de sabiduría y detalles exquisitos de esa monumental obra qué debe ser reconstruida.

  16. Super, interesante y educativo, nos adentra en el arte la historia.
    Su lectura me ha sensibilizado respecto de la importancia de cuidar el patrimonio, hay que enseñarlo a los niños urgente, hay que amar el arte y la historia.

  17. Esta ventana se las trae cada día mejor, lo de las «aves de Chile» un acierto el tema de «LOs Agujeros Negros» Fantásticos, los dos enfoques…
    Pero claro T.Rojas, brilla con luz propia . una luz clara, limpia y elegante, sobria e intenza, sacada seguramente desde lo mas profundo del saber parisino,
    T.Rojas, Otra estrella para usted.

    • AHHH, Ha, Teresa, la verdad es que cada vez que uno se dispone a leerla, sale ganancioso, con mas conocimientos, pero además, nos abre el alma y el espíritu, se sensibiliza nuestro intelecto.
      Con todo el respeto del mundo, es usted magistral , al igual que sus columnas,
      Gracias.

  18. Gracias por los comentarios a todos los lectores de La Ventana 😊
    teresa Rojas

  19. No me es fácil comentar, de vez en cuando la ventana me4 tienta con tantas maravillas y, esta es una de esas ocasiones, anonadado e impresionado he quedado.
    Gracias T. Rojas,gracias a la ventana

  20. Contundente ,extraordinario, inteligente, armónico, elegante, impecable…
    No sé la verdad cual de todos es el mejor adjetivo para calificar esta pieza de inspiración, relato y redacción, sobre una obra que tiene múltiples ángulos para analizar o comentar.
    Un gran , elegante, con este me quedo, elegante trabajo.

  21. Como no estar de acuerdo con los comentarios esta es una obra maestra suya T.Rojas.
    Obra maestra sobre una obra de arte magistral… Notre Dame, no nos dejes!

  22. Como dice el Sociólogo Thierry, esta columna es emocionante…Se puede agregar algo mas ?
    Sí, e de una profundidad y de un análisis integral que no deja dudas . Escrita por un (una) experta (o).
    Felicitaciones.

  23. Es verdad lo que dices,no es un «Edificio-templo aplastador y oscuro del románico»…
    En este se fue gestando el grito,el estallido de formas,luces colores como un derroche de vida que había estado sujeta entre piedras grises, húmedas por dentro y por fuera.
    No desdeño el románico,quizas su especial severidad nos ha llevado a tener otra mirada que encontrramos en la evolucione de la sociedad, ávida de luz,de verdad de comunicación.
    Sola la visité una vez a esa hermosa dama,recuerdo que me quedé mucho rato jugando con mis ojos a descifrarla,la sensación de infinitó me dominó y creo que en ese romántico estar volé su superficie en la que para nada se presentía el acre olor del humo.
    Los hechos me dan miedo pero es un miedo que continúa pues las voces que he escuchado por estos días en cuanto a su reconstrucción me alarman.
    Ya nada será lo mismo pero…que surgirá en su lugar?
    Una réplica,? una visión acorde a los tiempos? un desvarío?
    Me quedo con tu comentario, descanso en lo que mis ojos han retenido,pero creo que se nos fue ese tiempo cargado de enorme historia que por el solo hecho de haber pisado sus pavimentos hemos vivido.
    ADIOS DULCE DAMA.
    GRACIAS T.ROJAS.
    GLADYS SEMILLAN VILLANUEVA…ARGENTINA

  24. Qué relato mas bello y dramático!
    Fué un viaje por la historia, la arquitectura, el arte, lo político y, me deja la sensación de placer y desolación al mismo tiempo ante este inmenso desastre.
    Confía en la delicadeza francesa para preservar estos monumentos bellamente expuestos en lo cotidiano, lo que se observa al caminar por sus calles tan bellamente diseñadas.
    Felicitaciones T. Rojas por tu aporte y tu pluma.

  25. Amigos de La Ventana Ciudadana:
    Un saludo cordial a este semanario digital en el cual encontramos análisis y opiniones de alto nivel., desprovistos de presiones e intereses.
    Y, ahora, una vez más, un texto fuera de serie de su columnista T. Rojas (¿Teresa?) . En pocas pinceladas nos transporta por la historia y nos sobrecoge con sus reflexiones elaboradas a partir del arte contenido en un monumento sin par.
    Por favor, a esta chilena-parisina díganle «muchas gracias» y que no deje descansar su pluma ( o su computador personal).

  26. Cuanta tragedia se sobrevino, destryendo gran parte la majestuosa obra y sobre una de las ciudades mas lindas y de mayor cultura histórica en el mundo.
    Usted tiene el tino, la sabiduría y la elegancia de lograr unir Relato, enseñanza y homenaje a Notre Dame y a quienes circundaron su construcción y vivieron la historia con ella.

    Gran cátedra nos dá T. Rojas
    Con razón el Profesor Ronald Mennickentd , la alaba tanto en la edición anterior, El también es un gran talento de la U.dec.

  27. Una gran pluma, sentido periodístico y que reúne las características de ser una interesante publicación.- Escrita para un gran publico común, ágil y versátil.-
    Garcia Marquez estaría con una sonrisa al momento de leer…

  28. Pero que divino paseo por la historia para explicarnos todo lo que significa esa portentosa obra mundial, llena de belleza arquitectónica, histórica, social y de exquisito arte.
    Eso es su relato, exquisito como lo fué y lo será ese «bosque de robles» Nobles y dignos hasta cuando son parte de una decorativa obra.
    Muy bien T.Rojas.

  29. Siempre usted oiga, aparece matando lo normal, he leído cada uno de sus artículos y este como los anteriores son de una calidad, profundidad y elegancia estética parecida a la mejor obra pictórica.
    Felicitaciones una vez mas.

  30. Sí, claro que es emocionante cómo dice Thierry, pero por sobre todo tremendamente educativo.
    Historia del arte Mundial…

  31. Un gran medio de comunicación, que les vaya muy bien, grandes temas , muy buenas columnas, pero, lejos las mujeres las mas brillantes.
    Esto es una joya, desde el punto de vista de una mirada humana,social , de arte e histórica es una cátedra completa.
    Felicitaciones T.Rojas.
    Ya antes, hace tiempo, la había leído, le hice comentarios pero, no me lo publicaron, espero que ahora sí.

  32. En Chile se han publicado a lo menos tres artículos que dan cuenta de esta tragedia, con cierto grado de profundidad.
    Pero esta, su columna T.Rojas, supera toda crónica y pasa a ser una clase magistral de arte, cultura y de historia.

  33. Gracias por darnos esa maravillosa visión, histórica de ese gran monumento que, ante su destrucción, lamentamos a coro.
    Sin embargo, no siempre conocemos, no siempre sabemos todo lo que significan histórica, cultural y desde el punto el arte estas grandes obras mundiales.
    Gracias por instruirnos, pero además y sobre todo gracias por deleitarnos con esta clase de arte y de cultura.

  34. Descubrî la ventana a travès de T. Rojas cuyos artîculosleo asiduamente.
    Este artîclo es emocionante y expresa perfectamente el sentimiento nacional.
    Thierry Tirbois ( sociolôgo)
    (Paris)

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl