«Nuestro país requiere sumar voluntades tras el logro de cambios significativos en la sociedad. Todos los estamentos públicos y sociales, deben cambiar: egoísmo por solidaridad,  crecimiento por desarrollo, Compromiso por la displicencia y la apatía,…  Sumando a ello una visión integral de ciudadanía , la sabiduría por la ignorancia,  unidad por sobre dispersión«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Incendios Forestales Tragedia con dos caras

Juan Luis Castillo Moraga

Ciudadano Independiente.

Una vez más, se manifiestan, con  tremendas y dramáticas consecuencias los, cada vez más comunes, incendios forestales. Hace un par de semanas estos siniestros asolaban inmensas extensiones de terrenos que sucumbieron ante voraces llamaradas que asolaban miles de hectáreas de terreno, en las tierras de la isla de Chiloé… pero calaban mucho más hondo en el alma y las vidas de muchos habitantes de esa regiòn, quienes tuvieron el único pecado de vivir «relativamente cercanos » a plantaciones forestales. Sus costos, pérdidas humanas irremediables, desastres materiales, sociales, emocionales  y psicosociales remecen hoy sus vidas, seguramente por largos años.

Estos días, una vez más, la misma situación, con parecidas consecuencias, le toca vivir a los vecinos de la comuna de Quillón, octava regiòn, situación  que se extiende a lo largo de muchos terrenos de comunas a lo largo del sur de nuestro país…

 Cómo la mayoría de las situaciones en la vida, en esta calamidad, también se expresan los contradictorios resultados, por una parte las empresas forestales que por largos periodos de años, explotan terrenos agrícolas, deteriorando de paso la producción de alimentos , los invaden con pinos y eucaliptus, depredando largas extensiones de terrenos, invadiendo y «Tapando» comunidades con bosques, destruyendo los caminos y calles de comunas humildes, sin pagar un sólo costo, pero se adjudican para sí,  ganancias  de muchos miles de millones de dólares exportando «riquezas forestales». 

Por otra parte, miles de  familias rurales o personas de capas medias que optan por vivir alejados del ruido, con mayor tranquilidad en comunas rurales o semi-rurales pagan los costos de vivir sometidos al miedo de permanentes incendios forestales.

Triste realidad incentivada por  un modelo económico neoliberal que sólo aspira al crecimiento y las máximas utilidades, sin importar los costos y menos aún se detienen a pensar en un desarrollo armónico, equilibrado con la sociedad, las personas y nuestro deteriorado medio ambiente.

Pero no sólo los empresarios son los únicos responsables de tejer esta realidad, hay cómplices, activos y pasivos, quienes desde el parlamento y los gobiernos han mantenido decretos que incentivan y subvencionan las plantaciones forestales, me refiero al 701, que subvenciona e incentiva las señaladas y nefastas plantaciones, sin límites sin que nadie haya tenido la valentía de derogar.(sólo recordar que el mismísimo Ponce Lerou, si el “yernísimo” del dictador Pinochet se vio favorecido para desarrollar sin costos, por supuesto, su primeros pasos en el enriquecimiento y la apropiación de sus  fortunas, a costa de manipulación y aprovechamiento del estado chileno.

Recordar no más que, hace algo así como 20 años atrás, las autoridades regionales de esa época, con orgullo insostenible e incomprensible, postulaban, “con bombos y platillo”, a la octava regiòn como «la gran regiòn forestal», ignorando o tapando las consecuencias nefastas y fatales que se venían venir y que muchos nos sumamos junto a organizaciones sociales de la época, denunciando en todos los tonos, públicamente y en foros técnicos con los dirigentes de trabajadores y autoridades del sector, con  profesionales y expertos nacionales y extranjeros . La respuesta: oídos sordos de los cómplices pasivos y activos de las dramáticas consecuencias que hoy viven las familias señaladas y que se suman muchos otros dramas parecidos a lo largo del país.

Ojalá nuestros constituyentes asumen el tema de que la futura constitución contenga los necesarios derechos ciudadanos de no ser “Aplastados” por la creación de Industrias productivas que vulneran los derechos sociales y humanos de la ciudadanía y puedan contener normas y procedimientos que exijan a, en el marco de la legislación correspondiente tipos de Industrias que respeten el Medio Ambiente y por sobre todo procesos limpios y que respeten los intereses y derechos de las comunidades y la ciudadanía.

En consecuencia: Unos, los sencillos, la mayoría sufren dramáticas consecuencias… otros, los poderosos, mantienen intactas sus inversiones, riquezas y negocios forestales y, siguen creciendo…

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl