La Solidaridad no es "flor de un día", tampoco un "remedio" de pandemia... La SOLIDARIDAD verdadera nace de lo más profundo de la inteligencia y bondad humana y, es una conducta permanente.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

ME CUESTA ENTENDER

Especial para La Ventana Ciudadana.
Desde Madrid.

Me cuesta entender pero, si en otros países se tomaron medidas inadecuadas contra el Corona virus, ¿por qué en Chile no se ha previsto aquello?

Recuerdo que hace bastantes semanas, en mis columnas periodísticas de los días viernes en tres plataformas digitales, he venido advirtiendo sobre los errores cometidos en España frente a esto y al alto precio en vidas humanas que han debido pagar. Y también he informado detallada y profundamente sobre las medidas positivas que se han tomado aquí, que han arrojado los resultados que hoy estamos viviendo en España, que son una nueva realidad social, un control de la pandemia y un des-confinamiento progresivo de la población.

Muchos periodistas y sociólogos que viven en el extranjero, también lo han hecho, igual que yo. Y no niego que he recibido críticas por algunas afirmaciones que hice. Pero a aquellos que me criticaron, ahora les remito a los actuales niveles que la pandemia ha alcanzado en Chile, lo cual -desgraciadamente- estaba contemplado en nuestros comentarios e informaciones anteriores.

Por ejemplo, dije en su oportunidad que España había cometido el error de minimizar la pandemia y reaccionar con retraso. Y también afirmé que había copiado a China y a Corea en cuanto a la confinación total de la población. Es decir, el encierro obligatorio de todos en sus casas, salvo quienes desarrollaban labores imprescindibles, como hospitales, labores sanitarias, industrias relacionadas con lo mismo, centros comerciales de alimentación, veterinarios…Y me criticaron diciendo que “por qué defendía tanto a España, si Chile no tenía nada que copiarle”…

La verdad es que pretendíamos ayudar a Chile, mostrando situaciones copiables. Como por ejemplo el confinamiento, que es una decisión probadamente acertada, venga de donde venga. Por desgracia, la soberbia de no saber mirar hacia afuera nos hace pagar consecuencias graves.

Comprendo que Chile tiene un enorme sector social dependiendo del “mercado informal”, o sea, gente sin contratos, sin previsión y sin pensiones o jubilaciones. Por lo tanto, es imposible dejarles en casa, porque deben salir cada día a trabajar, para poder comer. Y en este punto les comento que aquí, en España, se ha operado con un sistema de protección estatal a quienes nada tienen. Un ingreso mensual digno, con el fin de que las familias tengan asegurado un sustento, mientras preservan su vida quedándose en casa.

Y para las Pymes, ha habido medidas de ayuda que, además, son de protección a los trabajadores. Se ha creado el ERTE, Expediente de Regulación de Empleo Temporal. En palabras simples, significa que el Estado asume los sueldos de los trabajadores, pero las empresas mantienen los contratos por un plazo más que adecuado. O sea, ayuda económica indirecta a las empresas y protección del empleo para el trabajador.

Para las medianas y grandes empresas, se postergan pagos, los cuales se diluyen proporcionalmente cada mes posterior a la pandemia. Y se otorgan créditos, con el aval del Estado, con poco o nada interés.

Son medidas simples, pero sensatas, para enfrentar un hecho sin precedentes. Se prioriza la vida por sobre cualquier otra consideración. El Estado se vuelca en proteger a los ciudadanos, ante una pandemia grave para la cual la Humanidad no estaba preparada.

La economía se resiente, sin duda alguna. Las previsiones no son halagüeñas. Pero es importante decir que el Estado está para defender la vida de sus habitantes. Por lo tanto, si tiene que endeudarse, que lo haga, porque la vida de la gente es mucho más valiosa que cualquier otra consideración.

Sinceramente, creo que a Chile ha llegado el momento de las grandes decisiones. Las autoridades deben asumirlas, escuchando a los expertos. Y, si no las adoptan, entonces debe operar el autocuidado. Que cada cual asuma las previsiones que más se acerquen a su protección y la de sus familias. Y, además, practicar la solidaridad social con aquellos que nada tienen.

Lo reitero: copiemos lo bueno y rechacemos lo malo. Hoy debemos proteger la vida. La economía vendrá después y la política, al último…    

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

2 Comentarios en ME CUESTA ENTENDER

  1. Gracias, Lina. El estar fuera de Chile te permite ver las cosas con mayor ckaridad, mayor objetividad. Y, sobre todo, te permite valorar en su justa medida cada hecho, cada decision…
    Su comentario me estimula a seguir en ess linea. Gracias.

  2. Sus artículos son fantásticos estimado Miguel Angel, gran análisis, sólidas verdades.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl