Los creadores e impulsores del Neo-liberalismo y sus cómplices activos y pasivos, son responsables del atentado del sistema frente a la humanidad y al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Niñitos….¡ A clases!

La impresionante sede de la Universidad Adolfo Ibáñez, en calle Presidente Errázuriz 3485, comuna de Las Condes, cuenta a partir del 4 de abril de este año, con dos excepcionales alumnos: Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. Estos personajes, que causan sonrisas entre los alumnos, deben asistir a un Curso de Ética Empresarial de 100 horas académicas, los días viernes por la mañana. El curso, pagado por ellos, cuesta 30 millones de pesos y curiosamente está supervisado por Gendarmería de Chile a través de informes trimestrales acerca de los avances y elementos obstaculizadores del curso. Esto corresponde al llamado “caso de los chicos PENTA”, por financiamiento ilegal de la política y fraude tributario.

Hasta ahí, nada nuevo. Gente insidiosa, mal intencionada y con claros fines políticos, ha estado requiriendo que los jóvenes Sebastián y Cristóbal Piñera Morel,  sean obligados a tomar este mismo curso. Ello, por supuesto, no corresponde porque  no hay en el caso ni proceso ni sentencia condenatoria,  salvo que ambos jóvenes quieran hacerlo  por propia voluntad.

¿Cuáles son los hechos que pretenden servir de sustento a esta petición?

El Presidente de la República, junto a una nutrida comitiva de Estado más diversos empresarios privados, inicia una visita oficial a la República Popular China y a la República de Corea del Sur. El presidente ejecutivo de Codelco, la mayor empresa estatal, Nelson Pizarro, no es considerado pese a ser China su principal cliente.

A poco andar (¿o volar?) se hace público que los dos hijos varones del matrimonio Piñera-Morel sí fueron considerados en la delegación, cuya agenda se preparaba desde julio de 2018,  información que desata una sarta de críticas tanto desde la oposición como de las propias filas de la coalición de Gobierno.  

Cecilia Pérez, la obsecuente Ministra Secretaria General de Gobierno, se apura en aclarar: “(el viaje) fue financiado con presupuesto del Presidente y los dos (hijos) asistieron como oyentes”, afirmación que resulta falaz toda vez que el propio  mandatario señaló que la incorporación se hizo sin su conocimiento.Otros personeros oficialistas (van Rysselberghe) se suman precisando que todo este escándalo es armado por “la izquierda” y “tiene fines políticos” ya que mandatarios anteriores también han incorporado a sus hijos en viajes de esta naturaleza. “No podemos tolerar que la izquierda nos pautee generando una polémica fruto de su mala fe”.

En este contrapunto se hace necesario aclarar las cosas.

1.- Si bien es cierto que diversos mandatarios se han hecho acompañar por familiares en viajes al exterior, en general se ha tratado de su cónyuge (lo que ya está universalmente legitimado por el protocolo) o de hijos  menores (lo que tendría una cierta justificación humana). En todos los otros casos, es improcedente aun cuando se arguya que los viajantes pagan su pasaje. Por lo demás, no es claro cómo la FACH recuperó administrativamente tales valores con antelación al tour.

2.- Los hermanos Piñera-Morel tomaron parte de actos oficiales e incluso, en una ceremonia en la Universidad de Tsinghua,  el protocolo chino los obligó a abandonar sus locaciones de primera fila en favor del empresario Andrónico Luksic y del diputado UDI, causando un bochorno gratuito. El ex candidato presidencial José Antonio Kast comentó: “Los hijos del presidente son profesionales exitosos y muy capaces. Exponerlos en este viaje e incorporarlos a una reunión con potenciales conflictos de interés es un grave error de los asesores del Presidente”.

3.- El día 27 de abril se realizó una reunión con los gerentes de las empresas BYD, Huawei, MGI, DJI, Technology Co., Zte, iCarbonex y Sustech a la que asistieron “como oyentes” los referidos hermanos. Esto resulta absolutamente improcedente ya que, como se supo luego, fue una actividad oficial tanto que los propios periodistas, después de tomar las fotos de rigor, debieron retirarse.

4.- El día anterior, se realizó una reunión con la empresa de robótica “KAUAILABS. Com”. Curiosamente, el día 25 de marzo, es decir justo un mes antes, Sebastián y Cristóbal habían constituido  en Chile una empresa destinada a trabajar el tema de la nuevas tecnologías  denominada “KAUAILABS.cl” aunque más tarde precisaron que esto era para hacer negocios con los EE.UU.

El diputado RN Gonzalo Fuenzalida dio su opinión: “Creo que (los hijos del Presidente) no deberían haber ido. Creo que finalmente al Presidente hay que defenderlo, hay que explicar muchas cosas que no se entienden… Esto no se entiende y no tiene explicación”.

El académico Robert Funk comentó: “Son errores que podrían haber sido muy evitables pero que finalmente van a ser lo que va a quedar de este viaje. La política exterior quedó capturada por los intereses personales del holding Piñera”.

Alberto Precht, director de Chile Transparente precisó: Acá el punto no es si viajaron con recursos propios o no; el punto es que no quede claro a qué fueron y eso genera todo tipo de especulaciones sobre conflicto de intereses”.

Surge, entonces, la pregunta: ¿Puede un particular viajar pagando su pasaje en avión de la FACH? Vale la pena recordar que el 4 de febrero de 2017 el diputado Gabriel Boric fue duramente cuestionado (y con  razón) por la alianza oficialista y por la prensa afín,  porque sus familiares, pagando su traslado, viajaron a la isla Lennox en el buque de abastecimiento de la Armada PSG 78 Sibald a colocar en el lugar una placa recordatoria de sus antepasados, situación que,  en lo sustantivo, es plenamente asimilable a lo que ahora se justifica.

A muchos personeros de la elite política chilena, les hacen falta cursos prácticos intensivos de ética pública. Cada vez que se conocen casos como estos, se contribuye a dañar la honestidad como virtud esencial de la democracia. La “prensa seria”, al guardar silencio sobre conductas reprobables, no hace más que hacerse cómplice de acciones que puede que legalmente no constituyan delito pero que la sociedad civil no está dispuesta a seguir tolerando.  Los niveles de tolerancia, definitivamente, han cambiado

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl