Ciudadanos de Chile: A votar; vota por ti; vota por tu familia; vota por tu vida!!!
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

OTRAS FORMAS DE COMUNICACIÓN

En la era del hipertexto…

Paola Tapia López
Profesora Educ. General Básica Mención lenguaje
Máster en Investigación de la didáctica de la lengua y la literatura
Doctora en Investigación de la didáctica de la lengua y la literatura

 

La web, se ha convertido en el espacio de interacción social más importante. Los jóvenes, modifican la escritura convencional en una coloquial, que para ellos supla la necesidad de inmediatez y entendimiento.

Las redes sociales han generado un nuevo vocabulario que no es tan familiar para quienes no están dentro de las redes sociales. Algunos hablan de “revolución lingüística”.

Para algunos lingüistas, la deformación de las palabras es un avance inevitable para enriquecer el idioma y algunos consideran a las abreviaturas como un mecanismo de “creatividad”. Para otros, el no respeto por la ortografía y la supuesta precarización del lenguaje son problemas del mundo moderno en el que vivimos hoy.

Si bien es cierto las redes sociales han abierto una ventana al mundo, también nos han expuesto a variaciones de la escritura tanto correctas como erróneas, que pueden confundirnos e influir en el uso del lenguaje. Cabe preguntarse ¿cómo estamos utilizando la escritura en las redes? ¿Es importante el uso correcto de la escritura en estos medios?

El lenguaje evoluciona constantemente debido a las variaciones que la sociedad manifiesta, y hoy con las redes sociales es aún más notorio. Por eso la Real Academia de la Lengua Española (RAE) y otras organizaciones del lenguaje  incorporan y adecúan términos. Un ejemplo de esto son las palabras tuitear, bloger, chatear, y otras que son o están en proceso de ser parte del diccionario oficial de la RAE (Clarin, 2012). Casos comunes en las redes es el uso incorrecto de las letras b, v, s, c, z, mayúsculas, minúsculas, eliminación de vocales.

Incluso se halla la “oralidad escrita” y la “escritura oralizada”, es decir que se escribe como se habla o se habla como se escribe (Vaquiero, 2012). También se encuentran cambios intencionados de las palabras (heterografías), por ejemplo: “Ssii fueraz una eztrella fugaz ezcribiiriia en lo alto del ciielo ¡FELIIZ NAVIIDAD!» (Si fueras una estrella fugaz escribiría en lo alto del cielo ¡Feliz Navidad!)

Algunos autores afirman que esta escritura es una nueva forma de expresión de los jóvenes quienes pretenden mostrar originalidad y rebeldía en estos espacios informales, que son aceptados y entendibles en sus círculos virtuales. Sin embargo, la constante escritura errónea puede confundir y hacer creer que determinados términos están escritos de forma correcta por la repetición de su uso. En vista de esto, hace varios años se creó el término hoygan, en vez de oigan, refiriéndose a las personas que tenían muy mala ortografía y poca cortesía (Linde, 2012); lo que mostraba una protesta para que los cibernautas caigan en cuenta de su falencia ortográfica en las redes.

Por otro lado, ha surgido también la necesidad de abreviar palabras por ahorro de tiempo y espacio, como en Twitter: “xq” (porque), “tqm” (te quiero mucho), “RT” (re tuitear), “xoxo” (besos y abrazos), etc. Además, encontramos los emoticones, cuyo objetivo es hacer el mensaje más expresivo: XD (cara sonriente), :/ (cara dudosa), x_x (cara aturdida), entre otras. Estas nuevas formas de expresión no necesariamente están aceptadas académicamente pero son producto de la necesidad de los cibernautas y ya son parte de la cultura digital.

Las redes sociales nos abrieron la oportunidad de interactuar y expresarnos ante millones de personas en el mundo. Además aceleraron el ritmo de la transmisión de información que nos incentiva a ser más rápidos y precisos en nuestros mensajes. En vista de esto debemos evaluarnos y tomar conciencia de la importancia de mostrar lo mejor de nosotros, de tener una marca personal con credibilidad mediante el uso correcto de lenguaje, el respeto hacia los demás y, sobre todo, de ser difusores de buenas normas de escritura y cortesía.

Elizabeth Brizuela, expresó que: “Los adolescentes han creado una nueva identidad gramatical de lo cual sólo ellos son cómplices. Esto trae como consecuencia, el descenso del uso correcto de la escritura por la poca práctica del mismo”.
Además, afirmó que es tan contagiosa esa manera de escribir que hasta los apuntes escolares los realizan con ese estilo.

Hoy buena parte de la comunicación entre personas fluye a través de la comunicación escrita en un medio digital, ya sea mediante Twitter, e-mail, chat o Facebook, por nombrar solo algunos medios.

Más allá de las reglas que impone cada una de estas plataformas, reinan dos características, que se aplican (con variaciones) a todas ellas: el uso de las abreviaturas y la inmediatez en el acto de la escritura y de la lectura que permite el texto digitado, compartido en forma instantánea, alejado del texto manuscrito (con lo que esto implica). Todo esto, condimentado con emojis, GIF animados y más.

“Esta inmediatez es una de las características de la época en que vivimos, e implica que hay una demanda de respuesta del otro que debe ser ante todo veloz y precisa; esto exige que mi mensaje sea lo más acotado posible. Por esto, los usuarios apelan con más frecuencia al uso de abreviaturas, símbolos e incluso a la ausencia -en algunos casos- de los signos de puntuación”, describe la psicóloga Paula Márquez.

En este contexto, Karina Galperin, profesora de Literatura de la carrera de Historia de La Universidad Torcuato Di Tella, destaca que “estamos en una época en donde se escribe más que en ninguna otra. Además, esta práctica se está dando fuera de las instituciones, es decir, fuera de la instancia de corrección”.

“Una solución a esta situación podría ser ajironando la ortografía al máximo, de modo tal que la lengua sea más eficaz y eficiente. En definitiva, que las reglas ortográficas seas pocas, claras y sin excepciones. Por ejemplo, que no haya letras mudas (como la h) o evitar la superposición de letras (como sucede con la v y la b)”, opina Galperin, y acota: “En las redes sociales la escritura fluye con mucha libertad, de todos modos; mientras que en Twitter hay más sanción con respecto a los errores ortográficos porque se trata de un espacio público, en WhatsApp la gente es más espontánea”.

Márquez también indica que no hay un empobrecimiento en el lenguaje, sino que a través de los medios sociales manejamos otro código para comunicarnos. “Es lo mismo que sucede cuando enviamos una carta formal o un mensaje a un amigo: el código que utilizamos en cada caso es diferente, pero no más pobre. A su vez podemos ver que los niños o adolescentes, cuando se comunican de este modo, no presentan diferencias significativas en relación a cuando se encuentran y conversan cara a cara. Es decir que el lenguaje es el mismo, pero expresado de manera distinta”.

Más allá de los errores ortográficos, el uso de emoji y de las abreviaturas, en líneas generales, cada usuario maneja más de un sistema de comunicación digital, por eso debe adaptar su escritura a la reglas que impone cada uno. Este fenómeno es muy saludable, porque las personas deben manejar distintas lógicas de distintos códigos, y esto les permite desarrollar numerosas capacidades expresivas.

 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

7 Comentarios en OTRAS FORMAS DE COMUNICACIÓN

  1. Me parece muy interesante el artículo y pertinente al acontecer que hoy en día se vive en las redes sociales.
    Es cierto que el manejo de la lengua tanto oral como escrita demandan un uso adecuado y correcto en todos los ámbitos, pero la nuevas formas de comunicación y los nuevos códigos que estos emplean son vistos como un nuevo tipo de lenguaje, como nuevos códigos de comunicación no en reemplazo del tradicional léxico. La comunicación en las redes sociales es inmediata y por ello la necesidad de buscar y crear un lenguaje acorde a esa inmediatez. Los jóvenes no responden una prueba o escriben un ensayo con emoticones o abreviaturas por lo que tal vez la mirada que tenemos hacia estos tipos de textos no debería ser tan negativa.

  2. Las tecnologias avanzan y junto a ellas las sociedades se adaptan a nuevos requerimientos, principalmente quienes han nacido con ellas.
    Es así cómo también han adaptado nuevas formas de escritura, lo que no me parece mal, sin embargo considero que es una forma de escribir con nuevos códigos limitados a cierto tipo de población, y que no todos pueden descifrar. Es una forma de comunicación inmediata e instantánea que no trascienden en otras areas escritas más que los mensajes de textos instantaneos que facilitan la escritura y por ende la comunicación escrita con expresión de emociones. Aún así persiste la escritura formal dado que estas nuevas formas no reemplazan los códigos formales de comunicación.

  3. Sabemos que aunque los estudiantes leen y escriben más –por el uso de Internet, el mail y las redes sociales, tienen cada vez menos contacto con textos de calidad y con las reglas ortográficas, porque van poco a los libros. Así, les cuesta más organizar su escritura. Terminan absorbiendo estructuras ortográficas y sintácticas incorrectas y no se preocupan por las consecuencias de no poder expresarse claramente por escrito. Tampoco toman en cuenta que tener faltas puede restarle oportunidades laborales en el futuro.
    El fin de toda comunicación es que los interlocutores de ella se entiendan entres sí. La gran mayoría de niños, jóvenes y adultos saben que la escritura del chat no es la adecuada para escribir por Ej. Una carta o un e-mail a sus abuelos.
    Los educadores creen que los alumnos de ahora, que nacieron con la PC y son “nativos digitales”, miran todo el tiempo imágenes y se aburren con los libros y los conceptos abstractos. Encima, como la memorización goza de mala reputación y las respuestas están atrás del doble click, la necesidad de recordar reglas y palabras difíciles está apagada. El resultado: también se complica la comprensión de textos.

  4. La web y redes sociales son gigantes perfectamente aceptados e instalados en la era actual,el choque generacional y cultural que esto ha producido se refleja en la estructura gramatical,sintáctica y escrita deficiente que utiliza un gran número de personas, entre ellos muchos jóvenes, los que se mueven y funcionan en un medio instantáneo e inmediato provocado por los estímulos externos que el medio virtual provoca. Sin embargo desde el punto de vista de la expresión y situación comunicativa, es perfectamente eficiente y válida, ya que se logran expresar eficazmente gracias a las imágenes, memes, emoticones, etc.
    Mi opinión es que se debe enseñar y utilizar la estructura lingüística y gramatical establecida para el lenguaje oral y escrito,sin restar mérito al tipo de expresión, que en estricto rigor no cumple con esto, pero que de acuerdo a un contexto y situación determinada,sí cumple con expresar una idea y una situación comunicativa.

  5. Hoy en día los niños y adultos están diariamente conectados a las diferentes redes sociales, esto conlleva a adquirir un conocimiento mas amplio en su diario vivir, asimismo, no son capaces de absorber lo mejor que se puede adquirir de la web, ya que la escritura es coloquial y no mas convencional. las personas imitan la escrituras de lo que observan en las redes lo cual, perjudica el lenguaje verbal escrito ya que lo hacen parte de su lenguaje siendo esto totalmente erróneo.
    Según mi parecer considero que los niños, jóvenes y adultos podemos están diariamente insertos en la web, pero no es necesario utilizar una escritura informal,ya que esto con el tiempo empobrece nuestro vocabulario y lenguaje escrito.

  6. Hoy en día tanto los niños como los jóvenes viven conectados a la web, y esto conlleva a fomentar un tipo de vocabulario único y singular de cada usuario, el cual es visto de forma negativa y positiva por los otros usuarios.
    Lamentablemente hoy en día tanto niños como jóvenes no son capaces de redactar de manera correcta ni una carta, quizás han perdido la técnica o no han desarrollado sus habilidades para lograrlo. Por lo tanto, saber escribir, saber escribir para saber pensar y así poder expresarse es esencial, así se lograr anclar todos los conocimientos, una correcta redacción y todo lo que esta conlleva demuestra cultura, conocimientos y educación.
    Bajo mi punto de vista la ortografía y que los niños aprendan a escribir de manera correcta es fundamental, y esto se refleja en el curriculum nacional, que tiene la escritura como uno de sus ejes principales, y que mejor que utilizar la web que tanto les gusta a los estudiantes para que adquieran una buena escritura desde pequeños, y que esto apunte a la buena construcción de sus aprendizajes.
    Como hemos visto, escribir bien hará que nuestras ideas sean comprendidas tal y como nosotros las ideamos. Escribir bien es un arte, es cierto, pero uno puede empezar a practicar la buena escritura cada vez que se tenga un nuevo escrito, y luego no será difícil seguir las reglas básicas para tener una buena escritura.
    Sharon Silva

  7. Hola,
    Interesante reflexión, respecto a una realidad que hoy no es estática . Me queda la inquietud para muchos jóvenes que han crecido en este tiempo, donde la ortografía y el lenguaje apegado a normas de escritura es un camino, pero no el único, y muchos por lo mismo no han incorporado este camino, cómo podrán elegir usar este código en ciertas ocasiones si malamente lo conocen . Debiera esto preocuparnos o simplemente el código formal apegado a las reglas ortográficas y normas de escritura cede su espacio ante la modernidad ?
    Gracias …. .

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl