La tan "mentada" Carretera Hídrica, desde un punto de vista estructural, ingenieril... como proyecto, claro que es viable. ¿Se puede construir? Sí claro, lo que no se puede es: predecir, con claridad, sus consecuencias y daños colaterales, desde el punto de vista Medio Ambiental y sus alteraciones naturales, con la sola intervención de los espacios...
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿QUÉ HORA ES EN NUESTRO PLANETA?

Augusto Dueñas Eriz

Desde Porto Alegre, RS, Brasil. Ingeniero Civil Mecánico (UdeC). Especialista en Gestión por la Calidad Total y Análisis de Sistemas.

Desde Porto Alegre, Brasil.

EL PELIGRO AMBIENTAL

El 08/11/2016, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó lo siguiente a la Conferencia de la ONU sobre Cambios Climáticos (COP 21):

  • Los últimos 5 años fueron los más calientes ya registrados en la historia mundial.
  • El área de hielo ártico de los últimos 5 años está 28% debajo del promedio de los últimos 30 años, reduciendo la reflexión de rayos solares en hielos polares y acelerando todavía más el calentamiento global.
  • Se ha constatado una elevación progresiva del nivel de los mares.
  • Se han registrado derretimientos de enormes glaciares en la Antártida Occidental, con alto riesgo de aún mayor elevación del nivel de los océanos.

La OMM relató también que las temperaturas globales ya están próximas de los niveles máximos permisibles, establecidos en los acuerdos de París de la misma Conferencia (COP 21) en 2015.

Estas informaciones, sin duda, son de una importancia y gravedad inmensas para la sobrevivencia de la humanidad y deberían haber tenido una intensa divulgación mundial, despertando un alto interés en todas las personas. No fue lo que aconteció. Esto pasó casi desapercibido por los medios mundiales.

¿Por qué esa “distracción” mundial? ¿Quién controla los principales medios internacionales? ¿Quién define y decide políticas y acciones sobre el clima y el ambiente en las grandes y más contaminadoras potencias del planeta? Esto involucra principalmente a EE.UU., Rusia, China, Europa, India y otros.

En la indiscutible mayor potencia económica y militar del planeta, con la misma fecha (08/11/2016), las elecciones fueron ganadas (llevando Trump a la presidencia) por el Partido Republicano, que el profesor del M.I.T. y célebre intelectual norteamericano, Noam Chomsky, define como “la más peligrosa organización de la historia mundial”. Chomsky también hace duras críticas a los demócratas (incluso al expresidente Obama) pero piensa que los republicanos, casi sin excepción, ya salieron del límite de la decencia civilizatoria y sólo defienden intereses elitistas sin importarles la seguridad de su propio pueblo, y mucho menos de los pueblos de otros países.

En su libro “Who rules the World?” (New York, 2016), este profesor comenta que  todos los pre candidatos presidenciales republicanos son negacionistas en relación al calentamiento global, y el propio Trump exigió el aumento rápido del consumo de combustibles fósiles, la anulación de regulaciones y el fin de la ayuda a los países en desarrollo que busquen soluciones de energía sustentable.

En el Congreso norteamericano, la mayoría republicana ya había rechazado cualquier compromiso vinculante de países en los acuerdos de París de la COP 21.

El negacionismo del calentamiento global es una “bandera” de los republicanos (principalmente con Trump en la presidencia de EE.UU.), que se difunde mundialmente para todos los movimientos políticos de ultraderecha, con argumentaciones muchas veces insanas, fanáticas y hasta ridículas, como en el caso de un coordinador republicano de una Comisión del Medio Ambiente en el Congreso de EE.UU, que considera “imposible” el calentamiento global con sus efectos amenazadores, porque “Dios prometió a Noé que no habría otro diluvio universal”. Sobre este hecho, el profesor Chomsky comenta sarcásticamente que es el tipo de fanatismo que algunos aplican también a la creencia ciega de “infalibilidad del mercado”, que no les permitió prevenir la gigantesca crisis financiera de 2008.

LA AMENAZA NUCLEAR.

Así como en la cuestión ambiental, para referirse a la amenaza nuclear es necesario detenerse más en informaciones sobre la nación más poderosa del planeta, sin contrapeso también en el área bélica, con armamentos en cantidad, poderío, tecnología y área geográfica, mayor que la suma de todas las otras naciones del planeta. Esto incluye avanzadísimas tecnologías (conocidas y secretas), bases militares en todos los continentes, armamento terrestre, marítimo y aéreo convencional y nuclear, armas químicas y biológicas, armas espaciales, etc. Con un presupuesto anual militar de tamaño también colosal de la mayor potencia militar de la historia. El cuadro divulgado por el senador demócrata B. Sanders en 2018, nos da una idea de los gastos en ese poderío armamentista.

Desde el siglo pasado, diversos presidentes de EE.UU. han definido y mantenido “doctrinas” estratégicas para aumentar y consolidar permanentemente el poderío militar, e influencia política y económica del país. En la administración Clinton, por ejemplo, el comité estratégico STRATCOM produjo un estudio titulado “Principios Fundamentales de Intimidación (“deterrence”) en el período pos Guerra Fría”, donde se establece que los EE.UU. deben mantener el derecho de lanzar un primer ataque, aún contra países no nucleares.

La idea básica, según explica el profesor Chomsky, es que EE.UU. tenga una “primacía estratégica”, de manera que un enemigo no logre ni hacer ataque de respuesta al primer ataque. Este tipo de política, definida entre cuatro paredes sin divulgación ni consultas en ambiente democrático, ha sido mantenido en diversas administraciones del país, tanto republicanas como demócratas.

Esa estrategia justificaría la expansión de las bases de la OTAN para el Este europeo, violando las promesas verbales hechas por EE.UU, al ex dirigente soviético Gorbachov, cuando la URSS estaba colapsando, y el ruso concordó con la reunificación de Alemania, sin exigir un compromiso escrito, por ingenuidad y/o incompetencia. Además de la expansión para la ex Alemania Oriental, la OTAN en los años siguientes se expandió con bases militares y sistemas de misiles para las fronteras de Rusia.

Teniendo esa situación como “telón de fondo”, países como Rusia y China también aumentan su poder bélico, aumentando la preocupación de sus vecinos. Además, diversos incidentes han sucedido, desde  la crisis de los mísiles en Cuba (1962), colocando al mundo al borde de una guerra nuclear. Muchas veces estos incidentes son provocados por error humano con sistemas de control poco robustos. El especialista norteamericano en seguridad nuclear, Bruce Blair, citando estudios de otros especialistas, relata que entre 1977 y 1983 acontecieron por lo menos 43 falsas alarmas de ataque nuclear por año. Hubo un año con 255 alarmas de este tipo. Y estos estudios son relativos solamente a sistemas de control nuclear de EE.UU. ¿Cómo es el riesgo de fallas de otros países nucleares, por ejemplo de Pakistán?

Analizando estos asuntos el profesor Chomsky concluye que las perspectivas de “sobrevivencia decente” de la especie humana no son altas a largo plazo. Y agrega que hace décadas se sabe que el primer ataque de una potencia nuclear, aunque no tenga respuesta debido a la aniquilación del enemigo, destruiría todo, incluso al primer agresor, debido al “invierno nuclear” que vendría inevitablemente a continuación.

¿QUÉ HORA ES ENTONCES EN NUESTRO PLANETA?

Volviendo a la pregunta inicial, recordemos a los punteros del “Reloj del Juicio Final”, del Boletín de los Científicos Nucleares, publicado en enero de 2015. Ese reloj ya nos decía que faltan sólo 3 minutos para la media noche, hora final para la especie humana.

En ese Boletín, también citado por el profesor Chomsky, se explica que los punteros fueron adelantados por causa de las dos mayores amenazas a nuestra sobrevivencia: las armas nucleares y las alteraciones climáticas descontroladas. Los líderes mundiales son condenados por su fracaso en actuar con agilidad y/o en la escala necesaria para proteger a los ciudadanos de una potencial catástrofe, colocando en riesgo a todas las personas del planeta, al fallar como líderes en su tarea más importante, que es asegurar y preservar la salud y la vitalidad de la civilización humana.

Cabe a todos nosotros, como ciudadanos, un activismo y movilización en diversos grados y formas por la preservación ambiental y la paz mundial. Debemos exigir de nuestras autoridades, líderes, políticos y legisladores una postura e accionar honesto, transparente y coherente con esos principios, tomando en cuenta los intereses y la opinión de la mayoría de la población.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl