Las personas y la ciudadanía deben estar conscientes de los pasos que se dan, para orientar el desarrollo o para estancarse y retroceder... El próximo plebiscito, es una oportunidad de desarrollo para la ciudadanía y para dignificar al ser humano y transformarlo en soberano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Salvemos la Laguna La Señoraza de Laja

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

Las comunidades de Laja y San Rosendo están librando una dura batalla contra la Municipalidad de Laja en defensa de la laguna-humedal La Señoraza, de acuerdo a lo informado por los medios y las redes sociales. La laguna, ubicada en el sector sureste de la ciudad, tiene el 46 % de su perímetro rodeado por zona urbana [1].

Varios vecinos, entusiastas y aguerridos defensores de los bienes naturales de la ciudad de Laja, se han unido formalmente en torno a la “Agrupación Salvemos la Laguna La Señoraza”, con el objetivo de salvar la laguna de su deterioro e impedir que el alcalde y sus amigos continúen con los trabajos de alteración de los bordes de la laguna con fines de construcción de una vía costanera y obras de urbanización, iniciados de modo ilegal y anti-constitucional el 18 de mayo de 2020.

El proyecto de marras pretende urbanizar la zona para construir edificios de departamentos de 5 pisos en sectores alrededor de la laguna –que incluye la construcción de una vía costanera pavimentada y la instalación de gaviones  en la orilla para contener rellenos con material pétreo y tierra-, se estaba realizando “entre cuatro paredes”, a espaldas del pueblo, sin consultas ciudadanas, sin un Estudio de Impacto Ambiental –EIA- (ni siquiera una Declaración de Impacto Ambiental –DIA).

Todo esto ha sido posible por la liviandad intrínseca y líquida de la legislación ambiental chilena, de las pobres actuaciones del Ministerio de Medio Ambiente –MMA- y por los excesivamente permisivos planes reguladores (que deberían llamarse con más propiedad planes “des-reguladores”), a cargo de los lineamientos pre-aprobatorios del Ministerio de la Vivienda –MINVU- y del Servicio de Vivienda y Urbanismo –SERVIU- y posterior consolidación y aprobación en las Direcciones de Obras de las municipalidades, para después pasar “como por un tubo” a aprobación final de los COREs y los Intendentes regionales,…y “san-se-acabó”.   

A raíz de las gestiones de la Agrupación citada y de los recursos judiciales interpuestos,  la justicia paralizó las obras de construcción de la Costanera Sur en la laguna, “al acoger una orden de no innovar solicitada en el segundo de los recursos de protección presentados contra el municipio y la empresa a cargo del proyecto, la constructora Manque” [2] [3]. El primer recurso fue presentado por el consejero Javier Sandoval junto a vecinos y grupos ambientalistas.

Cabe mencionar que las obras se están realizando con el aporte de fondos públicos del GORE Biobío, sin previa verificación de los respectivos departamentos jurídicos de la legalidad en el manejo del proyecto. Es posible que debido a ello se pueda retener el pago de los 1.400 millones de pesos asignados a la Municipalidad de Laja, si se constatasen irregularidades en la licitación.

Tanto el alcalde Vladimir Fica como la empresa constructora Manque, aseveran -por su falta de conocimientos medio ambientales-, que la laguna “no es un humedal porque no ha sido declarado oficialmente como tal”. La Superintendencia de Medio Ambiente, en informes evacuados, ha afirmado que como cuerpo de agua la laguna y su entorno inmediato constituye un humedal pues cumple en todos los aspectos con la definición nacional e internacional de humedal [4].

Una intervención de la laguna como la pretendida por el municipio de Laja, evidentemente provoca fuertes impactos ambientales negativos, los que podemos enunciar sucintamente: a) alteración de la cobertura vegetal por construcción de taludes y movimientos de tierra en el entorno que dejan la superficie de los terrenos expuesta a la erosión pluvial y acarreo de sólidos contaminantes (limos y arcillas) hacia el cuerpo de agua; b) alteración de la flora lacustre de borde (totorales y otras especies) en la que anidan aves acuáticas (patos, cisnes, etc.); c) desnaturalización del paisaje por obras inadecuadas proyectados por personas que carecen de conocimientos mínimos de ecología y paisajismo natural; d) acercamiento excesivo y agresivo  de construcciones urbanas hacia el borde de la laguna, sin consideración alguna de franjas de amortiguamiento antrópico debidamente determinadas por geógrafos, botánicos, zoólogos e ingenieros ambientales; e) cortes de cerros inadecuados e inconvenientes en zonas perimetrales sin control ni inspección municipal ni de agentes del Estado con el objeto de generar superficies planas para construir sin consideración alguna de afectaciones directas e indirectas a la laguna; f) fomento de procesos de eutroficación, sedimentación y contaminación del agua por las acciones anteriores citadas; g) desconsideración de que un cuerpo de agua, como esta laguna, debe mantenerse lo más puro y limpio posible, no solamente para beneficio irrenunciable de la flora y fauna autóctonas y su mantención, sino como receptáculo y fuente de suministro de agua potable para eventos de desastres provocados por fenómenos naturales, como los terremotos; h) perturbación del estado de paz y sosiego que aporta la laguna y su entorno  a la fauna, la flora y los humanos; i) violación de las costumbres y actos culturales tradicionales de la población mapuche de Laja, entre otros.

Como la Corte de Apelaciones de Concepción, falló la semana pasada en contra del recurso de protección presentado por la agrupación lajina y otros patrocinadores, solo cabe esperar los resultados y fallo luego de la presentación del recurso en apelación ante la Corte Suprema.

Tenemos la esperanza de un resultado favorable, dada la jurisprudencia que generó el histórico fallo unánime de la Corte Suprema en favor del Humedal Llantén de Puerto Montt [5] [6].

[1]   https://es.wikipedia.org/wiki/Laguna_La_Se%C3%B1oraza

[2] https://www.terram.cl/2020/06/corte-penquista-paraliza-obras-de-construccion-de-costanera-en-laguna-la-senoraza-de-laja/

[3]https://radio.uchile.cl/2020/07/26/salvemos-la-senoraza-la-lucha-medioambiental-de-laja-que-no-detiene-la-pandemia/

[4]https://munilaja.cl/w/aprobada-construccion-de-muelle-flotante-en-laguna-senoraza/

[5] https://www.diarioconstitucional.cl/2018/08/28/cs-acoge-proteccion-y-ordena-medidas-de-proteccion-de-humedal-en-puerto-montt/#:~:text=En%20fallo%20un%C3%A1nime%2C%20la%20Corte,la%20ciudad%20de%20Puerto%20Montt.

[6]https://laventanaciudadana.cl/fallo-de-la-corte-suprema-salva-al-humedal-llanten/

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

2 Comentarios en Salvemos la Laguna La Señoraza de Laja

  1. Bien, muy bien , eso es , denunciar, denunciar, por ahora hacer conciencia ese es el camino.
    Felicitaciones al autor

    • Gracias don Raúl. Es lo que creo corresponde hacer; denuncias sobre la base de fundamentos explícitos, explicados de modo simple a fin de «hacer conciencia» y entregar contenido para conocimiento de comunidades y autoridades.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl