El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

The Neon Demon

The Neon Demon, 2016, dir. Nicolas Winding Refn.

por Iván Ochoa Quezada.

Aunque ya contaba con varios trabajos a su haber, el momento en que Drive (2011) vio la luz del día se convirtió, indiscutiblemente, en el pináculo de la carrera del danés Nicolas Winding Refn. Adjudicándose todo, desde clamor popular hasta el prestigioso Prix de la Mise en Scène en Cannes, la cinta de Ryan Gosling elevó al realizador al puesto de los más interesantes formalistas trabajando fuera de los Estados Unidos. Y sin embargo, muchos afirman que desde ese instante en adelante sólo ha trabajado en cavar su propia tumba.

Su siguiente esfuerzo, Only God Forgives (2013), fue abucheado en el mismo festival que dos años antes le otorgó su máximo reconocimiento – tachándolo de cínico, vacío, y simplemente aburrido. Los mismos adjetivos surgieron este año en el estreno de The Neon Demon, sugiriendo que quizá el director es, usando un anglicismo, un one hit wonder – un genio con una única obra brillante.

Si bien es cierto que Neon Demon es, a primera vista, más un ejercicio plástico que una meticulosa/absorbente/emocionante exploración de su propuesta, también lo es que al menos es bastante coherente: una historia sobre el férreo culto a la imagen (vista a través de los ojos de una joven que avanza en su carrera como modelo y se enfrenta a la envidia de otras) no podía verse de otro modo. Los ojos entrenados de Winding Refn y su directora de fotografía Natasha Braier son capaces de capturar imágenes sublimes, y con eso lograron ganarse a muchos de los adeptos de la cinta desde el momento en que liberaron su primer tráiler; pero también sucede que la película destila una sensación sumamente fría, desligada y anémica. Sus personajes parecen unidimensionales y robóticos. Repasando el tema de la historia, una vez más, estas observaciones se vuelven coherentes, pero también es entendible que resulten frustrantes para muchos espectadores. De cierta forma me recuerda a una pregunta retórica que alguna vez escuché en una de mis clases de cine: ¿es necesario, por ejemplo, que una película sobre el aburrimiento sea aburrida? Por supuesto, hay tantas respuestas como espectadores.

The Neon Demon acaba de ser estrenada en DVD/Blu-ray.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl