En esta vida, bien nos vale: Ser humildes para aprender de los demás, sin ser humillado y ser orgulloso de lo que uno es, sin ser arrogante!!!
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Votar es importante y por quién, también

La elección presidencial de éste 19 de noviembre, constituye uno de los momentos más importantes de los últimos años. Está en juego o en disputa tres elementos de fondo. En primer lugar, la ciudadanía tiene la posibilidad de elegir entre varias opciones cuál es aquella candidatura que expresa, en una vocación de mayoría y de mejor forma, los anhelos de un país con mayores derechos, libertad e igualdad; es decir, aquella candidatura que representa una mirada de sociedad en la cual el dinero, el consumo y lo material no son lo central de la vida de las personas. Se trata de superar aquella mirada economicista que cosifica las relaciones sociales, las circunscribe al tema monetario. Si usted paga, conlleva mayor compromiso. Como si la plata fuera proporcional al compromiso con determinados valores.

En segundo lugar, esta elección está cruzada no sólo por los importantes niveles de desafección que existen entre la ciudadanía y los actores políticos, sino también por el cuestionamiento ético respecto al actuar de algunos políticos y candidatos. De ahí entonces, la importancia de ir a votar y no apoyar a aquellos candidatos que tienen o han tenido actuaciones reñidas con la ética. Votar por alguien que está vinculado al financiamiento irregular de la política, que ha emitido boletas “ideológicamente falsas”, que elude impuestos o que insulta por las redes sociales, implica que usted es cómplice de esas prácticas, las ampara y las termina respaldando con su voto. Por lo tanto, si usted quiere una mejor política y un mejor sistema democrático, no vote por personas que han tenido esas actitudes o que enarbolan discursos y prácticas discriminatorias y excluyentes.

En tercer lugar, es tomar conciencia de la importancia de votar, pero no sólo aquello también por quien votar. El voto es un poderoso instrumento de cambio; sin embargo una ciudadanía que carece de formación política, de cultura cívica, de participación, que se resta de los debates públicos, difícilmente podrá valorar el sentido que tiene el sufragio. De más está decir lo que significó en Chile las luchas para acceder al derecho a voto de todas y todos los chilenos o cómo se anhelaba el derecho a votar en dictadura. Se puede comprender la rabia, molestia y desencanto con los políticos, pero aquello no puede hacernos perder de vista que una cosa son los dirigentes o parlamentarios y otra muy distinta la política como mecanismo de participación y representación.

Por eso es importante votar; no sólo para decir por quien o quienes serán los encargados de legislar en nuestro país, sino también para sentirse parte de ese proceso. Cuando usted vota, no solamente está ejerciendo el derecho a decidir, también se hace parte en la construcción sobre qué Estado y sociedad  queremos construir, no sólo para usted, sino también para las futuras generaciones.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl