Las personas y la ciudadanía deben estar conscientes de los pasos que se dan, para orientar el desarrollo o para estancarse y retroceder... El próximo plebiscito, es una oportunidad de desarrollo para la ciudadanía y para dignificar al ser humano y transformarlo en soberano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Presidente: ¿Parte de solución o el problema?

Danny Gonzalo Monsálvez Araneda

Doctor en Historia. Universidad de Concepción.

Si las encuestas tienen algo de credibilidad, podríamos decir que estamos en presencia del peor presidente en la historia de Chile, no sólo por lo que dicen las cifras, sino más bien por los paupérrimos niveles de credibilidad, respeto y legitimidad ante la población, peor aún, en un régimen híper presidencial como el nuestro, nos encontramos con un presidente ausente, que en el último tiempo no sale a la calle, repite frases rebuscadas, atrincherado en La Moneda que básicamente aparece cada cierto tiempo para realizar puntos de prensa pero sin aceptar preguntas y que decidió avanzar en una línea que privilegia lo punitivo y militar por sobre lo social y político. En vista de aquello, parece legítimo seguir preguntándose si Sebastián Piñera es a estas alturas la solución a la crisis o una parte importante del problema; asimismo, cabe inquirirse si el presidente ha logrado comprender la profundidad y gravedad de lo que estamos viviendo o simplemente decidió avanzar hasta las últimas consecuencias, no importando el daño que está causando, no necesariamente a su imagen o sector, sino que al país en su conjunto. En ese sentido la pregunta es obvia ¿Hasta cuándo durará todo esto?

No cabe duda que después de cuarenta y tantos días de movilización y protestas, vastos sectores de la población (en las calles y encuestas) siguen exigiendo de manera urgente cambios de fondo a temas de salud, trabajo y previsión por ejemplo; sin embargo, el modelo o sistema no se ha tocado un ápice, más bien permanece incólume producto de la defensa acérrima que han realizado quienes hoy tienen la responsabilidad de conducir el país, si es que algo de conducción queda. Por lo tanto y a la luz de lo que hemos presenciado, difícilmente los progenitores y guardianes el modelo, se atreverán a tocar su creación, del cual se han sentido tan orgullosos, con suerte determinadas modificaciones (bonos, planes especiales y una que otra reforma), pero que no impliquen poner en riesgo cuarenta años de hegemonía neoliberal. Hegemonía que resiste con todo el embate de la calle, ya sea en La Moneda, Congreso y medios de comunicación.

Es que existe mucho en juego y en disputa como para aventurarse en una acción de ese tipo, por eso el discurso de la autoridad se ha focalizado en el tema del orden social, la seguridad pública, un respaldo irrestricto a Carabineros y pensar a las Fuerzas Armadas como protagonistas activos del proceso. Que decir de los constantes llamados a condenar la violencia y apoyar la paz, en un discurso que de tanto repartirse ha terminado por fastidiar o simplemente no es tomado en cuenta. Para peor, el gobierno intentó centrar el debate en los saqueos y el vandalismo, buscando con ello desmovilizar a la ciudadanía, bien deslegitimar la movilización o simplemente crear maliciosamente una confusión y relación entre la movilización, los saqueos y el vandalismo.

En consecuencia, una autoridad o un gran político, de esos que tienen la responsabilidad del cargo, altura y estatura de líder, debería tener la capacidad, claridad y lucidez para darse cuenta cuando ya no se es capaz de superar una crisis y además, son ellos parte del problema y están causando un daño a la sociedad. Cuando insisten en aquello, parece ser que es por ansias de poder, vanidad o simple irresponsabilidad e indolencia.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

2 Comentarios en Presidente: ¿Parte de solución o el problema?

  1. Simple y concreto: Es el principal problema.
    Es el mejor representante y defensor del Neo Liberalismo.
    El cree que acumular dinero es lícito, necesario y es su forma de vida a cualquier costo, incluso con ilícitos que han quedado impunes.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl