«Aquellos o aquellas que creen que la política se desarrolla través del espectáculo o del escándalo o que la ven como una empresa familiar hereditaria, están traicionando a la ciudadanía que espera de sus líderes capacidad y generosidad para dar solución efectiva sus problemas.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La Recuperación de los Casos

Pablo Palma Soza

Psicólogo Magíster en Psicología Social Docente Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades Universidad Autónoma de Chile Sede Talca

El tiempo sin Aroma, sin relato, sin propósito como mero paso de todo (Han, 2021) ya es una constante, aceleramos el paso y hacemos mucho pero sin necesariamente ser realmente importante, estamos todos juntos pero separados no somos un grupo sino que un enjambre (Han,2014) disgregado, gritando por seprado, en este escenario  la información pasa a reemplazar las cosas físicas, es mas ya se venden terrenos en “meta”, el mundo virtual del creado por el fundador de  Facebook, ya se vive más en las redes sociales que en la vida real, ya juntamos experiencias y vivencias en las redes como información más que cosas. Lo paradójico es que se supone que las cosas tampoco debíamos juntarlas, era acumular, era capitalismo tradicional desenfrenado, sin embargo lo interesante del tacto es el arraigo, es la historia es lo tangible, el uso de más de un sentido, la información digital no permite eso , te desarragia, te quita artefactos que el ser humano ha utilizado desde siempre, y de paso toda tu información depende de un proveedor de la misma, de su gestión y debemos confiar nuestra vida transformada a información a estos proveedores.

El neoliberalismo del siglo XXI es el capitalismo como filosofía de viada , más allá de los espacios del mercado a cada rincón de la vida humana, nada escapa a la transacción económica, por tanto las cosas ya no son suficientes, pasamos a la información que lo es todo, es decir nos digitalizamos y esa trasnformacion no nos pertenece tiene un dueño al cual se la entregamos libremente a cambio de visibilidad, mucho narcisismo y por cierto la opción de vincularse socialmente , previo intercambio económico, si no estamos en estas redes no existimos, nos convertimos en unos parias sociales, alienados en los bordes de la misma sociedad, una otredad.

En este escenario pasa algo sumamente contraproducente, que las cosas pasan a generar arraiago y su uso y cuidado una discidencia en si misma, las colecciones de películas  y libros físicos, discos etc, pasan a ser lo más revolucionario que hay, la manipulación de los artefactos es lo básico de estar en el mundo (Heidegger,2005) , por lo que la limitación de lo mismo nos estaría al menos llevando a una nueva realidad, algo no malo per se, si no fuera por los problemas que está acarreando, de pérdida de los vínculos, salud mental, física y perdida de sentido, éste ultimo creo de los más grave que puede pasarnos.

No se trata de negarse al cambio por que si, este escrito está en un medio digital, se trata de hacer el ejercicio de saber las consecuencias para nuestra realidad, como nos enferma y como también no debemos perder lo que nos resulta, el llamado es a la recuperación de las cosas, los artefactos , y por consecuencia los vínculos, no de una forma fetichista o acumuladora, no es la idea vivir de las cosas sino que vivir a través de las cosas pero recuperando lo que nos permitió la supervicencia y desarrollo como especie, el gregorismo y la concerniente superación de problemas y de lo principal superar una realidad solitaria.

No dejemos que el consumismo desenfrenado se robe nuestras experiencias y nuestra vida, utilicemos la información sin convertirnos en infomatas (Han, 2021) o seres meramente digitales, necesitamos controlar nuestra corporalidad y por cierto también los nuevos campos de acción del ser humano donde se realizarán las próximas batallas políticas con respecto a que sociedad queremos y que esta discusión no sea absorbida por el mercado en su totalidad y solo en las áreas que realmente le son afines.

La productividad como centro de la vida a partir de la información nos puede lleva a ser más eficientes pero nos enfermará enormemente más aún si perdemos las cosas poco a poco que tanto tiempo nos han acompañanado a lo largo de nuestra vida diaria. Necesitamos recuperar nuestras vidas y no servir como un dato más de información en una larga cadena de producción.

Bibliografía

Han, B. C. (2014). En el enjambre. En el enjambre, 1-109.

Han, B. C. (2021). No-Cosas.Tauros Editorial.

Heidegger, M. (2005). Ser y Tiempo (rustica). Editorial universitaria.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl