«La violencia debe ser desterrada de la vida nacional… esto no se resuelve con respuestas técnicas, burocráticas ni policiales por sí solas, todas las expresiones de violencia que vivimos, tienen un origen político, social, cultural , sociológico y, sus respuestas pasan por propuestas que apunten a  cambios culturales, cambios conductuales y planes integrales de salud mental para la ciudadanía. Los profesionales del área, las universidades, las instituciones todas y el estado deben hacerse cargo del tema, con autocrítica y real compromiso con el tema.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Pensamientos de Tomás Moro.

Equipo laventanaciudadana.cl

Periodismo ciudadano.

Tomás Moro, abogado, diplomático, político y humanista, nació en Londres el 7 de febrero de 1476. Estudió en St. Anthony School, Canterbury de la U. de Oxford y leyes en New Inn de Londres. Católico, ingresó a la Tercera Orden franciscana. Fue juez, y miembro del parlamento británico. Embajador en Flandes, ahí desarrolló su obra fundamental: “Utopía” (1515). Asesor, amigo y Lord Canciller de Enrique VIII, se negó a aceptar su divorcio de Catalina de Aragón y a reconocer la supremacía real sobre el papado. Condenado por alta traición, fue ejecutado el 6 de julio de 1535. La Iglesia Católica lo proclamó santo y patrono de los políticos y gobernantes.

“Si el honor fuera rentable, todo el mundo sería honorable”.

“Nada se puede dar a un hombre si no es quitándoselo a otro”.

“El hombre no puede ser separado de Dios ni la política de la moral”.

“Los hombres cuando reciben un mal lo escriben en mármol, mas si se trata de un bien lo hacen en el polvo”.

“Es preciso que obréis de tal manera que si no podéis hacer todo el bien que deseareis logren vuestros esfuerzos por lo menos frenar el mal”.

“Dame un alma que no conozca el aburrimiento, los refunfuños, los suspiros y los lamentos, y no permitas que tome demasiado en serio una cosa tan invasiva que se llama el “yo”.

“Yo creo que lo que más contribuyó a convencerlos fue decirles que Cristo enseñó a los suyos que todas las cosas eran comunes y que esa comunidad todavía permanece en las comunidades verdaderamente cristianas”.

“El día de su coronación juró solemnemente que jamás tendría en sus arcas más de mil libras de oro. Dicen que esta ley fue hecha por un buen rey que se preocupó más del bienestar de su pueblo que del suyo”.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl