A nuestra ciudadanía, aún le falta orgánica, disciplina y a sus líderes generosidad!!! Esta elección de constituyentes es una muestra de lo anterior, reflejada en dispersión y falta de unidad... Los partidos una vez más sacan provecho de estas insuficiencias ciudadanas y manipularon los métodos de esta elección, para sus nefastos objetivos.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Colaboración entre plantas, “El efecto nodriza”

María Gabriela Saldías Peñafiel

Ingeniero Agrónomo- Paisajista. Investigadora y docente, Escuela Arquitectura del Paisaje, Universidad Central de Chile.

Se entiende por efecto nodriza una suerte de colaboración entre plantas, en que las más grandes o adultas generan un ambiente favorable para la vida bajo la proyección de su copa, sea ésta un árbol o un arbusto. Ocurre que con el resguardo del follaje se crea un microclima provisto de una baja amplitud térmica donde se conserva por mayor tiempo la humedad.

Dependiendo de la localización biogeográfica las especies que aportan en este sentido varían. En ambientes áridos y semiáridos suelen ser los espinos, algarrobos y litres los protagonistas, pero también son los arbustos en extensas áreas en que el paisaje está definido por vegetación del tipo matorral[1].

Una consecuencia del efecto nodriza es lo que se conoce como reclutamiento de plántulas que está relacionado con las posibilidades que tienen las especies de perpetuarse, es decir que las semillas germinen y las pequeñas plantitas crezcan bajo la sombra de una planta benefactora o nodriza. Se podrían comparar las plantas nodrizas con una super madre capaz de proteger y crear las condiciones necesarias para la vida, sin distinción de especie ni forma de crecimiento. Las plántulas podrían ser árboles, arbustos o hierbas de una amplia variedad de familias y géneros. Además, en esta gran familia ecosistémica se acoge también a la fauna.

Más allá del efecto directo a la flora y fauna del lugar, está el efecto mejorador de  suelos.  Al depositar la hojarasca bajo ellos el suelo mejora la capacidad de absorción, la aireación, el contenido de materia orgánica, la fertilidad y la vida de macro y micro organismos. Cuando por efectos de tala, sobrepastoreo e incendios se pierde la cobertura de arbustos incide fuertemente en el ecosistema al disminuir la infiltración de agua, incrementar la escorrentía y las probabilidades de erosión del suelo. Finalmente son los suelos los que permiten la expresión, salud y funcionamiento de los ecosistemas.

El efecto nodriza es especialmente relevante en ambientes áridos y semiáridos de nuestro  país en que las condiciones climáticas son adversas para el reclutamiento y establecimiento de plántulas y domina el  paisaje de matorral, lo que ocurre desde el centro hacia el norte con un diseño en base a parches. Cada uno de esos parches son fundamentales para asegurar el recambio generacional ya que actúan como nodrizas. Por el contrario entre los parches el excesivo asoleamiento, exposición a los herbívoros y falta de agua hacen muy improbable la sobrevivencia.

Tal como plantean los autores Molina Montenegro et al[2] la presencia de nodrizas es un mecanismo clave para la recuperación de las zonas xerofíticas y una estrategia para programas de reforestación. Aplicando este conocimiento de podría potenciar la restauración de paisajes sembrando o plantando bajo la sombra de los escasos árboles y arbustos existentes.

Bajo los mismos principios que rigen en la naturaleza es posible también aprovechar el efecto nodriza en ambientes urbanos. Aun cuando se trate de plantaciones y paisajes construidos por el ser humano, basta con observar los jardines y áreas verdes para apreciar como las plantas se influyen, en particular en esta época en que los efectos del cambio climático se perciben. A modo de ejemplo es habitual encontrar pequeñas plantitas de germinación espontánea creciendo bajo la proyección de la copa de un árbol o arbustos en jardines de tipo silvestre o con baja intervención. En el mismo sentido la cercanía entre plantas genera una atmósfera más húmeda que las beneficia.

En términos prácticos, lo más recomendable es plantar creando asociaciones de plantas que incluyan árboles, arbustos y hierbas simulando lo que ocurre en la naturaleza y beneficiándose de la proximidad y el maravilloso efecto nodriza.


[1] Gutiérrez, J.R. y Squeo, F.A. 2004. Importancia de los arbustos leñosos en los ecosistemas semiáridos de Chile. Ecosistemas 2004/1

[2] Molina-Montenegro M, Oses R, Torres- Díaz C y P. León-Lobos. Evaluación del efecto nodriza como estrategia para promover el establecimiento y desempeño de plantas endémicas en la Región de Coquimbo. Fondo de investigación del bosque nativo, Conaf

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

4 Comentarios en Colaboración entre plantas, “El efecto nodriza”

    • Me alegro Lia que sea de su agrado y que encuentre sentido al artículo. Son granos de arena para entender más el mundo que nos rodea y ayudar a su conservación. Gracias por su comentario!

    • Así es Ester, un privilegio trabajar con las plantas y los jóvenes. Muchas gracias por su comentario.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl