La ciudadanía debe confirmar lo señalado en el plebiscito: ¡La soberanía , en manos del soberano!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

LA DEMOCRACIA DERROTÓ A TRUMP

Especial para La Ventana Ciudadana
Desde Madrid, España.

Le preguntan a un destacado analista internacional español “si es posible que Donald Trump pueda realizar alguna escaramuza grave, con el fin de impedir la entrega de la Presidencia de Estados Unidos”, acto previsto para el 20 de enero. La respuesta fue “Con Trump, ya se ve, todo es posible”.

Los hechos acontecidos el miércoles en Washington, cuando una turba alentada por el aún Mandatario estadounidense invadió el Capitolio con el fin de impedir que el parlamento ratificara la victoria de Joe Biden, demuestran que en el país del norte la sombra del fascismo ha comenzado a extenderse peligrosamente.

Y no hay que tener miedo a denunciarlo.

Trump ha mostrado un egocentrismo y una prepotencia que rayan en los límites de la cordura. Alcanzó la Presidencia contra todo pronóstico, alzando la voz en temas que potenciaban los anhelos nacionalistas y xenófobos más violentos y oscuros. Me recordó lo ocurrido en la Alemania de comienzos de los años 30.  Pero nunca imaginé que su trayectoria presidencial iba a ser tan convulsa, tan llena de contradicciones y tan absorbente, que confundió a la ciudadanía estadounidense hasta poco antes de llegar a su último año de gestión.

Cuando el proceso democrático marcó la elección entre continuar por el despeñadero o retomar la senda de la democracia consecuente, la ciudadanía se dio cuenta del peligro que corría lo construido durante años de Historia.  Sin embargo, la votación de Trump indica que con su semilla ha germinado mala hierba. Aunque sean muchos millones de votos de diferencia obtenidos por Joe Biden, la duda incrustada por Trump aún tiene seguidores. Quedó demostrado el miércoles que la acción contra el Capitolio, calificada como un detonante para llevar adelante un hipotético golpe de estado, lleva la firma del fascismo anti democrático.

Biden ganó limpiamente las elecciones. Las decenas de denuncias presentadas por Trump y su gente, fueron rechazadas una a una por carecer de veracidad. Y el parlamento no se dejó amedrentar y ratificó el resultado de las urnas. Por lo mismo, el mundo entero reaccionó con rapidez, apoyando la institucionalidad de Estados Unidos y criticando la desfachatez del aún Presidente.

Lo vivido allí debe llamarnos a la reflexión sobre el papel de la ultraderecha en el mundo. Se está aprovechando del quiebre del sistema neoliberal para alentar otro excluyente, xenófobo, dictatorial, fascista. Pónganle el nombre que quieran, pero ya hemos vivido, local y globalmente, esa  aberración.

Afortunadamente, la democracia ha conseguido derrotar los intentos violentistas en Estados Unidos. La democracia sigue siendo el mejor sistema de convivencia que se ha dotado la Humanidad. Y en su estructura posee los elementos que permiten avanzar en progreso, en igualdad y en libertad. Por lo tanto, es muy importante sacar como conclusión que tenemos en nuestras propias manos derrotar el oscurantismo propiciado por mentes calenturientas y, con responsabilidad social,  abrir puertas y ventanas a la convivencia  en paz.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl