La soberanía radica en la Ciudadanía y debe expresarse con deberes y derechos, con disciplina y responsabilidad. Sin embargo, también debemos tener una gran cuota de valentía y fortaleza, para defenderla de aquellos que desean apropiarse de ella!

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Mi plata es mi patria

Durante el fin de semana del 1 al 3 de enero, se produjo un robo en la comuna de Vitacura, uno de los territorios emblemáticos del “Rechazo”. Los delincuentes se introdujeron al local de la boutique DPG ubicado en calle Alonso de Córdova y sustrajeron mercaderías avaluadas en 400 millones de pesos. El propietario del negocio, Deepu Payanani, en declaraciones a la prensa señaló: “Trabajo productos exclusivos, de los que adquiérela realeza europea o personajes como Cristiano Ronaldo… cada perfume se vende entre los 300 y los 400 mil pesos”. Sin comentarios.  Punto aparte.

El centro de investigaciones CIPER sorprendió a fines del año 2020, al informar que la Primera Dama de La Nación, María Cecilia Morel Montes, en plena pandemia, había viajado a la ciudad de Miami, en los EE. UU., junto a sus hijas Magdalena y Cecilia “a comprar regalos de Navidad”. El hecho llamó la atención tanto por la absoluta reserva con que se encubrió el viaje (incluso recurriendo a operaciones distractivas manejadas desde su oficina en La Moneda) como por hacerse evidente la crisis de abastecimiento de juguetes que enfrenta el país y que obliga (a quienes pueden hacerlo) a abastecerse en el extranjero.  

La principal ciudad del Estado de Florida, ha estado desde antes del viaje de Cecilia en el foco de atención de los chilenos. A partir de mediados de noviembre, el diario El Mercurio ha publicado, en día domingo, grandes avisos, de una página completa, invitando a los chilenos a invertir precisamente en Miami. La inversión publicitaria fue coronada por un reportaje de “El Mercurio – Inversiones”, publicado el 11 de enero de 2021, con el título de “El repentino interés de los chilenos por Miami”.  

Para cerrar el ciclo, el matutino de Vitacura entrevistó el pasado domingo 11 de enero, a Patrick Dwyer, director general del Boston Private Wealth Managment and Trust, firma estadounidense asociada a la empresa chilena Acciona Capital. Sus declaraciones fueron clarificadoras:

 “Algunas de las mayores fortunas del país (se refiere a Chile) han venido a nuestra oficina, en la mitad de la pandemia, buscando cambiar el domicilio de las inversiones. No solo eso: buscan la ciudadanía estadounidense para ellos o miembros de sus familias”.

El diario comenta: “Este norteamericano, experto en asesorías patrimoniales privadas se hace cargo de algo que se ha venido escuchando como comentario en reserva desde hace un tiempo en Chile: muchas familias chilenas de alto patrimonio han decidido emigrar y establecerse en Miami”. “En el pasado no teníamos ningún cliente chileno, pero desde fines de 2019 y con la llegada de la pandemia, vemos que cada semana llega por lo menos uno a pedirnos asesoría, porque quieren reubicarse en esta ciudad. Hoy el 20% de nuestros clientes son de Chile”. En su análisis, Dwyer, como es notorio, comete un grave error (¿o miente?): el primer caso de Covid-19 fue detectado en el país el 3 de marzo de 2020 y, por lo tanto, el miedo de los super ricos no surgió de la pandemia (si no estarían enfiestados en Cachagua) sino de la explosión social de octubre del 2019.

“La gente rica está asustada y cuando la gente rica se asusta, se van y eso está ocurriendo en Chile”, comenta el asesor de inversiones. ”Dos de las familias más ricas de Chile están ahora mismo buscando oficinas para establecer sus family offices”. Los colegios y clubes privados están a máxima capacidad: “Si alguien tiene dinero esos son los lugares donde va a querer estar y hoy hay lista de espera para poder ingresar a ellos”. Además, existe “el sentimiento generalizado entre los “super ricos” de que a nivel mundial los impuestos serán mayores”. El sector preferido para estos compatriotas migrantes es el de las inversiones en bienes raíces tanto para vivienda personal como para fuente de ingresos.

El reportaje de la periodista Constanza Capdevila publicado en el decano de la prensa escrita nacional, no tiene ni una sola frase crítica sobre la materia tratada y ni siquiera preguntas exigentes. Más bien parece un artículo deliberadamente promocional.

A partir de él, pueden deducirse algunas conclusiones más o menos obvias.

 La primera, es que las family super ricas tienen miedo, y están dispuestas a migrar y a buscar una nueva nacionalidad si ello es necesario para resguardar un patrimonio construido en Chile generalmente en base a la compra de empresas estatales a precio de liquidación durante la dictadura, o a generosos subsidios y beneficios fiscales, o a especulaciones en valores bursátiles o mediante enormes colusiones permitidas por el alto grado de libertinaje económico.

La segunda, es que son pocas las personas (Cecilia Morel, aunque luego de 15 meses aún no lo ha concretado, sería una de las excepciones) que están dispuestas a renunciar a los privilegios que les ha permitido el sistema.

La tercera, es (como lo insinúa el título de este artículo) que el dinero no tiene patria. Los mismos que pretenden llevar sus capitales a Miami son los que migran a Australia o a las Islas Vírgenes u otros paraísos fiscales para eludir impuestos. Curiosamente, el actual Presidente de la República que hace 4 años, en Ecuador, condenó los paraísos tributarios y prometió luchar contra ellos, hasta ahora, luego de tres años no ha presentado proyecto alguno sobre la materia.

Cuando muchos se preguntan por qué en Chile pasa lo que pasa, es recomendable hacer una reflexión profunda sobre éste y otros temas similares.  

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl