“Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.” Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Un país en serio?

Sin duda, somos un país que progresa. 

En elecciones presidenciales anteriores hemos tenido alrededor de una decena de candidatos y, de acuerdo a los datos disponibles en el Servicio Electoral, es posible que este lunes 23 de agosto se formalicen las postulaciones de 32 aspirantes a ocupar la primera magistratura de la nación. . Si a tal dato se agregan los interesados en ocupar sillones en el Senado de la República, en la Cámara de Diputados y Diputadas, y en los Consejos Regionales, los electores se enfrentarán en noviembre a papeletas plagadas de nombres  

Al interpretar tales antecedentes, nos encontramos con un llamativo dilema:

O Chile ha llegado a ser una democracia viva en la cual sus ciudadanos están ansiosos por asumir responsabilidades en representación de la comunidad, o hemos llegado a un nivel de desvarío tal que nadie es capaz de juzgar críticamente lo que está sucediendo.

La legislación electoral vigente hace posible que con relativa facilidad se puedan constituir partidos políticos, entidades que quedan habilitadas para inscribir candidatos, lo que explica el alto número de colectividades existente. Por su parte, a quienes no cuentan con el respaldo de estas organizaciones les basta con reunir 33.370 firmas y quedan listos para la carrera.

La historia reciente nos muestra que varios de estos aspirantes, al día de la elección sacaron menor cantidad de sufragios que el número de firmas patrocinantes causando un gasto absurdo a las arcas fiscales, complicando el proceso de escrutinio y demostrando que tras sus nombres no había sino un capricho personal y la pretensión de obtener la devolución fiscal por cada voto obtenido  (“pymes electorales”). 

En comentarios anteriores, hemos opinado que existe una elevada probabilidad de que finalmente los dos postulantes que pasen al balotaje de diciembre pertenezcan a la izquierda, a la centro-izquierda o a la derecha. Por supuesto, no puede descartarse la eventualidad de que candidaturas más extremas terminen perjudicando más allá de lo previsto a los que triunfaron en las primarias de julio y se dé entonces un inesperado resultado que excluya de la segunda vuelta a uno de estos sectores. 

A solo tres meses de los comicios presidenciales, parece muy conveniente que los ciudadanos mediten adecuadamente acerca del alcance de sus decisiones y de las consecuencias de sus actos. 

Cuestiones relevantes a considerar para fundamentar racionalmente cada determinación hay varias. Y las respuestas correspondientes son las que anticipadamente se deben sopesar. Hasta ahora, el horizonte se nos ha oscurecido de eslóganes pero, como es fácil comprender, con eslóganes no se gobierna un país.

Un tema importante para una fracción significativa de la ciudadanía es el relativo a la seguridad y al orden público. Si hoy queremos mirar hacia atrás, recordaremos la conocida frase: ”Delincuentes…¡Se les acabó el recreo!” y podremos constatar las diferencias que existen entre la frase publicitaria y la realidad.

Pero, más allá del caso puntual, es requerida una reflexión más acabada acerca del presente y el futuro inmediato. Chile, para bien o para mal, sufrirá el costo económico y financiero de la pandemia y las secuelas de las políticas aplicadas. Poner en marcha al país, enfrentar los altos niveles de desempleo, gestionar el servicio de la elevada deuda, abordar el reto de las pensiones, son desafíos, entre muchos otros, que nos esperan a la vuelta de la esquina.

El ciudadano consciente deberá preguntarse: ¿Quién me ofrece mayor capacidad de gobernabilidad? ¿Quién está en condiciones de posibilitar mayores niveles de cohesión social? 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl