La soberanía radica en el soberano, la ciudadanía. Esta no se transa ni se cede, se defiende con disciplina y rigor, ¡Rechazando el Vandalismo!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Baño de bosque (Shinrin Yoku)

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

El baño de bosque, tiene sus raíces en Japón donde se conoce como Shinrin Yoku. Es una práctica muy saludable que consiste en recorrer el bosque con calma y serenidad con el objetivo de mejorar la salud del cuerpo y la mente, el estado de bienestar y la felicidad. El término viene de su principio más importante: es beneficioso bañarse y sumergirse en la atmósfera del bosque. [1]

Esta actividad se ha difundido desde Japón a diferentes culturas del mundo que la han adoptado para la cura espiritual de las personas que lo practican.

El bosque no es el único espacio apto para esta práctica. Cualquier espacio natural y abierto puede servir. La manera adecuada de ‘tomar un baño de bosque’ es pasear por su interior de modo tranquilo, relajado, escuchando los sonidos que provoca la brisa al pasar entre el follaje de los árboles, las voces de las aves, los zumbidos de los insectos y observarlo todo. Todo esto beneficia a las personas.

Es fundamental estar tranquilo, aceptar y reconocer la presencia propia y dejar que los sentidos sientan y disfruten de lo que hay alrededor.

La Asociación de Terapia de Bosque y Naturaleza de Estados Unidos da una serie de pautas para beneficiarse del Shinrin Yoku [2], a saber:

  • Conectarse con la naturaleza desplazando la mente por el paisaje, para que se abran los sentidos, se cultive la presencia propia y se establezca una comunicación de la persona con la tierra.
  • Caminar sin prisa; los paseos de baño de bosque no tienen como objetivo primordial el ejercicio físico. Evitar el término “senderismo” porque esto implica un esfuerzo físico. Normalmente los paseos son de uno a dos kilómetros y duran entre dos y cuatro horas.
  • Prestar atención, distender y abrir los sentidos. Dejar que los mensajes de la tierra y la naturaleza entren profundamente en la mente y en los corazones.
  • Dedicarle tiempo. El baño de bosque no es para practicarlo solo una vez sino varias, con una frecuencia adecuada, para desarrollar una relación significativa con la naturaleza…y esto requiere tiempo y aprendizaje.
  • Lo ideal es dejarse guiar por un experto. Como el yoga, la meditación o el ejercicio, el baño de bosque se aprende mejor con un guía cualificado.
  • Pasear no lo es todo. El paseo es importante, pero hay otras rutinas que ayudan a profundizar la relación con la naturaleza, como sentarse de vez en cuando o recostarse sobre la hierba o la hojarasca. Tomar un puñado de  tierra húmeda y olerla con fruición disfrutando su fragancia Comunicarse con otras especies, hablarles suavemente, observar los insectos, los escarabajos, las arañas, que recorren los troncos de árboles caídos en descomposición.  

Se han hecho diversos estudios para analizar los beneficios fisiológicos y psicológicos de esta práctica. Entre los beneficios se pueden mencionar los siguientes:

  • Mejora el estado de ánimo. Se ha comprobado que los paseos a partir de unos cuarenta minutos por el bosque generan un mejoramiento de los estados de ánimo y provocan sentimientos de fortaleza espiritual.
  • Desciende la hormona del estrés, el cortisol. Se reducen así procesos relacionados con múltiples patologías como: cefaleas, alteraciones de la presión sanguínea, problemas de corazón, diabetes, cutáneos, asma o artritis. La sobreexposición al cortisol y otras hormonas del estrés puede aumentar los riesgos de caer en estados de ansiedad, depresión, enfermedades cardíacas y déficit de memoria y concentración.
  • Se refuerza el sistema inmunológico. Las hormonas del estrés pueden comprometerlo. No es raro, por tanto, que el baño de bosque, al reducir la producción de cortisol, fortalezca este sistema de defensa.
  •  Mejora la creatividad. Pasar tiempo en la naturaleza y en relación directa con ellas mejora la creatividad. Para lograr este beneficio es necesario estar inmerso en la naturaleza un tiempo relativamente prolongado.
  • Otros beneficios son: incremento de la actividad del sistema nervioso parasimpático, mejoramiento del descanso corporal, conserva la energía, reduce el ritmo cardíaco e incrementa la actividad intestinal.

Reflexionando sobre lo que he comentado en esta columna, podemos concluir que hemos encontrado otro beneficio de los bosques para los humanos, poco conocido y fundamental para el mejoramiento de la salud y de la calidad de vida de las personas, además de los tradicionales como servir de reservorio natural para acumular agua de lluvia en su suelo orgánico, regular la temperatura y actuar como ‘bomba biótica’ en el ciclo del agua. [3]

«Cuidar  nuestros BOSQUES….es cuidar nuestra SALUD»

Fuente de figura: https://www.paginav.cl/blog/2019/01/29/nonguen-los-esfuerzos-para-conservar-una-reserva-nacional-inserta-en-el-gran-concepcion/

[1] https://www.youtube.com/watch?v=stuZaKB9j7I

[2] https://www.lavanguardia.com/lacontra/20180505/443263142282/los-banos-de-bosque-potencian-el-sistema-inmune.html

[3] https://territoriononguen.cl/page/5/

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

2 Comentarios en Baño de bosque (Shinrin Yoku)

    • Gracias Soledad. Otra razón para no destruir esas maravillas que nos regalan tanta belleza y beneficios.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl