La Filosofía y las Ciencias, deben estar presentes en nuestras vidas, sin perder su rigurosidad…hay que usarlas de modo cotidiano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.
Vincent van Gogh, 1889 73,7 cm × 92,2 cm

CIELO INFINITO

T. Rojas

Desde París.

En Una Meseta de Guarilihue Alto, rodeada de viñas, vivimos una experiencia cósmica y terrenal.

Siempre hemos mirado el cielo, intrigados por el misterioso universo y la magnitud de lo desconocido.

El cielo en Chile es único. Esa noche nos acompañaban científicos para desenredar un poco nuestra ignorancia estelar.

El evento fue organizado por la Municipalidad de Coelemu junto al Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción. También participaron los viñateros del sector, haciéndonos degustar el terrenal producto de la región: el vino.

La luna, extremadamente brillante, nos acompañó sin complejos, frente al esplendor de las estrellas.

Marlon Romero y su grupo aportó la nota Jazz, haciendo de esta velada una armonía completa: El infinito universo, la tierra, sus viñedos y la música.

Los Telescopios puestos a nuestra disposición, nos rebelaron por ejemplo: la Constelación de Orión, el nacimiento de las estrellas y el Polvo Cósmico.

Todo esto nos llevó hacia la pintura. En 1889, Vincent Van Gogh pinta La Noche Estrellada.

Hace algún tiempo, un Astrónomo Francés dijo que, el 25 de mayo de 1889 a las 04 h 40 de la mañana, la configuración del cielo fue tal cual como la llevó Van Gogh a la tela.

El cielo, las estrellas, la luna y la locura embriagadora de una nebulosa hace que este cuadro quede en la retina  para siempre.

El ciprés de la izquierda -árbol típico del sur de Francia y de los cementerios-, danza con un viento imaginario, subiendo hacia el azul cobalto del cielo y, atormentado quizá, por la luna de aquella noche, el fulgor de las estrellas y la espiral embriagada de aquella nebulosa del centro del cuadro.

Vincent Van Gogh, 1889
73,7 cm × 92,2 cm

El amarillo de la luna y las estrellas de Vincent Van Gogh, nos recuerdan los esplendorosos Aromos de septiembre del Sur de Chile. El negro que delínea las montañas es la frontera entre el cielo y la tierra unidos por el Ciprés. Las casas del pueblo, también delineadas del mismo negro, encierran a sus habitantes, luego de una jornada de trabajo. Iluminados por una luz artificial, la misma que nos impide, a veces, ver las maravillas del universo.

La noche estrellada de Van Gogh se encuentra en el MoMA The Moseum of Modern of art Nueva York.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

37 Comentarios en CIELO INFINITO

  1. La sutileza de lo infinito, de lo que no podemos ver… mezclada con la belleza de los sentidos de lo escencialmente humano
    La búsqueda de ese delgado equilibrio

    Hoy por la mañana tomaba un café y se acercó a dejarme la dirección de la página un ser desconocido. Me quedé con el papel en la mano, me sugirió este artículo y Nose porque decidí revisarlo enseguida. Gracias
    Y gracias al autor
    Saludos desde concepcion, desde una caminata por la calle cochrane

    • El Desconocido…
      Uno de los Editores de laventanaciudadana.cl
      Juan Luis Castillo Moraga.
      Espero nos siga leyendo Elena Santamaría.
      La Autora del artículo es una colaboradora frecuente y puede “pinchando” su nombre, acceder, leer y Comentar sus siempre interesantes artículos.

  2. Gracias por este maravilloso artículo, cuyo relato nos regala un paseo majestuoso con detalles únicos y nos invita a querer seguir leyendo más …
    Felicitaciones y Gracias

  3. Me leí casi la mitad de los artículos…
    Este me encantó. Buena pluma elegante relato.
    Qué lindo debió ser para los privilegiados que lo vivieron en directo!

  4. En Nombre del Comité Editor deseo agradecer los comentarios.
    Especial atención me merece Cristian Muñoz, a quien conocí en un curso de Astronomía y quién además de su juventud, se le ve con ansias por elsaber…
    Siga leyendo y escriba, usted puede, joven amigo.

  5. Maravilloso relato.
    Debe ser una gran experiencia poder esa “Gala de Estrellas y Vino”.
    Cuando se repite???

  6. No fui testigo de la actividad pero me hubiera gustado estar allí pero toda la información pero vi la calidad y genialidad para que las personas se acerquen a la astronomía no soy muy bueno para las palabras pero no puedo decir más que felicitaciones

  7. No fui testigo presencial de la actividad relatada, lamentablemente, pero por una amiga que escuchó un programa de radio universidad, uno de estos días,me enteré de la actividad, ahí la comentaron e hicieron mención de este interesante sitio
    Leerla ha sido un sueño, es una descripción notable, y al parecer una actividad de esas que sólo se logran cuando el talento, la calidad y el compromiso se juntan. Felicitaciones a los organizadores.
    Felicitaciones a esta ventana y comparto todas y cada una de las loas a la autora del artículo y,por supuesto a los directivos del departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción por sacar la ciencia de las aulas y llevarsela a la gente.

    • Loretto, muchas gracias por tus comentarios. A este Departamento de Astronomía le encanta salir a contar sus novedades y mostrar las maravillas del Universo a todo quien se interese.
      Sin lugar a dudas esa noche fue mágica y nos dejó a todos con el corazón contento.
      Saludos,
      Marllory
      Comunicaciones
      Dpto de Astronomía
      UdeC

  8. He leído varias este artículo, cada vez me gusta mas!
    es una gran obra, un gran relato de una actividad concreta y, un pince-lazo anexando a un gran pintor.

  9. Visito de vez en cuando la página se me pasó este artículo, hasta hoy, lo lamento por mí, me había privado de leer tan maravilloso y espectacular relato de una actividad que, por lo leído fué espectacular.
    Esa relación del relato del espectáculo con la obra de Van Gogh, es simplemente extraordinaria.
    Felicitaciones a laventana y a su panelista.

  10. Este artículo es una gran mezcla de buen relato y una brillante exposición de ciencia ,arte,música y literatura.

  11. Lo vivi, excelente.
    Ahora, este relato fantástico .
    Y comobarticulo genial, sobre todo la telacrelación con Bang Gooth

  12. Arte, Ciencia, Música, maravillosos paisajes, un relato hermoso de esa actividad (que no pude ver) , culmina con una descripción magistral del gran Van Gogh.
    A lo menos gozar con esta lectura que me recomendaron.
    Gracias.

  13. Yo si que tuve el privilegio…
    Cuanta maravilla junta, Jazz, Vinos, Artesanías, telescopios, bonitos Científicos y ahora, este tremendo artículo que nos hace volver a disfrutar del arte, las ciencias y, Recordar a Vang Gogh.
    Muy buen aporte, ya la había leído antes, gracias.

  14. Qué podría decir una ante tanta brillantez .
    Sólo que quedé maravillada con su artículo, el espectáculo no lo0 ,pude ver, aunque sí supe que se hacía.

  15. Hoy leí una interesante referencia a este artículo en Diario Concepción, por ello corrí a leerlo y se me cumplieron las expectativas.
    Qué pena no saber antes, pareció ser un espectáculo fantástico para quienes pudieron asistir.
    Buena labor de Astronomía de la Universidad de Concepción.
    Aplausos para el artículo y para todos los que hicieron posible ese actol

  16. Qué comentarios, que artículo y que tremendo espectáculo, por que no lo hacen mas cerca de Concepción.

  17. No pude ir, también me lo perdí, harta difusión en la prensa de Conce.
    Qué buen comentario de Lilian(felicitaciones) a tan inmaculado artículo, escrito casi con pinzas para rebelar el evento y la mágia de Van Gogh.

  18. El arte y la ciencia que maravilla esta in ter relación, además música, qué lástima me perdí este evento.
    El artículo y los comentarios me hace imaginar lo que fue esa experiencia.
    Qué lata. Cuando hay otro y dónde lo difunden?

  19. Ocupé pensamientos soñando cómo iba a ser esa noche de Estrellas y Vinos. Astronomía de la UdeC suele ofrecer un espacio así, pero bajo otro cielo. De la mano de Astronomía, pero también la Minicipalidad de Coelemu ¿cómo sería, y allá? en ese sitio con nombre sonoro …Guarilihue. Fascinaba imaginarlo y este artículo permite casi, casi sentir como que se participó, y deleita la hermosa conexión con ese cuadro que es mi pintura preferida, que descubrí de adolescente y veo con la misma ilusión a estas alturas. El autor nos retrotrae a cuando estuvimos, alguna vez, oyendo rumor de hojas y canto de grillos en una noche campesina pudiendo ver las estrellas que, claro, ya no solemos avistar entre luces artificiales. Felicitaciones al escritor y a los organizadores.

  20. Disfrutamos ese día en Guarilihue de una hermosa tarde de calidez pueblerina, degustando buenos vinos, disfrutando de buena música y canto, saboreando ricas tortillas, empanadas y mote con huesillos escuchando sendas charlas sobre astronomía y sobre enología y compartiendo entre los asistentes.

    ¡Qué buenos los comentarios de T. Rojas y del profesor Mennickent! Ambos en exquisita prosa-poética.

  21. Qué grato es leer a T. Rojas una vez mas…
    En esta ocasión,su artículo nos relata una experiencia fascinante la noche en que se conjugó, estrellas, vinos y jazz con un paisaje y una puesta en escena interesante.
    Pero, no menor es el comentario de Ronald Mennickent Cid, flamante director del departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, quien, junto a su destacado equipo hizo una gran contribución al éxito de esta maravillosa experiencia.

  22. Inconfundible y añorado relato nos presenta T.Rojas.Es impresionante la acabada descripción de lo que observa y la conexión que logra transmitirnos, siempre.Felicitaciones !

  23. Gracias por la conexión con Van Gogh y su noche estrellada ! Algunos pudimos salir del resplandor de las luces de neón y darnos un tiempo para mirar el firmamento, felicitaciones a los organizadores de tan magno evento ! Acá mi pequeña contribución:

    Lo de Guarilihue fue de otro mundo
    un mundo con sabor a vino bueno, del valle del Itata,
    un mundo alumbrado por la luna coqueta
    que bailaba al son del Jazz de don Marlon Romero y su grupo.

    En la colina los telescopios se dispusieron graciosos
    apuntando al firmamento, esperando a los visitantes,
    mientras la degustación de las cepas pasaba de boca en boca,
    caminaban las gentes entre artesanía, mote con huesillo y empanadas.

    Gran trabajo de organización de Don Juan Luis y su grupo,
    excelente puesta en escena, las miradas curiosas se fueron a los telescopios
    donde muchos ojos miraban los cráteres , mientras la luna se movía en el horizonte
    persiguiendo al Sol, que hace ya rato se había ido a dormir.

    Y desde arriba, drones imaginarios mostraban
    las siluetas de casi un millar de personas
    que se movían libres y alegres, entre vinos , jazz y estrellas.

  24. Asistí invitada a este evento por una lectora de la ventanaciudadana que vio la invitación aquí, no sabía bien de que se iba a tratar…
    Fuimos un grupo de amigas, quedé extasiada, maravilloso, no queríamos venirnos, felicitaciones.
    Ahora este comentario, me hizo volar entre las estrellas y el cielo!
    Majestuoso artículo de T. Rojas y grande, artístico comentario de Demy Olmos S.

    • Yo también estuve ahí, experiencia inolvidable y, para acentuarla, qué mejor que este estupendo artículo que además nos hace soñar con grandes exponentes de la pintura como lo es Van Gogh.
      Gracias T. Rojas.

  25. Las uniones que entrelazan las estrellas y vino no debe desaparecerse,
    es cosa de verse como estos temas con trampas nos cazan.

    La gente no sabe lo que se pierde con no asistir y con ganas aplaza,
    lo que para algunas personas no suelta y aprieta fuerte de cultura como mordaza.

    Hay gente huasa que les cuesta salir de su casa y eso está bien sabido,
    oportunidades como estás no se pierden ni menos cuando el vino y las estrellas tenían todo servido!

    Salud…

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl