La defensa del Medio Ambiente... Es compromiso con la vida!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Editorial: Y dele con los derechos humanos…

Equipo laventanaciudadana.cl

Periodismo ciudadano.

Todos los analistas políticos coinciden, aunque con ciertos matices, en señalar que uno que uno de los mayores problemas de conducción del Gobierno deriva de la permanente ambivalencia en que se mueve el Presidente de la República en materias fundamentales que debiesen constituir la estructura de su relato político. De hecho,  su gabinete (tildado por Harald Beyer, rector de la Universidad Adolfo Ibáñez como un “ministerio apagado”) se muestra titubeante e inseguro ya que carece de una hoja de ruta definida desde arriba a la cual cada secretario de Estado pueda ajustar sus palabras y sus acciones.

Sebastián Piñera se debate en la incertidumbre entre su naturaleza personal,  que lo lleva a mostrarse como un político derechista pero de corte liberal, y las exigencias duras de la UDI que condiciona su gobierno presionándolo permanentemente para que ajuste sus conductas a su ideario conservador, integrista, y poco afín a nuevos avances democráticos.

Esta semana, diversos personeros se vieron sorprendidos por la carta que el Gobierno remitió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  y que fue suscrita junto con los Gobiernos de Brasil, Colombia, Paraguay y Argentina. Lo más probable es que la misiva no tenga respuesta, no por mala educación de los magistrados sino por respeto a la tradición que dice que los tribunales hablan a  través de sus sentencias.

Como antecedentes sustantivos debe señalarse que en 2017, el Tribunal de Angol condenó a seis comuneros mapuches por intento de incendio, incendio y acciones terroristas. Habiéndose ejercido sin éxito  por los afectados  los recursos que para estos casos contempla la legislación nacional, estos recurrieron a la CIDH, instancia que estableció que en el proceso se habían violado los principios de legalidad, de presunción de inocencia, de igualdad ante la ley y no discriminación,  y del derecho a igual protección y, en consecuencia, dispuso que el Estado chileno debía anular  el fallo. Como la legislación chilena no considera esta posibilidad de nulidad, la Corte Suprema se encuentra en fase de determinar el camino a seguir para dar cumplimiento al fallo del tribunal internacional.

En esta etapa, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro propuso enviar esta carta; Piñera invitó  a Macri  y luego sumaron a los mandatarios de Colombia y Paraguay.

La desatinada opinión del Ministro de Justicia y Derechos Humanos Hernán Larraín llamó la atención. Sin ambages, el otrora amigo y defensor de la tenebrosa Colonia Dignidad aclaró las cosas: “El problema está en que la Corte Interamericana de Derechos Humanos está entrometiéndose en cosas que deberían ser parte del Estado chileno. No se está respetando el principio de subsidiariedad” para cerrar con una suave disculpa: “Se pudieron hacer mejor las cosas si hubiésemos tenido un mejor manejo y control que no tuvimos”. Larraín pretende ignorar el hecho de que  la justicia “supranacional” como la que ejerce la Corte,  ha sido establecida precisamente para abordar las violaciones a los derechos de las personas que se cometan al interior de los Estados nacionales. Además, el ministro-abogado al parecer también desconoce  que mal puede desconocerse el principio de subsidiariedad si el propio Estatuto de la Corte, establece que para entrar en conocimiento de una causa deben haberse agotado todos los recursos con contempla el orden interno de los Estados.

El abogado Francisco Cox, asiduo litigante ante tribunales internacionales ha dicho: “Lo que estamos viendo es un intento desde el poder para limitar el acceso que tienen las personas al sistema de defensa los Derechos Humanos”.

Por su lado, el abogado  José Miguel Vivanco, director para las Américas de la ONG Human Rights Watch, ha sido lapidario al enjuiciar el proceder del gobierno chileno, señalando que la declaración “constituye un esfuerzo por recortarle atribuciones a órganos internacionales de protección de derechos y libertades públicas. Para ello defienden una interpretación arcaica del principio de soberanía nacional en contraposición con la obligación jurídica de respetar estándares internacionales de derechos humanos”. Acota Vivanco: Cuando la declaración exige que se respete el “legítimo espacio de autonomía de los Estados” y que los órganos del  sistema de protección de los Derechos Humanos tengan en consideración “las realidades políticas, económicas y sociales de los Estados” se está ejerciendo una presión inaceptable sobre la Comisión y sobre la Corte para que en sus decisiones introduzcan consideraciones políticas”. “Aunque parezca insólito y chocante, la declaración se funda en argumentos de soberanía similares a los invocados en época por Hugo Chávez, Rafael Correa, Evo Morales y Cristina Kirchner”.

Por lo demás, si se tiene presente el contexto y quiénes son los suscriptores del documento, es claro que la declaración ha estado motivada por razones ideológicas. Para sustentar tal aserto basta con recordar la peregrinación de la presidenta de la UDI a rendir honores al ultraderechista Bolsonaro que, sistemáticamente, ha sustentado posturas  contrarias a los más elementales principios  fundantes de las doctrinas sobre derechos humanos.

El proceder del presidente Piñera constituye un colosal error, ya que ha dañado el prestigio del país  al abandonar la tradición de  políticas de relaciones exteriores consensuadas y, lo que es peor, al romper  una línea  de defensa de los mecanismos internacionales  de protección de los derechos humanos.

A esta altura del tiempo, resulta imprescindible que el mandatario defina claramente si está jugando sus cartas para salvaguardar el respeto a los derechos humanos en todo lugar y circunstancias o persistirá en sus conductas erráticas y populistas que solo buscan mantener contento a un sector ultrista de su coalición.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

3 Comentarios en Editorial: Y dele con los derechos humanos…

  1. Qué grato es leer estas editoriales, muy buenos trabajos, en cada una de sus áreas.
    Felicitaciones.

  2. Las editoriales de la ventana, son de una rectitud y brillantez asombrosa.
    Deben difundir mas este medio. (poca gente lo conoce)
    Felicitaciones.

  3. Una gran publicación, cada día se vé mejor, hermoso lo de las aves exelente EDITORIAL, muy buenos artículos excelente lo de España , Argentina, Canadá y Brasil, por ejemplo.
    Muy buenos temas, Medio Ambiente, arte, literatura, lo de Astronomía
    Felicitaciones.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl