«La paz es hija de la convivencia, de la educación, del diálogo. El respeto a las culturas milenarias es hacer nacer la paz en el presente». Rigoberta Menchú, activista por los derechos indígenas.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El acoso laboral y el entorno organizacional que lo causa

Jonathan Marcial Mendoza

Licenciado en Derecho con Especialidad en Formación Docente Desde México

Desde México.

El mobbing o acoso laboral es un comportamiento derivado tanto individual como organizacional; por lo tanto, puede llegar a estar presente en muchas dependencias, tanto públicas como privadas, pues depende de la interacción y desenvolvimiento de sus semejantes. No obstante, se puede prevenir y eliminar, todo esto a través de una buena administración de personal, fomentando valores, comunicación eficaz y un marco normativo eficaz (Hilda Irene Arbonés Lapena, Acoso moral en el trabajo y su tutela preventiva, 2014).

Este tipo de ambiente se caracteriza por contar con superiores que no intervienen en los actos que se presentan, fingiendo no verlos o simplemente no quieren involucrarse en la situación; solo lo hacen cuando es imposible no darse cuenta, por ejemplo, cuando la víctima se queja directamente o cuando tiene reacciones muy visibles como crisis nerviosas, llantos y enojos.

Una forma de iniciar el proceso de acoso es levantando falsos testimonios sobre la persona en cuestión. Pueden ser chismes, injurias o rumores que la desacreditan ante los demás compañeros de trabajo junto con afirmaciones que atenten contra su dignidad humana en la organización. Así, también asignándole actividades que nadie quiere hacer o que todos consideran aburridas, difíciles, rutinarias o tediosas, trayendo como consecuencia que el empleado se sienta con una situación incómoda y logrando que vaya aborreciendo su centro de trabajo. Es común que a la persona se la ignore, que no sean tomadas en cuenta sus opiniones, que se la excluya de cualquiera reunión o junta. Si tiene alguna duda, no se le brinda el asesoramiento necesario, se oculta información que le podría orientar o que es crucial para sus funciones, incluso se le miente con instrucciones equivocadas para propiciar al error.

Otro modo de generar el acoso laboral es mediante la discriminación, el racismo y la intolerancia hacia las diferencias de cada persona como creencias, culturas o ideologías.

Incluso se genera por características mucho más triviales como envidia hacia algún compañero ya sea porque es más joven, tiene atractivos físicos, posee mayor conocimiento o un rango académico alto, razón por la cual se sienten en riesgo, lo que les provoca celos y resentimiento hacia ellos. En el mismo sentido, se puede catalogar como acoso laboral actitudes hacia aquellos que son nuevos en la organización, departamento o área, realizando las clásicas novatadas que se prolongan por un periodo mucho mayor. Regularmente, las burlas o críticas a cualquier cosa que la víctima diga o haga es la forma más dura y cruel de acosarla, haciéndola sentir inferior y limitando su participación en cualquier evento o situación por miedo a ser criticada.

Los problemas personales entre los colaboradores también consisten en otra modalidad más de mobbing, lo que puede provocar que las agresiones vayan más allá del lugar de trabajo, trayendo como consecuencia a la víctima no solo se sienta acorralada en su lugar y horario de labores, sino que afecte su vida personal fuera de la organización (Arbonés, 2014).

Sin embargo, la principal razón para que se genere un ambiente de trabajo hostil donde se fomente o permita el acoso laboral, es la poca o nula confianza que los trabajadores puedan tener hacia su superior jerárquico, pues esta persona es aquella a la que debería acudir la víctima en busca de apoyo o ayuda. Se debe fomentar la generación de ambientes agradables, donde prevalezca la confianza, el compañerismo, la comunicación, el compromiso y el respeto, logrando no sólo beneficiar a las personas que trabajan ahí, sino a la misma empresa al lograr trabajadores idóneos en esmerarse dentro de la organización; aumentando la productividad para realizar sus labores de forma tanto más eficiente como comprometida (Leonor Guadalupe Delgadillo y Aida Mercado, Violencia laboral, una realidad incómoda. Estudios de caso desde una perspectiva de género, 2001). 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl