«La ciudadanía tiene el deber y el derecho de cuidar la democracia, salir al paso de cualquier posibilidad de extremos que pongan en peligro las libertades públicas. Digamos nó a la amenaza de fascismo en Chile , votar y votar bien, es nuestra responsabilidad.«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El clima en las presidenciales

Sofía Valenzuela Aguila

Doctora en Bio-química. Investigadora Centro de Biotecnología. Universidad de Concepción.

El 10 de noviembre es el día Mundial de la Ciencia para la Paz y Desarrollo, el que se celebra en todo el mundo desde el año 2002, recordando el compromiso asumido en la Conferencia Mundial sobre la Ciencia, realizada en Budapest en 1999 bajo el auspicio de la UNESCO. El principal objetivo de este día es visibilizar el uso responsable del conocimiento científico, considerando su beneficio para la sociedad, con énfasis en erradicar la pobreza. Este año, el tema está focalizado en “Construir comunidades preparadas para el cambio climático”.

Qué duda cabe que el cambio climático es el desafío más importante al que nos enfrentamos hoy como humanidad. La ciencia, la tecnología y la innovación pueden dar respuesta a muchas de las problemáticas que ya son una realidad hoy en día, también nos ayudan a predecir los escenarios futuros, que hoy en día no se ven alentadores.

Hemos visto a numerosos mandatarios y sus delegaciones, reunirse en la COP26 a discutir acerca de los desafíos que nos presenta el cambio climático para el mundo. Cumbres más, cumbres menos, no hemos visto muchas acciones.

En Chile, la situación no es diferente. Apostamos por el reciclaje, mayor cantidad de ciclovías, transporte eléctrico, búsqueda de nuevas fuentes de energías renovables, mayor cantidad de áreas verdes, entre otras buenas ideas, pero aún insuficientes para adaptarnos a un escenario futuro particularmente adverso para nuestro país. Por otro lado, la comunidad levanta la voz para proteger más áreas naturales, humedales, bosques nativos, exige más restauración de áreas devastadas por distintos eventos climáticos o humanos. En la discusión constituyente, esperamos que surjan alternativas con visión de futuro que recojan estas demandas, pero también que nos guíe respecto a cómo nos relacionaremos en adelante con nuestros ecosistemas y sus recursos. Un cambio transformacional implicará revisar nuestro modelo de desarrollo, adaptarlo a un escenario de eventos extremos, menores precipitaciones y las consecuencias que el cambio climático ya tiene y tendrá para el país y sus habitantes.

¿Es posible tomar acciones proactivas que nos ayuden a frenar nuestra acción sobre el planeta? Sí. Con políticas públicas basadas en evidencia. Y en conjunto. El diálogo y participación en la toma de decisiones entre la comunidad científica, gobierno, privados y la sociedad deben orientarse a co-producir estrategias a largo plazo que permitan mitigar nuestra huella sobre los ecosistemas que nos sostienen, con hitos y metas claras y factibles de cumplir en los tiempos establecidos. Lamentablemente, en un análisis personal de los programas presidenciales, preocupa que el candidato de extrema derecha -puntero según algunas encuestas- relativice la evidencia científica sobre el cambio climático tal como lo indica en su programa, dejando dudas sobre qué pasaría con los necesarios avances en temas ambientales de llegar a un eventual gobierno. Pareciera que en la competencia por las formas y el despliegue comunicacional, el programa de trabajo pasa a un segundo plano, una evidente estrategia para centrarse en slogans populistas en vez de ideas con sustento. Algo más de esperanza entregan los programas de los otros candidatos y candidata, que al menos reconocen el fenómeno que la ciencia despejó de cualquier duda y puso como principal causante a la humanidad. Pensar nuestro futuro bajo contexto de cambio climático implicará cuestionar el crecimiento basado en la extracción y uso de recursos naturales, a costa de impactos negativos ambientales y sociales. Detener la continuidad y profundización de nuestra dañina forma de relacionarnos con nuestro propio ambiente es la única manera de avanzar de manera sostenible.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl