«La ética, la moral, las personas, la solidaridad, la justicia social y el medio ambiente, y una economía a escala humana, deben estar en primer lugar de los programas de quienes pretenden gobernarnos»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

En tierra derecha

Tal como estaba previsto, luego de los tres días de festividades patrias considerados en el calendario, se pusieron en marcha las campañas electorales para los comicios presidenciales de noviembre próximo con un par de sorpresas de menor envergadura.

Chilevisión y CNN Chile asumieron la responsabilidad de dar el puntapié inicial de la contienda viéndose favorecidos con un buen nivel de sintonía.

A pesar de los esfuerzos de los organizadores, dos cartas estuvieron ausentes: Marco Enriquez-Ominami Gumucio y Franco Parisi. Tras un injustificable viaje político a Puebla, que lo obligó a guardar la cuarentena de rigor a su regreso, pretendió tener una participación telemática en el debate lo que no le fue permitido por los canales de televisión pues violaba lo convenido con ellos. Por su lado Parisi, denunciado por un programa informativo de Canal 13 (ligado al Grupo Luksic) como deudor de pensiones alimenticias en favor de sus hijos por una suma cercana a los 300 millones de pesos, sorpresivamente justificaba su ausencia declarando que era objeto de persecución en Chile lo que le había obligado a pedir “asilo político” en los Estados Unidos.

En general, la confrontación se llevó a cabo en un marco ágil y de bastante respeto entre los cinco postulantes presentes, quedando claro para los telespectadores que Eduardo Artés, posicionado “a la izquierda de la izquierda”, era un nombre meramente testimonial sin mayores expectativas.

Si se analizan las participaciones individuales, existe consenso en que Gabriel Boric no alteró la posición privilegiada que le dan las encuestas pero tampoco logró asentar una convicción sólida que le permitiera alterar el juicio dubitativo que tiene la ciudadanía en relación con su experiencia y su capacidad para gobernar al frente de una heterogénea coalición. Yasna Provoste, la única mujer concursante, demostró manejo y dominio de sí misma, demostrando con creces que puede llegar a ser  una candidata con serias posibilidades de ser finalista en esta justa electoral. El ámbito de los sectores de derecha es el que por ahora ofrece las mayores incertidumbres. Los analistas políticos casi unánimemente han coincidido en señalar que Sebastián Sichel es quien perdió más puntos en esta oportunidad permitiendo un avance inesperado de José Antonio Kast por su derecha.  El planteamiento del abanderado de la coalición actualmente gobernante (“despolitizar la política”) resulta pueril y populista y, obviamente, no logra convencer a un electorado de centro izquierda y abre camino, contra todo pronóstico, a quien se define como de “derecha dura”. El riesgo evidente para el sector se encuentra en la posibilidad de que un reparto equitativo de los sufragios entre Sichel y Kast deje fuera del balotaje a uno y otro.

También llamó la atención en esta etapa inicial, el debate organizado por el diario La Tercera y la poderosa Confederación de la Producción y del Comercio bajo el eslogan de “Araucanía y Arauco le hablan a Chile” teniendo como moderador a Juan Sutil, presidente de la CPC y como partícipes presenciales a Provoste y Sichel, y por conexión remota a Kast. Lo extraño de esta actividad radica en que la Confederación (que tiene a la Papelera y Mininco entre sus principales asociados) es parte esencial del problema. Mientras algunos insinuaron soluciones que van por la acción policial, Yasna Provoste se mostró categórica al afirmar que el complejo y grave problema es político y requiere de respuestas políticas.

En estas primeras jornadas del proceso electoral, es conveniente considerar que para un país que vive una delicada y conflictiva situación sociopolítica, no hay soluciones fáciles. Esa cifra de ciudadanos (superior al 50%) que ha manifestado indecisión frente a los comicios de noviembre, debe responder no solo ateniéndose a las tradicionales y apasionadas “frases hechas”, sino pensando en que la tendencia a radicalizar posiciones que fácilmente pueden derivar en climas de enfrentamiento, no constituyen un camino de salida.  

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl