«La ciudadanía tiene el deber y el derecho de cuidar la democracia, salir al paso de cualquier posibilidad de extremos que pongan en peligro las libertades públicas. Digamos nó a la amenaza de fascismo en Chile , votar y votar bien, es nuestra responsabilidad.«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La Decisión que le Ha Pegado Duro a las Leyes de Inmigración Racista de los Estados Unidos de Norteamérica (II)

Guilmo Barrio Salazar

Desde Georgia, E.U.A.

Continuando con el tema iniciado en la edición anterior de La Ventana Ciudadana, hoy puedo decir que el gobierno federal de los Estados Unidos de Norteamérica argumentó que hay razones económicas para no permitir el cruce de la frontera sur de esta nación, como también un interés de seguridad nacional en la frontera, y deportar aquellas personas que intenten cruzarla sin la autorización debida.  La jueza del Estado de Nevada, Miranda Du no acepta nada de ello.  Ella dijo que el gobierno fracasó en demostrar que el Cogreso Norteamericano estaba preocupado sobre la competencia económica, lo cual está ausente del ánimo racial, lo que significa que ella no piensa que el Congreso estaba preocupado sobre los inmigrantes obteniendo trabajos, sino que solamente pensaba que los inmigrantes de piel no tan blanca comenzarían a conseguir trabajos.  Con relación a la seguridad nacional, ella rehusó hacer las mismas acusaciones que el entonces presidente del país, Donald J. Tump, hizo cuando llamó a los mexicanos de violadores y criminales.

          La opinión es clara y muy bien razonada, y la jueza Miranda Du en sus argumentos que han sido muy obvios, los cuales son sorprendentes que no sean reconocidos como un tema serio, con relación a la inmigración hacia este país.  Pero aquí es donde la jueza del Estado de Nevada se convierte en una persona muy importante en este país.

          Miranda Du nació en la ciudad de Ca Mau, en Vietnam, en el año 1969.  Su familia salió de su país después de la Guerra en Vietnam, cuando ella tenía sólo 9 años de edad, y se fueron a Malasia, posteriormente viajaron a los EE.UU., donde llegaron al Estado de Alabama. Con el tiempo, ella estudió Leyes en la Universidad Berkeley, graduándose como una gran abogada. Después se mudó al Estado de Nevada, donde trabajó como una abogada de empleos; en ese período de tiempo el Presidente Barack Obama la designó como jueza del Distrito Federal en el año 2011.  Me imagino que durante esa época ella observó el sistema de inmigración de los Estados Unidos de Norteamérica con una perspectiva muy fresca.  Una de esas experiencias fue tomar este caso, y ella llamó a otras cortes judiciales preguntándoles por qué ellos no lo habían hecho antes.  Esencialmente ella señala que las cortes judiciales en otras jurisdicciones observaron la Sección 1326 y ciegamente aceptaron el razonamiento del gobierno que la re-autorización de 1952 limpió al estado de su discriminación racial, sin ver la realidad del Congreso Norteamericano en el año 1952.

          Su opinión es muy brillante, y espero que los políticos conservadores en la Corte Suprema no la cambien y ordenen que la opinión de esta jueza la envíen fuera de órbita.  Creo que hay, prácticamente hablando, ninguna oportunidad que este reglamento sobreviva a una revisión de la Corte Suprema.  Esta corte superior se llevará hacia otro ángulo el análisis del disparate de impacto indicando que cualquier persona, sin importar su raza, que cruce la frontera del sur de los Estados Unidos de Norteamérica, experimentará la misma situación de encontrarse con un esfuerzo extra de la aplicación de la ley inmigratoria.  O la corte le dará un reverso al reglamento con intención racista encontrando, como otras cortes lo han hecho, que el Congreso de 1952 limpió el estado de racismo.  O encontrarán que el gobierno tiene un interés legítimo y permitido en discriminar contra los que crucen la frontera del sur.  Después de todo, la Corte Suprema encontró que la intolerancia es aceptable en el caso de «Trump Versus Hawai«, que permitió la prohibición Musulmana, así que encontrar una razón de mantener la Sección 1326 será un juego de niños para los políticos conservadores, a quienes les gusta una pequeña intolerancia en sus reglas de la inmigración.

          Así que si este caso llega a ser considerado por la Corte Suprema, lo cual probablemente no sucederá.  Los reglamentos propuestos por la Juez Miranda Du, serán apelados en la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, personalmente puedo ver que será invertido.  No es posible que otros jueces liberales deseen abrir este canasto de lombrices.  Como lo he dicho, la jueza Miranda Du depende del análisis del disparate de impacto, y pienso que por lo menos 3 jueces de la Corte Suprema pueden estar con la intensión de voltear el análisis del disparate de impacto.

          La jueza Miranda Du está correcta sobre la intolerancia incoherente en las leyes de inmigración, pero a los conservadores les gusta la intolerancia, y los liberales estarán intimidados de que tratar de parar la intención de los conservadores, estos se enojarán con ellos.

          Pero, por lo menos esta opinión existe por ahora.  Ya está a la luz pública, y los futuros abogados y jueces pueden leerlo y pueden pensar diferente sobre el centro de las suposiciones en el corazón del sistema de inmigración estadounidense.  Un solo juez federal no puede parar 100 años de pólizas intolerantes, pero si usted quiere saber cómo un verdadero análisis progresivo legal puede lograrse, la jueza Miranda Du acaba de presentar uno, que ojalá tenga buenos y positivos resultados.

          Ahora, el Presidente Joseph Biden necesita leerlo y salir a nominar 100 jueces que estén de acuerdo, y así veremos los resultados que se necesitan en la Ley de Inmigración de los Estados Unidos de Norteamérica.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl