«La falta de humanidad, misericordia y solidaridad presente en las conductas de autoridades y las ciudadanías, en Chile y el mundo,frente a los migrantes,permite observar cierto nivel en la pérdida de humanidad e inteligencia colectiva en la sociedad contemporánea«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La homosexualidad (Parte III)

Jonathan Marcial Mendoza

Licenciado en Derecho con Especialidad en Formación Docente Desde México

Desde México.

En la segunda parte del tema ‘la homosexualidad’ vimos una breve semblanza de teorías sobre la temática; ahora es oportuno determinar las posturas que muestran algunas perspectivas de porque existe esta orientación sexual.

Como se ha dicho, la homosexualidad ha estado presente desde el inicio de la humanidad y presente en todas las sociedades; ha tenido diferentes enfoques de acuerdo que se visualiza en ambos sexos, misma que, en resultado de tesis profesional de María del Pilar Buenavista et al.: “nadie es absolutamente masculino o absolutamente femenino, todos tenemos algo del sexo opuesto; ya que en ambos se secretan hormonas tanto femeninas como masculinas” (La Inadecuada Educación Sexual Durante la Adolescencia; es un Factor Predisponente en las Variantes de la Conducta como: Homosexualidad, 1997, página 22).

Los homosexuales que se enamoran con el congéneres del mismo sexo tienen consideraciones que provocan ciertas inquietudes que pueden provocar una serie de mitos o de faltas de información. El ser humano se ha preocupado por la valoración de un grupo de individuos frente al resto de la sociedad y en ciertos criterios de humanismo y la propia existencia. Si en la actividad, ante todo laboral productiva, el homosexual se manifiesta como individuo normal, y con su aporte contribuye a la creación de condiciones para la reproducción a escala social del propio ser humano, se puede concluir que lo esencial y genérico que se desarrolla históricamente, se mantiene y se despliega.

Roberto Gindin señala: “La vida del ser humano tiene muchos aspectos variables. Si bien la heterosexualidad es la forma preferida de comportamiento sexual para la mayoría de los adultos, algunas personas participan de manera parcial o total de otras formas de conducta sexual” (La Nueva Sexualidad del Varón, 1991, página 22).

Resulta muy diferente y tiene implicaciones diferentes al cómo se describe al homosexual. La identidad se construye día a día, lleva un proceso en el cual deriva la personalidad del sujeto homosexual. Francis Mark Mondimore precisa: “Algunas personas parecían preferir el erotismo con personas del propio sexo, pero no se consideraba una característica que mereciera que se le inventase un nombre” (Una Historia Natural de la Homosexualidad, 1998, página 289).

Con la sexualidad se considera, para algunas personas, hasta cierto punto, inmoral, porque sale de la conducta, reconociendo a la heterosexualidad como normal y permitida dentro de la sociedad. Representa una subjetividad porque mientras para algunas personas la homosexualidad es inmoral para otras es moral, o simplemente es amoral. Hoy en día se alude que las decisiones de los actos son indivisibles y particulares, por ende, nadie puede formar el criterio de los demás, todos tenemos libertad y el derecho de actuar.

La homosexualidad consiste en una fuerte atracción con relaciones físicas o sin ellas entre los miembros del mismo género. Puede presentarse de dos sentidos:

a) Biológica: en que la persona presenta exteriormente ciertos caracteres del sexo (varón o mujer) por sus gustos o por sus ademanes. Los factores físicos lo determinan.

b) Psicológica: presente cierta insuficiencia en el desarrollo psíquico y sexual. De acuerdo a lo que señala María Teresa López Moguel, citando a Daco Pierre, de la forma siguiente: “La homosexualidad psicológica…es un desequilibrio de la personalidad entera. La homosexualidad no es más que la falta de desarrollo psíquico. Entre sus casos más frecuentes se encuentran los sentimientos de inferioridad, el odio a las mujeres y todo aquello que puede desvirtuarlo” (La Homosexualidad y/o Bisexualidad en el Matrimonio. Causa de Nulidad o Causal de Divorcio, 1996, página 13).

Debe considerarse que la combinación e interacción de factores ambientales y las complicaciones de considerar como fenómeno tanto heterogéneo como delimitable que le atribuyen factores genéticos, biológicos y ambientales. No podemos olvidar que, en el año de 1973, la Asociación Psiquiátrica Estadounidense eliminó de sus listas a la homosexualidad como enfermedad mental.

Los sexólogos comentan que ha venido siendo tolerable para la sociedad y si antes era denominada como perversión sexual, después cambió por el concepto de orientación sexual.

La homosexualidad es innata o adquirida, manifestando que el hombre o mujer están orientados por factores de la genética y se orienta al trayecto de su vida. Actualmente, es una interacción entre factores biológicos innatos, o predisposición, y los factores ambientales en refuerzo mutuo, pero son más influyentes y decisivos los factores experienciales en caso de no convergencia.

En el aprendizaje social, en ciertas circunstancias, sobrepasa y elimina las influencias biológicas; las leyes y los mecanismos del aprendizaje entran al juego en la confirmación de la conducta homosexual, dado que es una variedad de la conducta sexual. Ampliando esto, Roberto Gindin, señala: “Hoy en día las actitudes, valores y percepciones acerca de la homosexualidad está cambiando, y es significativo en este sentido” (La Nueva Sexualidad del Varón…, página 244);más bien, se considera un modo de vivir, si así lo deciden las personas en calidad de ser humano.

En la parte IV enlistaremos algunas teorías actuales respecto a la homosexualidad.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl