«La ética, la moral, las personas, la solidaridad, la justicia social y el medio ambiente, y una economía a escala humana, deben estar en primer lugar de los programas de quienes pretenden gobernarnos»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

LA RURALIDAD DEVASTADA

J. Antonio Zelada Espinosa

Arquitecto Premio Regional de Arquitectura y Diseño Consejo de la Cultura y las Artes 2012

La Municipalidad, el nivel comunal del Estado en Chile, constituyen un estamento poco reforzado o de verdad apoyado por los gobiernos del país, ya que sus autoridades se generan por votaciones transversales que no siempre calzan con la orientación político-partidaria del gobierno de turno. No obstante constituyen el poder político más cercano a la gente y ha demostrado, en casos a veces críticos, como la pandemia o los grandes terremotos, trabajar mejor que el poder político central, que, por otra parte, en este país es de un centralismo abrumador y a todas luces excesivo.

Para los efectos del actual proceso constituyente en curso, generado por el estallido social, aun también en curso, los municipios jugaron un rol clave y desde entonces han podido demostrar su real valía, no obstante que, como en todas la autoridades nacionales y locales hayan mostrado también accionares tan negativos como la corrupción.

Pero las nuevas autoridades locales, principalmente las alcaldesas, están demostrando trabajar en opciones-claves, casi o decididamente inéditas, como las de la Región Metropolitana, la de Valparaíso (Santiago, Viña del Mar), y claro está, la alcaldesa de Valdivia. Bravo por ellas, demuestran la potencia que puede tener el poder local, con sus autoridades y sus comunidades o ciudadanías empoderadas.

El caso sorprendente de la alcaldesa de Valdivia, Carla Amtmann, hay que verlo con proyecciones que pocas veces se dan en los municipios y su relación con la gobernanza del gobierno ejecutivo o central, que hasta ahora lo asume todo, sin excepción, con la legislación (no obstante la existencia de un poder legislativo), y que muchas veces llega o aterriza mal en los territorios que existen más allá de “la capital del reino”. El clamor de la Alcaldesa es por darle curso a la planificación territorial más allá de la planificación urbana, que es la materia que mejor “se deja tocar” a las comunas. La planificación territorial, para variar eufemísticamente nombrada aquí como Ordenamiento Territorial, aun casi no existe en Chile, y solo hace algunas semanas se promulgó la ley que hace años dormía en los anaqueles del Estado, y que comienza a tratar tímidamente el tema, pero que aún no se toma ni en serio ni con fuerza.

Pero he aquí que la alcaldesa de Valdivia solicita al Gobierno con urgencia que se legisle sobre las subdivisiones inmobiliarias residenciales que están liquidando los mejores territorios agrícolas del sur del país. Lo que comenzó con fuerza en las regiones de Los Ríos, Los Lagos y Aysén (Valdivia, Puerto Varas, Chiloé, Coyhaique) hace relativamente pocos años, pero se incrementó velozmente con la pandemia que ha empujado a los santiaguinos a vivir en el emblemático sur y en la más austral Patagonia. ¡Quién lo diría! …Si uno lee El Mercurio de los fines de semana ve que está lleno de avisaje inmobiliario en esos territorios, tanto de suelos como de edificios emplazados en las zonas rurales. Muchos de nuestros colegas se han cambiado de santiaguinos a sureños australes, lo sabemos, y pasa con otras profesiones o actividades que son típicamente santiaguinas o, al menos, lo son de las grandes ciudades. Pero eso está “devastando la ruralidad”, como dice Carla.

La ruptura del orden normal, la relación campo-ciudad, está variando por causas casi inesperadas, como lo es la pandemia del corona-virus, por el cambio climático mundial que se va sintiendo fuerte en Chile, y también por las congestión de las ciudades grandes y también pequeñas (en cualquier pueblo del país ya no hay estacionamientos en los centros y los automóviles circulan con grandes dificultades). Así “la parcela de agrado”, que liquidó las áreas agrícolas maravillosamente productivas del entorno de Santiago, se da ahora en todas las ciudades del norte y sur. Pero las del sur parecen ser “el sueño de vida” de mucha gente. Y los campos, los mejores de todos, ya dejan de ser campos y se transforman en barrios tipo americanos o británicos (como les gusta tanto a los chilenos), y lo peor: ya no serán tierras de producción agrícola, o ganadera, ni forestal, con descontrol de las aguas superficiales o napas subterráneas, etc., etc. Y el paisaje y el medio (o ambiente) tampoco serán los mismos.

¿Qué tienen estas vitales mujeres que están haciendo cosas que ningún alcalde hombre ha hecho o ni se le ocurre hacer? ¿Y en nuestros territorios, por qué ningún alcalde de esta región ha propuesto nada para, como fatal ejemplo real, parar el embate de la minería de Tierras Raras que liquidaría nuestros cerros y esteros, los bosques de Queule, la flora y la fauna, y lo que es peor, las ciudades y la gente, a los seres humanos que aquí habitamos?

Ninguno, ni alcalde ni político, lo hará, menos alguna autoridad de gobierno, para quienes es “lo normal” en este modelo económico y político. ¿Por qué no proponer una ley que prohíba la minería en las áreas urbanas, alrededor de las ciudades, menos en la ciudad misma como lo quiere hacer una empresa minera de Penco? ¡¡Y es que el hecho de que esa ley o prohibición no exista es ya una aberración!!

Vivan las alcaldesas imaginativas y audaces, también los alcaldes (si los hubiere). Chile ya no es y no será nunca el mismo de antes del estallido de 2019. Y bienvenidas sean las mentes y autoridades diligentes y de mente nueva, especialmente si son mujeres como la alcaldesa valdiviana Carla Amtmann.

AZE 01.10.2021

Fuente de imagen: https://prensaopal.cl/2020/11/04/atencion-el-patrimonio-natural-de-los-chilenos-esta-en-peligro/

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl