«La ética, la moral, las personas, la solidaridad, la justicia social y el medio ambiente, y una economía a escala humana, deben estar en primer lugar de los programas de quienes pretenden gobernarnos»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Promesas presidenciales.

Sofía Valenzuela Aguila

Doctora en Bio-química. Investigadora Centro de Biotecnología. Universidad de Concepción.

No hace falta reiterar la bajísima inversión en investigación y desarrollo que realiza nuestro país, el más bajo de los países OCDE; apenas llega a un 0.37%, y cada 4 años, escuchamos de algún presidenciable que se compromete a subir e invertir más en el desarrollo científico y tecnológico. Lamentablemente, hasta ahora las palabras se las lleva el viento. Desde la campaña del ex presidente Ricardo Lagos en adelante, prometieron en sus respectivas candidaturas llegar al menos al 1% de inversión del PIB en I+D. Si bien hubo algunos avances en programas y orientaciones estratégicas, ninguno cumplió esa promesa en sus mandatos. En las candidaturas para el próximo periodo presidencial, se aprecia mención al desarrollo científico, la carrera de investigador/a, equidad en la ciencia, que aparecen en el programa del candidato Boric y en menor grado, en el programa del candidato Sichel. Del resto de los candidatos/a, estamos a la espera de conocer sus programas; una vez que dejen de lado sus mensajes tuiteros. Sería muy bueno, que por primera vez en algún debate se tratase en profundidad esta temática, ya que es a través de la generación de conocimiento que avanzaremos en soluciones para diversos desafíos y problemas que nos aquejan como sociedad.

Entonces nos preguntamos, ¿por qué no hay convicción política para aumentar esta inversión? Una de las primeras respuestas, es la falta de confianza y divergencia de intereses entre políticos/as e investigadores/as. Si bien es cierto que en algunos casos se ha dado un diálogo, que incluso ha terminado en leyes y se ha considerado la evidencia entregada por los y las científicos/as, la mayoría de las veces parece un monólogo, donde él/la investigadora realiza un relato y quienes están al otro lado, solo escuchan lo que quieren escuchar y terminan recurriendo a sus asesores políticos o bien a Wikipedia, como ha sido el caso en más de una ocasión.

Un segundo problema, es que, generadas las confianzas mínimas, cambian los actores. Medidas a corto plazo y poco compromiso por dar continuidad a iniciativas generadas en el gobierno saliente. Nos cambian la “música”, según las urgencias, pasamos de iniciativas prioritarias en astronomía, a la innovación, al laboratorio natural, a pandemia. La contingencia e ideas del gobierno de turno transformadas en el árbol que impide ver el bosque. El recientemente creado Ministerio lanzó un plan para generar una Política Nacional de CyT, pero me pregunto cuántos de los que leerán esta columna siquiera se enteraron que hubo un proceso que, según da cuenta el propio ministerio, “tuvo participación de más de 1.000 personas”. ¿Qué postura adoptará el próximo mandatario/a frente a esta política?

Un tercer problema, es la falta de incentivos para que el sector privado invierta en I+D local. Si bien hay una ley de incentivo tributario, es poco empleada y solo algunas grandes empresas la usan. Nuevamente, tenemos falta de confianza entre el sector privado y académico, sin desconocer que hay algunas iniciativas exitosas, pero hay espacio para tener muchas más.

A su vez, los y las investigadoras tenemos que aprender a ser actores activos y participativos de la política en el país. Hoy a través de la nueva constitución, tenemos la oportunidad única, de manera coordinada, de dejar plasmado el rol fundamental del conocimiento para anticiparnos a los desafíos del cambio climático y el crecimiento demográfico, por nombrar algunos.

Quien gobierne el país los próximos años deberá articular la propuesta de la convención junto a su propia visión -de tenerla-, frente a la ciencia y las políticas públicas. Por el momento, solo han sido promesas.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl