A nuestra ciudadanía, aún le falta orgánica, disciplina y a sus líderes generosidad!!! Esta elección de constituyentes es una muestra de lo anterior, reflejada en dispersión y falta de unidad... Los partidos una vez más sacan provecho de estas insuficiencias ciudadanas y manipularon los métodos de esta elección, para sus nefastos objetivos.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Pensamientos de Samuel Beckett

Equipo laventanaciudadana.cl

Periodismo ciudadano.

Samuel Beckett, dramaturgo, poeta, novelista y crítico irlandés, nació en Dublin el 13 de abril de 1906, Estudió en Earlsford House School y Portora Royal School. Se doctoró en el Trinity College. Radicado en Francia, se alistó en la resistencia  contra la ocupación nazi. Autor de “El fin” (1946), “El expulsado” (1947), “Malone muere “ (1951) y “El innombrable” (1953). Sin embargo, su obra más reconocida es “Esperando a Godot” (1952). En 1969 recibió el Premio Nobel de Literatura. Falleció en París el 22 de diciembre de 1989.

“Las palabras son todo lo que tenemos”.

“Cada palabra es como una innecesaria mancha en el silencio y en la nada”.

“Cuanta más gente encuentro más feliz soy. Con la criatura más insignificante, uno aprende, se enriquece, saborea mejor su felicidad”.

“Da igual. Prueba otra vez, Fracasa otra vez. Fracasa mejor”.

“Nada es más divertido que la infelicidad. Te lo aseguro. Sí, sí, es la cosa más cómica del mundo”.

“Respirar es un hábito o, mejor dicho, una sucesión de hábitos ya que un individuo es una sucesión de individuos”.

“Siempre encontramos alguna cosa que nos produce la sensación de existir”.

“No existe pasión más poderosa que la pasión de la pereza”.

“Nuestro tiempo es tan excitante que a las personas solo puede chocarnos el aburrimiento”.

“Yo, que no sé nada, sé que mis ojos están abiertos porque las lágrimas no dejan de caer”.

“Todos nacemos locos pero algunos continúan así para siempre”.

“Las lágrimas en el mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro que cesa de hacerlo”.

“Sí. En mi vida, si se puede llamar así, hay tres cosas: la incapacidad de hablar, la imposibilidad de estar en silencio y la soledad que es lo mejor que he hecho”.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl