Sabiduría, un estado superior de conciencia, implica habilidades para poner en práctica los conocimientos adquiridos por los seres humanos.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Que se vayan todos – 2ª. Parte

Miguel Hinojosa

PhD, docente facultad de educación. Universidad de Concepción.

A los eternos politiqueros, siempre voraces, se les ha abierto el apetito. Insaciables para vivir como parásitos a costa de los impuestos que pagamos todos los chilenos. Han apreciado ya, con el olfato que los caracteriza como seguir viviendo a expensas del Estado.

Estos especímenes, no contentos con haber usufructuado por treinta años de los recursos del Estado, ya están buscando otras caminos  que se les presentan para continuar su parasitario modus vivendis. Muchos de ellos y también, un poco de ellas, en menor proporción claro está, como ya no pueden repetirse el plato como senadores, diputados y alcaldes y, en menor proporción concejales, están buscando la posibilidad de ocupar otros cargos de representación que no contravengan la reciente ley que limita la elección de senadores, diputados y alcaldes. Pero como el juego político todo lo permite, existirán los debidos cambios que permitan a estos especímenes seguir usufructuando de los recursos financieros del Estado y por extensión a quienes como asalariados, inexorablemente debemos pagar regularmente nuestros impuestos.

Veamos, los que han sido senadores, están dispuestos a “sacrificarse” a ser diputados, sobretodo, aquellos que alguna vez lo fueron. Otros que han estado vegetando durante treinta años en la Cámara de Diputados, creando verdaderas mafias en el estricto sentido de la palabra, sin aportar nada al país y especialmente a quienes tuvieron la mala suerte de elegirlos. Sujetos cuasi ignorantes, sectarios y enormemente audaces. Estos especímenes van a pretender ser senadores rodeados de conmilitones, testaferros, turiferarios y además porque “el pueblo se los pide”. Como diría Jorge Baradit “ son los falsos héroes de la patria”.

Algunos alcaldes que no  pueden ir a la reelección, aun estando cercanos a la comunidad, pero de vuelo rasante, también desean ir al sacrificio presentando su candidatura a diputado y mantenerse con una dieta un poco más mejorada que la que tenían cuando eran jefes comunales.

La actitud de estos “servidores de la  patria” es que, a contrario sensu de lo que el pueblo chileno quiere y el repudio manifestado a esta fósil clase política y que  ha manifestado de mil maneras su descontento frente a la incompetencia e inmoralidad de estos políticos de marras. Aquellos insisten en forma majadera en permanecer en sus lugares de privilegio, haciendo pirotecnia política alejada de las urgentes necesidades de la sociedad chilena cada vez más desigualitaria.

Esta vieja escuela politiquera, decadente, de tiempos pretéritos, sobre todo, de algunos sujetos que todavía no salen de su sarcófago debe ser ampliamente repudiada por la ciudadanía consciente que se abre una posibilidad histórica de participar por primera vez en forjar su destino futuro. Las redes sociales, periódicos electrónicos, revistas, documentos, libros etc., deben gritar a coro  ¡Que se vayan todos¡ y que no vuelvan más. En este país hay miles de personas, independientes políticamente, cualificadas, formadas e informadas, pero particularmente, honestas, responsables de sus acciones que pueden ocupar cargos de responsabilidad, de servicio público a los más necesitados, a los más pobres, a los que más sufren por el carácter devastador que ha tenido y tiene esta pandemia de dimensiones apocalípticas.

Necesitamos auténticos representantes del pueblo, nacidos del fragor de la batalla del día a día, que participen con y para las personas. Es un gran desafío para la gran masa del pueblo independiente y deliberante romper las ataduras oligárquicas de un Parlamento Nacional fracasado, cuya actuación ha sido discrecional y casi de facto a no mediar las sonadas protestas populares que se vienen produciendo desde la “Revolución de los pingüinos” del año 2006  hasta nuestros días.

El pueblo organizado debe ser un real protagonista, pensante, reflexivo, deliberante y propositivo. Desde aquí hacemos  un llamado a nuestros compatriotas, amigos, compañeros de ruta a no dejarse engañar por promesas que no se cumplen.

No pocas personas han abandonado sus partidos políticos para ir a futuras elecciones como independientes, algunos de buena fe y otros por oportunismo, no nos dejemos engañar. Pero no es menos  cierto que hay personas que se han retirado de los partidos porque no han aceptado componendas, denunciado °las máquinas” de los que ostentan el poder, las irregularidades en el manejo de las democracias internas y de rodearse de verdaderas guardias pretorianas (los incondicionales) que aprovechan las migajas del poder como verdaderos vasallos medioevales.

No nos olvidemos ¡ Que se vayan todos ¡ A terminar con las viejas estructuras oligárquicas, resumidero de deshonestidad, por savia nueva, por nuevas generaciones que deben surgir del seno de las comunidades reflexivas, deliberantes, propositivas y actuantes, con la honestidad y transparencia como banderas de lucha. Somos idealistas, pero sabemos que el desafío propuesto esta pleno de dificultades, las oligarquías gobernantes opondrán fuerte resistencia a los cambios como lo ha comprobado el ser humano a lo largo de su historia. No quieren perder sus privilegios, pero la epidemia que azota al mundo nos está enseñando a todos que  el modelo liberal individualista y mercantil no es la respuesta a los problemas del presente. Habrá bastantes elecciones en un futuro cercano. Todos somos ciudadanos con derecho a expresar nuestra opinión. Solón y Licurgo, grandes legisladores de la Antigua Grecia no estudiaron en ninguna de las universidades que existen en el presente. Tenían sentido común y amaban a su pueblo, la legendaria Atenas por sobre todas las cosas. Eran ciudadanos honestos y ejemplares como los hay muchos en este país. El viejo modelo económico, liberal, mercantilista basado en el egoísmo parece batirse en retirada. El desafío es construir con el genuino pueblo chileno una civilización solidaria. Como lo dice Louis Josep Lebret “ Hay en el mundo muchas personas de buena voluntad que ya trabajan en acción militante para la instauración de una economía Humana”.  A no equivocarse. ¡Que se vayan todos¡

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl