«La ciudadanía tiene el deber y el derecho de cuidar la democracia, salir al paso de cualquier posibilidad de extremos que pongan en peligro las libertades públicas. Digamos nó a la amenaza de fascismo en Chile , votar y votar bien, es nuestra responsabilidad.«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Sobre la reubicación y redefinición del Proyecto Parque Científico Tecnológico de la Universidad de Concepción comenzado en primera oportunidad en 2007 y en una segunda oportunidad en 2014 bajo el alero de una corporación creada por la Universidad y el Gobierno Regional del Biobío

J. Antonio Zelada Espinosa

Arquitecto Premio Regional de Arquitectura y Diseño Consejo de la Cultura y las Artes 2012

Con fecha 16 de noviembre de 2021, después de varias informaciones nunca muy claras que nos llegaron desde 2019, el año de la paralización del proyecto Parque Científico Tecnológico, el rector de la Universidad de Concepción, don Carlos Saavedra dio una amplia información de prensa donde clarificó el destino del señalado proyecto. Desde el diario El Sur nos permitimos extraer lo que sigue, para después comentar el contenido con mi posición que fue tan divergente a ese proyecto (en esta revista hay varios textos, no solo los míos, de los muchos que publicamos desde 2007) para discutir desde adentro y fuera de la UdeC, el ahora fenecido proyecto, ubicado entonces en el cordón superior del Cerro Caracol que demarca y da cobijo a esta ciudad y al Campus de la UdeC.  La información entre comillas la emitió el señor Rector:

Se trabaja actualmente en la relocalización del proyecto PACyT en un predio contiguo a la Casa del Deporte que enfrenta al Hospital Regional para dar vida ahora a un Distrito de Innovación en Salud, proyecto que trabaja la universidad junto al Ministerio de Salud y al Gobierno Regional desde fines del año recién pasado.  “Junto al Gobierno Regional visualizamos cambiar el emplazamiento a otros terrenos de la Universidad donde no hay dificultades ambientales, no hay especies nativas, hasta donde hemos avanzado con el levantamiento de la línea de base ambiental”. Después de explicar detalladamente el sentido y contenido del PACyT, ahora reubicado y definido en sus conceptos, prosiguió explicando lo que se pretende en esos predios del cordón alto de  la propiedad de la UdeC, parte de la cadena montañosa originada en el Cerro Caracol.  “En el espacio originalmente destinado al PACyT esperamos extender un proyecto de restauración ecológica por medio de soluciones basadas en la naturaleza, y dejar un legado a la ciudad que dio vida a la universidad en el marco del centenario de ésta”.

El rector explicó en forma detallada las razones que impiden continuar el proyecto PACyT en las condiciones inicialmente pretendidas. La primera de ellas, según su  argumentación, se debe a que “es un proyecto de urbanización, y a nosotros no nos es suficiente. De hecho, era un proyecto de urbanización que no contaba con los recursos totales para realizar toda esa labor, lo que fue una primera deficiencia. Por ejemplo, de los 4 kilómetros de caminos se pavimentaban 400 metros, por lo tanto, al iniciar el proceso de construcción sabíamos que se requería entre tres mil y cuatro mil millones de pesos adicionales”. “Adicionalmente había una mala cubicación de la cantidad de tierra a desplazar; de hecho, era un 50% mayor y significaba un segundo aumento de obras por ese aspecto; además hubo dos botaderos de tierra que contaban con especies nativas en riesgo, por lo que no podían ser utilizados y se debían buscar botaderos externos lo que generaba costos adicionales”. “En tercer lugar en todo el proceso se solicitaba permisos para 2.700 unidades habitacionales, y eso no es un parque científico”, añadió.

El rector Saavedra explicó que “los predios La Cantera y El Guindo, de propiedad de la universidad y donde originalmente se ubicaría el PACyT, fueron cedidos en comodato a 50 años a la Corporación PACyT y serán destinados para instalar un parque temático que conmemore el centenario de la Universidad”.  “Una vez que se concrete el  análisis global de este proyecto, que desde el punto de vista conceptual de conservación ecológica es atractivo, lo hemos presentado a la Municipalidad de Concepción, al Gobierno Regional y al directorio corporativo, donde ha recibido un respaldo unánime”, aseguró. “En el próximo tiempo comenzaremos a trabajar para generar un espacio de conservación ecológica que sea un punto de encuentro para la ciudadanía, donde hoy contamos con 25 hectáreas de bosques nativos, cerca de 100 especies nativas entre flora y fauna, aves, reptiles, anfibios y animales, todos registrados a raíz de las líneas de base que hemos trabajado con máxima rigurosidad científica desde 2018. Esperamos que sea un regalo para la ciudad, darle un mejor uso a ese espacio”.

Hasta aquí la visión actual, nacida de la información oficial de la UdeC. Mi reacción ha sido positiva, aun cuando lo que viene esté por definirse mejor. Sentí mucho lo mal parada que resultó la Universidad por este mal proyecto del PACyT original. La verdad es que eso nunca fue un proyecto de verdad, solo una idea, y muy mal planteada. Se lo  dije al rector que la condujo y la presentó, don Sergio Lavanchy Merino. Con toda franqueza dije que si seguían con la idea como estaba conducida y planteada, y en ese mal lugar que era el cordón del Caracol, le iba a costar al proyecto la quiebra y a la universidad una muy mala imagen.  Obviamente no me hizo ningún caso, y como seguí desde adentro discutiendo lo que se estaba haciendo, al final tuve que irme de la Universidad.  Cuando todo comenzó a fallar, dije que la salida honorable era hacer allí un gran parque natural, acondicionar el verdadero corredor ecológico espontáneo que es por la naturaleza misma y por la cercanía geomorfológica y física con la Reserva Nonguén, y lo dije antes de que ésta fuera declarada Parque Nacional. Esa discusión entre un profesor y la autoridad, inicialmente desde adentro, después públicamente y desde afuera, demoró largo tiempo: ni más ni menos que 14 años (2007-2021). Parece que terminó, con el rector Saavedra, y al final de su periodo. Pero se abren luces, en lo que fue un increíble túnel en una universidad per se luminosa, con la que me encariñé profundamente cuando desde allí me llamaron para formar una carrera (1991-2010).  

AZE  

18.11.2021

Fuente de imagen:

https://nmas1.org/news/2019/05/14/pacyt-chile

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl