El orgullo en exceso, como forma de vida, da paso a la arrogancia, esta es , sin lugar a dudas un elemento contaminante en las relaciones humanas y en las comunicaciones. ...pero además, ¡¡¡ contribuyen a la soledad y generan enajenación social!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Una democracia cansada y enferma

Danny Gonzalo Monsálvez Araneda

Doctor en Historia. Universidad de Concepción.

El país atraviesa por momentos complejos, no me refiero precisamente a la amenaza del COVID 19, que sin duda constituye por estos días el mayor peligro para el país y el resto del mundo. Me estoy refiriendo a los niveles a los cuales ha caído la actividad política, la mediocridad de esta y la indolencia e insignificancia de quienes hoy nos gobiernan. A lo anterior se suma la falta de pudor de autoridades que no escatiman oportunidad para sacar provecho de sus acciones. El último y grosero espectáculo lo constituyó la entrega de cajas de alimentos a familias que están sufriendo las miserias de un Estado mínimo y un sistema que propicia poca “protección social”, conformándose con la entrega de bonos, planes de emergencia y una que otra política asistencialista que constituye un paliativo momentáneo o coyuntural, pero que no solucionará los problemas de fondo.

Esta democracia, transcurrido más de 30 años del fin de la dictadura, muestra signos de agotamiento y fatiga, que decir de abuso. Lo anterior no es menor, más aun cuando por años se construyó un relato de una “democracia ejemplar” e instituciones sólidas, pero que a la más mínima tensión, como fue el mentado “estallido social”, ha mostrado los baches y vacíos de un modelo que se ha sostenido principalmente por la desmovilización de la población, la atomización de la sociedad, la criminalización de todo acto de protesta o transgresión, la falta de debate público y por sobre todas las cosas, vaciar a la sociedad de una de sus principales herramientas, la política, para ponerla en manos de los “expertos” y de las infaltables “comisiones”. Que daño más grande han causado estos espacios de poder.

Desde octubre del 2019 y hasta hoy pareciera que nos hemos detenido en el tiempo, que estamos situados en un escenario de angustia y desesperanza fatal. En manos de autoridades y políticos indolentes, inoficiosos y faltos de pudor, que en tan solo treinta años han enfermando y fatigado a la democracia hasta el hartazgo.

La democracia chilena está cansada, no solo del abuso y desvergüenza de unos pocos o de los mismos, está cansada de la incertidumbre, irresolución, engaños, de la poltronería y manipulación. Cuando la democracia se cansa y agota, entonces va quedan a expensas de quien tiene la mayor capacidad para manipular la desesperación y angustias de la ciudadanía, de aquellos que tienen posiciones de privilegio para manipular la subjetividad de las personas. La democracia chilena hace rato perdió, como diría Lechner, los mapas mentales. No tiene hoja de ruta o una brújula hacia dónde ir. La democracia chilena esta algo cansada del discurso exitista, del Chile S.A. y de los mejores del continente.

La desafección entre la población y las autoridades, políticos, partidos e instituciones del Estado pareciera ser un buen ejemplo de la fatiga democrática. Mientras políticos y autoridades desfilan por varios matinales en actitudes francamente groseras, un sector de la ciudadanía los contempla por la Tv, otros se resignan, no faltan los que aplauden y celebran ver a su alcalde o parlamentario haciendo el ridículo y los menos prefieren no ver nada para no pasar vergüenza ajena y ocupar su tiempo en cómo superar los problemas del día a día.

En consecuencia, la democracia chilena está cansada y enferman y sino agoniza, es precisamente porque aún tenemos ciudadanos decentes y honestos que se organizan y luchan por salvarla y mejorarla.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en Una democracia cansada y enferma

  1. Que buen artículo profesor, cada uno de sus argumentos demuestran una realidad clara y compleja para nuestro pobre país.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl