Tanta ostentación...tanta ciencia y tecnología, superpotencias, acumulación de riquezas y, un virus, tiene en Jaque a una humanidad y a un modelo económico, que hoy hace agua por todos lados y pide socorro a los estados.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Vida en Sociedad: ¿Derechos y/o deberes?

Patricio Schwaner Saldías

Docente de Filosofía Universidad Católica de la Santísima Concepción

Resulta evidente que hoy nos encontramos frente a una sociedad de derechos más que de deberes. Esto salta a la vista, cuando surgen discusiones en las que poco o nada se puede hacer desde un imperativo categórico (Ética Kantiana): “Obra sólo según aquella máxima por la cual puedas querer que al mismo tiempo se convierta en ley universal”. Por el contrario, se termina por creer que solo basta con exigir y no con dar parte de lo que uno mismo es.  Precisamente esta es la mayor tentación de nuestra época. Incluso, la podemos vislumbrar en la vida familiar de quienes prefieren educar entregando todo; pero sin exigir algo a sus hijos. Seguramente, esta forma de enfocar la vida se nos hizo una constante, por eso hoy en la praxis social, resulta tan fácil vivir del eslogan: “Tengo derechos, respétalos”, pero sin recordar que tenemos deberes por cumplir.

Immanuel Kant, filósofo alemán (1724-1804) afirma: “Obra de tal modo que uses a la humanidad, tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro, siempre al mismo tiempo como fin y nunca simplemente como medio”. Esta realidad, resulta ser común en nuestros días, los medios y su lógica se han impuesto, de modo que olvidamos el fin en sí mismo. De algún modo, hasta hemos dejado que nuestra concepción personal sea solo un medio, por lo que procuramos exigir a otros lo que ni nosotros mismos seriamos capaces de dar.

Ahora bien: ¿En qué momento hemos de revitalizar nuestras exigencias? ¿En que instancias hemos de procurar el aprender a entregar por sobre el recibir? Alcanzar este desafío resultaría fascinante, sobre todo para devolvernos a nuestra esencia puramente humana. Hoy mas que nunca debemos recordar lo que significa que seamos humanos, por supuesto poseemos una dignidad y también derechos, pero no podemos vivir atrapados por exigencias egoístas.

Gandhi, abogado, político y pensador indio del siglo XIX y XX, recordado por la desobediencia civil no violenta, señala: “En la actualidad la gente solo se preocupa por sus derechos. Recordar que también tiene deberes y responsabilidades es un acto de valor que no corresponde exclusivamente a los políticos”.Esta cuestión es la que hoy está en juego, sobre todo desde la realidad del bullado “estallido social”. Pues a veces da la impresión de que solo se exigen derechos, que deben satisfacerse a como de lugar, cuesten lo que cuesten. De este modo terminamos por pensar que el cumplimiento del deber es exclusivo de la clase política, sin embargo: ¿Hemos sido consecuentes en nuestro actuar?

Friedrich von Hayek filósofo, jurista y economista austriaco, afirma: “El principio de que el fin justifica los medios se considera en la ética individualista como la negación de toda moral social. En la ética colectivista se convierte necesariamente en la norma suprema; no hay, literalmente, nada que el colectivista consecuente no tenga que estar dispuesto a hacer si sirve «al bien del conjunto», porque el «bien del conjunto» es el único criterio, para él, de lo que debe hacerse”.

Quizá, nos acostumbramos a una forma de hacer sociedad que resulta un poco patológica, por lo que la invitación es a reconciliarnos con nosotros mismos y a volver a pensar lo que somos desde el deber personal. Por otra parte, debemos evidenciar un modo de pensar ético-filosófico más razonable, que nos permita alcanzar un modelo de sociedad más armónico y equilibrado para todos quienes conformamos este territorio.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl