El Poder del dinero, no debe ni puede prevalecer ni estar por sobre la ética, los valores ni el bien común.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Académicos por correspondencia

Patricio Schwaner Saldías

Profesor de filosofía

Hace unos días conversando con un gran amigo reflexionábamos sobre un fenómeno que se está produciendo en nuestro país y que tiene relación con la enardecida actitud de los ciudadanos que “caen en picada” contra cualquier situación que no se acomode a sus idearios. Es por así decirlo un ánimo imperante que provoca que hasta el más inocente de los mortales salte de su sillón y asuma una postura crítica, aguda y poco abierta sobre algún tema que no sea de su agrado.

En el último tiempo hemos visto imponerse a través de redes sociales a diversos personajes que hacen las veces de filósofos, críticos, economistas, historiadores y  médicos que, por respeto a los mismos, denominaré “académicos por correspondencia”. Es decir sujetos que desde la oscuridad de sus habitaciones comentan sobre diversas temáticas aun cuando no tengan la más mínima idea de lo que están comentando. De ahí que muchos critiquen la economía, medicina, meteorología, etc. Ahora bien ¿de dónde surge este movimiento? O más bien ¿Qué ha  provocado esta reacción?

Probablemente las redes sociales y su lugar en nuestra época sean las responsables de este actuar, aunque también creo que los medios de comunicación han jugado un rol importante a la hora de dar cabida a sujetos anónimos que al ser entrevistados en despachos en directo se refieren a la última falla de ingeniería de algún edificio capitalino, criticando el modelo de construcción y lo poco sustentable del proyecto, aun cuando poco o nada conocen de diseño arquitectónico o de sustentabilidad. O a señoras a la salida del metro de Santiago que opinan con toda libertad sobre los últimos avances en materia de clonación o de biología molecular.

Quiero aclarar que no estoy en contra de la expresión de las ideas, pero me parece que debemos ser capaces de expresarlas cuando poseemos un mínimo de conocimiento sobre el tema. De caso contrario preguntémosle a los panelistas de matinal que hablan con gran soltura de teología, psiquiatría, entre otras áreas.

El modelo que se ha ido representando me parece nefasto, pues nos alejamos de la cultura y el saber para acercarnos a la validación VIP que nos entregan las redes sociales cuyo costo es altísimo. Desde mi punto de vista hoy vivimos en una tolerancia intolerante, en la inclusión que hace diferencias y en la crítica desmedida. A fin de cuentas todo puede resumirse en la célebre frase de Don Nicanor Parra Marxista?… No, ateo, gracias a Dios”.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl