«Nuestro país requiere sumar voluntades tras el logro de cambios significativos en la sociedad. Todos los estamentos públicos y sociales, deben cambiar: egoísmo por solidaridad,  crecimiento por desarrollo, Compromiso por la displicencia y la apatía,…  Sumando a ello una visión integral de ciudadanía , la sabiduría por la ignorancia,  unidad por sobre dispersión«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

EL HUMEDAL DE TUNQUÉN SE DEFIENDE

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

Tunquén es la única playa del litoral central chileno que aún no se ha convertido en balneario. En el extremo norte de la playa está la desembocadura del Estero Casablanca. El embancamiento provocado por la arena de la costa ha formado una laguna denominada Humedal de Tunquén. Por sus características morfológicas el humedal es del tipo estuarino, un hábitat  de gran diversidad biológica [1].

Según las investigaciones de H. Cofré, en Iturriaga et al 2001, el Humedal de Tunquén, es un Corredor Biológico con gran concentración de fauna de vertebrados, aves, reptiles, anfibios y mamíferos, que habita tanto en el humedal mismo como en las quebradas con bosque nativo. Este ecosistema es indispensable para las aves, en particular para las migratorias, que visitan nuestro país en la primavera y el verano, tales como el Playero de Bird, la Gaviota de Franklin, el Zarapito, entre otras.

Es un ecosistema muy delicado debido a la  fragilidad de  sus ecotonos ante la creciente amenaza por la actividad de los humanos. El área que está, especialmente en su sector Sur, está en vías de destrucción, por la presión inmobiliaria generalizada en el litoral Central, por la extracción de áridos en sus dunas, por el tránsito de vehículos 4×4, y por los campistas que visitan el lugar, sin ninguna regulación.

Tunquén presenta una gran diversidad de flora, como el matorral esclerófilo arborescente de las laderas norte y ladera sur de sus quebradas, además de varias especies herbáceas como la Violeta de hojas largas, la Lágrima de la Virgen y varios bulbos como las añañucas. Hay especies en categoría de conservación como: Lúcumo silvestre, Huillipatagua, Chaguales, Quiscos, Quisquitos, Lahues y Petrillos. Destacan por su belleza en las dunas los Liutos de arena, y una población reducida de Huilmo azul afectadas afectadas con el pastoreo de vacunos.

Las dunas de la playa de Tunquén no están bien estabilizadas, por lo que desde un punto geomorfológico son bastante frágiles. En la parte norte de la playa hay una formación herbácea muy clara, que corresponde a una pradera sobre la duna más nueva, dominando ampliamente las plantas herbáceas, entre ellas, las especies más abundantes son: Clonquis, las Leucerias, los Suspiros del mar, y los Liutos de arena.

El ecotono del humedal está dominado por totoras que bordean la mayor parte de las riberas con formaciones vegetales leñosa baja, herbácea y densa. Predominan los Batros, los Juncos y una suculenta herbácea muy particular, la Selliera radicans. El lugar es importante para la nidificación del Trile, el Siete colores, el Pidén entre otros.

En Tunquén existen 17 especies de plantas amenazadas de acuerdo a las mencionadas en el Libro Rojo de la Flora de Chile (CONAF, 1989) y Libro Rojo de la CONAMA (Boletín Museo Nacional de Historia Natural, Nº 1998).

Como vemos, la zona tiene un alto valor paisajístico pero con alta fragilidad; el área no tiene capacidad de soportar los impactos visuales provocados por el hombre a través de las agresiones invasivas de inmobiliarias y la extracción de arena. Si lo que se intenta hacer ahora es urbanizar la playa sur, el deterioro de las cualidades paisajísticas sería irreversible.

La organización Tunquén Sustentable lleva varios años defendiendo el humedal de las agresiones humanas, lamentablemente avaladas por instituciones del Estado, entre ellas el Ministerio de Medio Ambiente. A través del abogado Christian Lucero, representante de los vecinos de Algarrobo se le está pidiendo al Presidente de la República Sebastián Piñera, que firme el decreto para darle protección oficial al Santuario de la Naturaleza Playa de Tunquén y Quebrada Seca, exigiéndose la protección integral del ecosistema Tunquén, incluyendo quebradas, laderas y todo el sector sur.

El abogado Lucero explicó la delicada situación en que ese encuentra el Santuario de la Naturaleza Humedal de Tunquén en uno de los programas Cadena Nacional del canal Vía X:

https://www.google.com/url?q=https%3A%2F%2Frumble.com%2Fvq4unx-firmasebastian-abogado-christian-lucero-habla-del-sanctuario-de-la-naturale.html&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNGNIAHhKCY7emzP_Do3g-g4NvzQJg

Felizmente, la Corte Apelaciones de Valparaíso acogió a tramitación el Recurso de Protección interpuesto por Tunquén Sustentable contra tres empresas inmobiliarias que pretenden construir complejos habitacionales y edificios sobre el campo dunar sur. Lo que también fue explicado por Christian Lucero en entrevista radial:

https://www.google.com/url?q=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FREDNOTICIASVR%2Fvideos%2F486425862685062%2F&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNEXPe5zP9iWcMmjUkGwyimSRvmALg

Vamos por buen camino, la fauna y la flora de los humedales y las organizaciones defensoras de los humedales de Chile, ante tantos esfuerzos y campañas llevadas a lo largo de muchos años, merecen recibir estas luces de esperanza que van apareciendo al final del oscuro túnel medioambiental de este largo Territorio de Sacrificio llamado Chile.

Referencias

[1] https://www.ecolyma.cl/blog09/tunquen-un-area-para-conservar/

Galería de fotos

Crédito fotografías: Liliana Iturriaga

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl