«Nuestro país requiere sumar voluntades tras el logro de cambios significativos en la sociedad. Todos los estamentos públicos y sociales, deben cambiar: egoísmo por solidaridad,  crecimiento por desarrollo, Compromiso por la displicencia y la apatía,…  Sumando a ello una visión integral de ciudadanía , la sabiduría por la ignorancia,  unidad por sobre dispersión«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Editorial. Se hace camino al andar.

Equipo laventanaciudadana.cl

Periodismo ciudadano.

El nuevo Gobierno, que constitucionalmente asumirá sus funciones el próximo 11 de marzo, vive en la actualidad una etapa como de “vigilia de armas”, período en el cual, militarmente hablando, las tropas preparan sus armamentos y se alistan para la batalla del día siguiente.

Tradicionalmente, los postulantes a la Presidencia de la República han trabajado largos períodos de campaña junto a equipos que les son afines y, cuando llega el momento de la victoria, los ciudadanos cuentan con un cierto nivel de certeza acerca de cuáles serán los nombres que compartirán el ejercicio del poder.

El caso de Gabriel Boric presenta algunas particularidades a las que es imprescindible poner debida atención. Su sorpresiva victoria en las primarias legales, contra lo que vaticinaban todas las encuestas, sobre Daniel Jadue configuró un panorama inesperado, al tiempo que los partidos tradicionales de derecha eran duramente derrotados en la primera vuelta abriéndole las puertas a una candidatura extrema, todo lo cual condujo de forma inevitable a una marcada polarización política.

Consumada la amplia victoria del 19 de diciembre, todo el proceso de “pre gobierno” se desencadenó y los grandes medios de comunicación iniciaron una sostenida campaña de acoso promoviendo innumerables nombres para cargos ministeriales e insinuando eventuales conflictos personales o partidarios por el acceso a posiciones fundamentales de poder.

No constituye novedad alguna reafirmar que el presidente electo se encuentra en una paradojal situación: por un lado, cuenta con la votación favorable de más de cuatro millones de ciudadanos y, por otra parte, con la necesidad de gobernar junto a un Congreso Nacional prácticamente empatado entre las fuerzas conservadoras y un variopinto mundo de tendencias progresistas.

En ese cuadro, el tino y buen criterio con que se maneje el presidente electo marcarán el devenir de los acontecimientos. Si bien es cierto que es previsible que deba enfrentar una dura oposición desde la derecha, la que, más allá de las palabras de buena crianza será impulsada y radicalizada por el propio José Antonio Kast y las huestes republicanas, Boric tendrá también al enemigo en su casa. El estado de cosas por el que atraviesa el país – en lo financiero y económico, en lo social, en lo político, en lo sanitario – implica priorizar y priorizar implica elegir, lo que significa sacrificar ciertos objetivos para dar preeminencia a otros que la autoridad considera primordiales o, lisa y llanamente ajustarse a cumplir un poco de todo con el consiguiente desencanto ciudadano.

Mantener en el tiempo (que, por lo demás, es breve, cuatro años es nada) viva la esperanza y las ilusiones sembradas, requiere un esfuerzo supremo en lo moral y en lo cultural.

Condiciones sine qua non del camino a recorrer son la honestidad y la eficiencia. La autoridad requiere ser implacable en su actitud ante la corrupción y exigente al máximo en materia de eficacia y eficiencia. En ese marco, el nuevo Gobierno debe hablar sostenidamente al país, siempre con la verdad, enmarcando sus acciones en las grandes líneas políticas que le den sentido trascendente a lo que se está haciendo.

La nueva generación se encontrará con el poder en sus manos y deberá entender que su misión no es la de refundar el país sino la de concretar las reformas fundamentales que se reclaman, removiendo los nudos que han permitido hasta ahora consolidar el individualismo y el lucro, y generando una nueva cultura sobre la base de principios de justicia, solidaridad, respeto a la dignidad de las personas y al medio en que se desenvuelve la comunidad nacional.         

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl