«Aquellos o aquellas que creen que la política se desarrolla través del espectáculo o del escándalo o que la ven como una empresa familiar hereditaria, están traicionando a la ciudadanía que espera de sus líderes capacidad y generosidad para dar solución efectiva sus problemas.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

EL TEATRO MUNICIPAL DE CHILLAN.

Miguel Ángel San Martín

Periodista. Especial para La Ventana Ciudadana, desde Madrid, España.

El Teatro Municipal de Chillán cumple el 28 de julio, siete años de apertura, tras la terminación definitiva de su construcción después de más de 70 años de iniciadas las obras.

El citado centro cultural fue destruido totalmente por el terremoto de 1939. El Presidente de la República de ese entonces, Pedro Aguirre Cerda, que viajó a Chillán para ver la magnitud de la tragedia, que se llevó más de la mitad de sus habitantes, conmovido, desplegó una iniciativa destinada a paliar los efectos del terremoto y estimular el crecimiento de Chile, con el ejemplo del resurgir de Chillán.

          Aguirre Cerda creó las instancias necesarias para impulsar la reconstrucción de la que es hoy la Capital de la Región de Ñuble, para lo cual puso en funcionamiento instituciones que  ordenaran las finanzas del país y estimularan su desarrollo integral. Se ideó un sistema de créditos especiales para ayudar a los damnificados chillanejos a la reconstrucción de viviendas. Y, en 1940, la recién creada CORFO destinó los recursos para reconstruir los Edificios Públicos, la Municipalidad, el Teatro Municipal y otras obras necesarias para que la Administración del Estado funcionara en condiciones suficientes y poder salir ordenadamente de la enorme crisis provocada por el fenómeno de la naturaleza. 

Estas acciones, junto a otras de menor envergadura, no sólo incentivaron el resurgimiento de Chillán, sino que también el reordenamiento financiero y de gestión de la administración pública  del país. Con ello, Chile comenzó un proceso de crecimiento y modernización  que ha sido y es ejemplo para América Latina.

          Desgraciadamente, en abril de 1943 hubo otro terremoto en el norte de Chile, que provocó graves daños en Ovalle. Esto significó que la CORFO ordenara la paralización de las obras de construcción del Teatro Municipal de Chillán, con el fin de destinar recursos a los damnificados de Ovalle.

          Durante un período de más de 70 años de paralización de las obras, el Teatro Municipal mantuvo una situación de sueño profundo, con leves intentos espontáneos de ciudadanos por despertarlo. Personajes de la vida pública local intentaron una y otra vez darle el uso  para el cual fue diseñado por los arquitectos Ricardo Müller, Enrique Cooper y Josué Smith Solar. Sólo un movimiento encabezado en 1990 por el doctor Héctor Garay, que fundó la “Corporación Pro-Término del Teatro Municipal”, consiguió provocar el beneplácito municipal para acondicionar, muy rústicamente, un par de salas para desarrollar actividades artísticas.

Sólo en el 2016, tras haber conseguido la Municipalidad casi cuatro mil millones de pesos, recursos procedentes del Estado, el Teatro Municipal fue terminado en condiciones suficientes y dignas para albergar la gran cultura de Chillan.

Ahora, cuando vamos a celebrar los siete años de aquel acontecimiento histórico, que venía a cumplir un sueño tan largamente acariciado por todo Ñuble, se hace necesario recordar toda la Historia del Teatro Municipal de Chillán y sus protagonistas. Y rendirles homenaje mediante el cumplimiento de los anhelos que siempre han tenido los chillanejos, y que no es otro que  convertirlo en el gran faro que proyecte al país el enorme talento cultural que emerge desde el pueblo ñublensino.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl