El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

GLOBALIZACIÓN Y SU DEFINICIÓN.

El mundo de hoy es de transformaciones variadas que afectan a todos y a las actividades que se realizan en él. Este nuevo orden global afecta positiva y negativamente a los sujetos que no lo entienden del todo, mas sienten sus efectos de una u otra forma, sobre todo con respecto a la participación social. La palabra globalización no  tiene una definición absoluta y literal por sus múltiples significados, pero ella es abordada desde distintas perspectivas académicas y teóricas, por lo que es aceptada o rechazada según sus efectos. Este es un fenómeno social dominante que ha  proliferado fundamentalmente desde las dos últimas décadas del siglo pasado. Es entendido generalmente como “la mundialización de los flujos financieros de acumulación y de cambio tecnológico”[1], acompañado por cambios sociales y culturales por sus impactos en la sociedad.

Hay dos posiciones claras con relación a la globalización. Una,  es la de  los escépticos  que se resisten en bloque a ésta considerándola una palabrería a pesar de sus efectos, beneficios, desafíos y tormentos. Para éstos la economía global no es tan diferente de la que existía en períodos anteriores de la historia al funcionar el mundo de forma parecida; consideran que es una ideología propagada por el librecambismo que desea terminar con los sistemas de bienestar y recortar los gastos estatales.  La otra, es la de los radicales para quienes es muy real, con consecuencias que se ven en todas partes, el mercado global es más desarrollado que antes y es ajeno a fronteras nacionales, los estados pierden soberanía, funciones, preponderancia,  etc. con lo cual la era del Estado – Nación ha finalizado.[2]

La globalización,  tal como se vive hoy,  es de cierta manera revolucionaria, en el sentido de que produce una serie de cambios políticos, sociales, económicos y culturales en la sociedad por las fluctuaciones del mercado principalmente. Es una equivocación concebir que ésta solo se vincula a los sistemas financieros mundiales porque no solo se relaciona con lo de ahí afuera, que es remoto y alejado del sujeto, sino que es a la vez una cuestión de aquí adentro al incidir es los aspectos íntimos y personales de la vida.

Este proceso es complejo y múltiple, es contradictorio o antitético, al traspasar poder de las comunidades locales o de las naciones al mundo externo, al perder éstas  su poder económico y,  en lo local,  presiona para lograr la autonomía local en relación a la solución de problemas, en donde el Estado es pequeño para solucionar los grandes problemas y grande para los pequeños problemas de los individuos.

Por lo tanto este proceso genera el resurgimiento de las identidades culturales locales en la comunidad y en el mundo, ya que los nacionalismos locales emanan como respuestas a tendencias globalizadas como consecuencia del término del Estado- Nación; en donde el problema de la participación social y ciudadana es clave para hacer frente a dicha situación. Un aspecto importante a considerar en esto es el término de las culturas locales, el aumento de la desigualdad y de la marginación, lo que nos conduce a crear un mundo o sociedad para ganadores y perdedores:  los primeros hacia la prosperidad, los segundos hacia la vida de miseria y desesperación.

Dentro de sus efectos podemos ver además de lo anterior los costos ambientales por parte de las empresas transnacionales, por lo que la “aldea global” es más un saqueo global para muchos, sucediendo tanto en las naciones occidentales como en el resto del mundo por el sistema financiero mundial; al insertarse un país o región a dicho sistema se llega a una economía local de subsistencia que es vulnerable a los cambios monetarios y tecnológicos.

Por todo esto es fundamental que la participación social sea ejercida efectivamente, en conjunto con la ciudadanía con el objetivo de que las opiniones de los individuos sean tomadas en cuenta por lo relevante que ello es en dicho proceso de globalización.

[1] Castro, Bernardo: “Desarrollo Regional y Local Endógeno desde la Participación Ciudadana”. Ed. Universidad de Concepción. Concepción Chile. 2000.

[2] Estas dos categorías son elaboradas por Giddens para comprender mejor el fenómeno y sus componentes.
“Un Mundo Desbocado. Los efectos de la globalización en nuestras vidas”. Ed. Taurus S.A. Buenos Aires, Argentina. 2000.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl