«La ciudadanía tiene el deber y el derecho de cuidar la democracia, salir al paso de cualquier posibilidad de extremos que pongan en peligro las libertades públicas. Digamos nó a la amenaza de fascismo en Chile , votar y votar bien, es nuestra responsabilidad.«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

INFRAESTRUCTURAS Y ESPACIO LIBRE. EL JARDÍN GEOGRÁFICO. Las Lagunas urbanas y suburbanas del Gran Concepción

M. Teresa Rodríguez Tastets

Urbanista, Doctor de Arquitectura UNC Profesor universitario en historia y teoría urbana, diseño urbano y paisaje Docente USS Concepción

El paisaje urbano de la ciudad actual se ha construido en base al nuevo organismo territorial: la movilidad. Es el soporte funcional del sistema urbano, cuyos elementos físicos – las infraestructuras (redes de carreteras, nuevas urbanizaciones, ferrocarriles y aeropuertos), se han caracterizado por ser actuaciones agresivas sobre el territorio, propiciando la generación denuevas tipologías urbanas, con programas de ocupación y novedad radical de determinados emplazamientos y solicitaciones. Esto ha dado lugar a una ciudad y a un territorio que ya son una sola cosa, sin límites, con infinidad de «vacíos urbanos» existentes o posibles.

Bajo esta ciudad y territorio sin límites, con infinidad de vacíos urbanos, persiste la geografía y su mayor riqueza es su patrimonio hídrico. Atrapadas entre las infraestructuras y urbanizaciones del gran Concepción, se encuentran una serie de lagunas urbanas y suburbanas, cuyo potencial como ecosistema va más allá de la lógica de marketing inmobiliario, sino que revitaliza la geografía primigenia del lugar. “El Gran Concepción es el centro metropolitano con mayor cantidad de lagunas a nivel nacional. Tener estos cuerpos de agua es una tremenda ventaja para la Región. Sería bueno preguntarnos como penquistas cuánto costaría construir un cuerpo de agua como la Laguna Redonda y mantenerlo funcionando como tal. ¡Imposible!”, sostiene Óscar Parra Barrientos[1]

Muchas de ellas con mucha historia. Las lagunas urbanas Redonda, Tres Pascualas, Lo Galindo, Lo Méndez y Lo Custodio no sólo fueron las protagonistas de la discusión sobre el nuevo emplazamiento de la ciudad de Concepción, sino que, además, algunas de ellas se convirtieron en escenario de historias que con el correr de los años se transformaron en leyendas urbanas. Y otras desaparecieron como la Laguna Gavilán (cercana al Cerro Amarillo, donde se llevó a cabo la Batalla de Gavilán, en 1817) y la Laguna de Los Negros, ubicada en calle Cruz, entre Caupolicán y Rengo.  Han transcurridos más de dos siglos, y estos ámbitos que se pensaron como un potente atractivo urbano, siguen ausentes del paisaje urbano del gran Concepción. “…podría pensarse que el paisaje, como la naturaleza, existe “desde siempre”. Y sería cierto, si no fuera porque, a diferencia de aquella, el paisaje solo existe en función de la mirada humana. El paisaje únicamente existe cuando alguien lo percibe y en el contexto de una cultura que le da sentido”. (Folch y Bru, 2017)

Las lagunas son jardines acuáticosvulnerables, que por mal manejo pueden secarse o transformarse en pantanos por proceso de eutrofización – excesiva  presencia de materia orgánica como nitrógeno y fósforo de desechos humanos; y por la falta de oxígeno – por presencia de edificaciones que obstaculizan las corrientes de aires predominantes. Son cuerpos de agua dulce, espacios libres de bien de uso público, por tanto son espacios de carácter público, que durante el gran terremoto y tsunami del 27/F actuaron como servicio ecosistémico permitiendo el acceso y el abastecimiento del recurso básico agua a la población (Rodríguez, 2016). Lamentablemente, son muy pocas que a la fecha se encuentran liberadas e incorporadas como espacio público a la ciudad. La gran mayoría se encuentran ocupadas por actividades urbanas privadas de carácter residencialy de ocio (clubes), que han modificado sustancialmente sus límites y, con ello, la desaparición de la diversa vegetación que las circunda.Lo anterior se ha traducido en una disminución de la biodiversidad, del valor estético y recreativo, restringiendo las alternativas de uso y limitando las actividades que los ciudadanos pueden hacer en el entorno y al interior de ellas (Cisterna, Pérez, 2019).Según Parra, “Hoy día gran parte de los proyectos arquitectónicos no toma en cuenta la parte ambiental y lo que consideran es lo menos relevante. Se preocupan de un paisajismo carente de elementos ecológicos. En otros países, los instrumentos de planificación territorial son muy exigentes. En Chile prácticamente no se exige nada. Cuando un plano regulador estorba a un proyecto inmobiliario lo modifican, como ha pasado con centrales hidroeléctricas. Nosotros estamos al revés de lo que hace el resto del mundo y eso es muy peligroso”, dando a entender que la principal falencia es la ausencia de revisión y exigencia de los instrumentos de planificación. Como asimismo, de gestión y administración del territorio, ya que las lagunas, como cuerpos de aguas, son administradas por la dirección marítima, dificultando su manejo y preservación por parte de los municipios y gobiernoslocales.

Frenteeste panorama caracterizado por una cierta “amnesia topográfica moderna” (Batlle y Roig, 1999) y de “analfabetismo ecológico” (Parra, 2019), las lagunas en la ciudad no son solo un “vacío urbano”, sino que unsistema ecológico con dinámicas propias: el curso de las aguas -los drenajes del territorio-, la vibración de los suelos -las formas topográficas a todas las escalas-, el tiempo de los árboles -los diversos procesos agroforestales- o todas aquellas vidas que el lugar tiene o que puede llegar a tener, ser el origen de la riqueza de cada lugar. Un lugar con unas características físicas, una historia propia, la primera piedra sobre la que construimos nuestro mundo exterior. Un jardín geográfico, y un jardín no son de cualquier lugar.

Referencias

Batlle, E. (2011) “El Jardín de la Metrópoli” GG.

Batlle, E., Roig, J. (1999) “Otros Jardines” Revista AA Arquitectura de autor. N° 10

Cisterna, P, Pérez, L. (2019) “Propuesta de humedales artificiales, impulsores de biodiversidad, que depuran aguas contaminadas para la recuperación de lagunas urbanas de Concepción”. Revista Hábitat Sustentable, V 9, N°1

Escudero, N. (2017) “Movilidad urbana y ciudad sustentable” Fondo de cultura económica.

Foch R., Bru J. (2017) “Ambiente, Territorio y Paisaje” Editorial Barcino

Rodríguez, M. T. (2016) “El Gran Concepción, Chile, y el terremoto del 27/F: hacia una conurbación urbana resiliente». Revista Diseño Urbano y Paisaje DU&P

Blog Revista NOS (2019) “Las lagunas urbanas del gran Concepción. Patrimonio histórico y natural

Fuente de imagen:

https://www.uss.cl/blog/recuperacion-laguna-tres-pascualas/


[1]Biólogo, ex Director Centro de Investigaciones Ambientales EULA

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl