El orgullo en exceso, como forma de vida, da paso a la arrogancia, esta es , sin lugar a dudas un elemento contaminante en las relaciones humanas y en las comunicaciones. ...pero además, ¡¡¡ contribuyen a la soledad y generan enajenación social!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

INSENSIBILDAD Y SOBERBIA

Ariel Ulloa Azocar

Ex Alcalde Concepción

En medio de la pandemia viral que ha desnudado a Chile en su cruda realidad, esa de  la pobreza, la desigualdad , el hacinamiento,  el trabajo informal, etc.,  nos informa “El Mercurio” que los centros de estudio de la derecha han organizado un seminario en el que  se pregunta a los concurrentes “¿ Qué rumbo debería seguir Chile?” y  “Cómo debiese el país enfrentar la crisis económica social pospandemia”.

Destaco algunos puntos de vista que, me parece, revelan con crudeza lo que piensa la mayoría de la derecha.

Luciano Cruz-Coke, apuntando a lo comunicacional: “Somos malos para las narrativas, creemos que nos va a ir mal de todas maneras. Debemos comenzar a creer que nuestras ideas son hegemónicas”. El diputado Sebastián Torrealba, rememorando con seguridad a von Hayek y Milton Friedman, señala  que como bloque se “debían redoblar los esfuerzos en defender las ideas de la libertad”, en clara referencia al libre mercado salvaje que nos tiene en el lugar que nos tiene.

Pero el más brutal, como siempre, fue Andrés Allamand quien advirtió que “ algunos querrán instalar que la reactivación será en manos del Estado y tenemos que IMPONER que es desde el emprendimiento y el sector privado”.

Marcela Cubillos expresó: “Se debe combatir el populismo y el simplismo con seriedad”.

En esta misma dirección, apuntó von Baer : “Explicar, aunque sea complejo, el por qué nuestras ideas son buenas para Chile”. Al margen de estas ideas, el ex presidente de RN Carlos Larraín en reciente entrevista para La Segunda -desde su gran hacienda en Tierra del Fuego-, llamó a “salvar a Chile” del “carro paramilitar que ha montado la izquierda para destruir nuestras instituciones”, agregando que Mario Desbordes “está llevando a RN hacia la izquierda”.

Para todas estas personas parece no haber ocurrido nada en Chile en los últimos meses. Continúan viviendo en SU mundo , ese de los salones del barrio alto de Santiago, para quienes la explosión social del 18 de Octubre fue cosa de extraterrestres y el Covid 19 es un mal virus chino. ¿No leyeron a Bloomberg, sí, el mismo que sigue minuto a minuto el Presidente Piñera?  Chile en la fase de contención de la epidemia que es la más importante equivocó el rumbo y “siguió el ejemplo de países ricos (…) y se dio cuenta que un gran porcentaje de sus ciudadanos son pobres”. El ex ministro Mañalich lo reconoció paladinamente pero ya era tarde. Para un sector mayoritario de la derecha  el Chile de la pobreza, las desigualdades y los abusos, no existe. Para ellos existe   solo el de sus intereses siempre contantes y sonantes por su puesto. Todos estos personajes son católicos practicantes por lo tanto debieran saber que la soberbia es uno de los peores pecados capitales, vicios condenados por el cristianismo desde sus orígenes en el siglo IV. En el caso de don Carlos, habría que agregar el pecado de  la ira, es decir la cólera irreflexiva.    

Por favor, señores de la derecha, sigan el ejemplo de algunos entre ustedes, Mario Desbordes, por ejemplo, y abran el camino a una discusión seria y de fondo sobre el futuro de nuestro país. No continúen presos de sus miedos o de las ideas que llevaron al mundo a la gran crisis del 2008, ideas que de allí en adelante se baten en retirada en el mundo entero, menos en Chile y ¿saben por qué? Simple: Porque, protegidas por la Constitución de 1980, permiten a la derecha imponerlas.  En el mundo pospandemia no existirá espacio para propuestas de reconstrucción económica neoliberales y que no contemplen el papel del Estado en el bienestar y protección de la población, menos en un país como el nuestro que las ha vivido y sufrido durante tantos años.

En el período que viene habrá espacio para todo, menos para la insensibilidad y la soberbia.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en INSENSIBILDAD Y SOBERBIA

  1. No tiene vuelta esa gente, Ariel. Ellos todavía creen en «el modelo» y no quieren aceptar que está en el suelo, derrumbado, como bien lo demostró Alberto Mayol en su libro El Derrumbe del Modelo. Se acabó la teoría del crecimiento, está hundida; ahora viene el nuevo modelo, el del Desarrollo Sustentable a aplicar a partir, ojalá de ahora mismo (para no perder más tiempo, que poco queda) y a más tardar, con la Nueva Constitución, que vamos a escribir los ciudadanos, sí o sí, poniendo a la Naturaleza en primerísimo lugar. No hay otra alternativa pues no se puede crecer ad infinitum en un mundo acotado y finito.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl