«Incomprensible que uno de los temas más importantes y trascendentes del país, esté en manos del organismo del estado más desprestigiado y peor evaluado durante años: nuestro nunca bien ponderado parlamento y partidos políticos.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

James Lovelock, padre de la hipótesis Gaia, nos dejó a los 103 años.

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

Transcribo este homenaje a su nombre y trayectoria humanista y científica, desde el blog Los Orgullosos Holobiontes- “The Proud Holobionts” [1], con autorización de su administrador.


James Lovelock, 1919-2022. Una de las grandes mentes del siglo XX.

«James Lovelock nos dejó el 26 de julio, el día de su cumpleaños, a los 103 años, tras una vida dedicada a la ciencia. Su principal aporte fue el concepto de “Gaia”, que acompañará por siempre su nombre.

Hay muchas formas de ser científico: algunos son coleccionistas que coleccionan hechos como si fueran sellos. Otros son teóricos, que se pasan la vida construyendo castillos en el aire que nunca tocan el mundo real. Hay quienes se pasan la vida criticando, y muchos que ven la ciencia como una competencia para demostrar que son mejores que los demás.

Lovelock estaba en otra categoría: nunca escribió una ecuación, nunca se preocupó por peleas baratas entre científicos, y nunca incluso como empleado de una universidad o un instituto de investigación. Era un creativo, uno que no tenía miedo de construir herramientas de medición usando sus manos, una característica de los creativos que a menudo combinan habilidades manuales y mentales. Lovelock formaba parte de la tradición de los grandes científicos creativos del pasado, recorriendo el mismo camino que Charles Darwin había comenzado a trazar con su teoría de la evolución por selección natural. (Como Lovelock, Darwin, ¡nunca escribió una ecuación!)

Para un científico, ser creativo es arriesgado. El creativo busca la combinación perfecta de datos e intuición y no siempre lo consigue. Una intuición sin datos es una tontería, mientras que los datos sin intuición no son más que una guía telefónica. Pero Lovelock logró obtener la combinación correcta con Gaia.

Como todos los creativos, desde Newton en adelante, Lovelock se subió a hombros de gigantes, tomando de ellos lo que necesitaba para su síntesis. Lynn Margulis y William Golding son igualmente responsables de la idea de “Gaia”, en el sentido del ecosistema terrestre. Pero fue Lovelock quien actuó como punta de lanza, lanzando la idea ya en 1972, tras estudiar los datos provenientes de las primeras sondas que habían aterrizado en Marte. Su intuición básica, que el oxígeno es la “firma” de la existencia de vida biológica, era correcta. Luego, amplió esta idea para explicar cómo todo el ecosistema planetario se autorregula mediante una serie de mecanismos de retroalimentación.

Como siempre sucede, también en la ciencia las ideas originales e innovadoras suelen ser atacadas con una vehemencia que va más allá de la necesidad de una adecuada verificación. La idea de Lovelock tenía un trasfondo de misticismo, de «Nueva Era», de hippies fumando hierba, ese tipo de cosas. Y, sobre todo, iba directamente contra el paradigma dominante de la época, el del “neodarwinismo” que no podía concebir cómo la criatura llamada “Gaia” podía surgir sin estar en competencia con otras por los mismos recursos.

Se puede imaginar la polémica que se suscitó. Y, aún hoy, oficialmente debemos usar el término «hipótesis de Gaia» para evitar el riesgo de ser maltratados por los defensores de la ortodoxia. Y, sin embargo, quizás inesperadamente, la idea de Lovelock «Gaia» nunca fue completamente desacreditada, a pesar del fuego cruzado de los críticos.

Por supuesto, Lovelock no siempre tenía razón, y sus ideas tenían que ser refinadas, afinadas y, a veces, cambiadas radicalmente. Tuvo que retractarse de algunas interpretaciones que resultaron ser demasiado radicales: por ejemplo, argumentó que una edad de hielo es una condición perfecta para que Gaia exista para maximizar la «tasa metabólica» del ecosistema. Parece claro, hoy en día, que no es así. Entonces, uno de los mecanismos de regulación que había propuesto inicialmente, la “hipótesis CLAW”, basada en el papel del fitoplancton en la generación de mecanismos de condensación de nubes, resultó ser probablemente erróneo [2] o, al menos, no relevante. Y a veces sus interpretaciones de Gaia como dotada de una cierta volición de ella fueron un poco demasiado lejos del lado del misticismo.

Pero estos errores no son cruciales. El punto es que la idea de Gaia es fundamental para comprender cómo es posible que algo tan frágil como la vida biológica haya existido en la Tierra durante al menos tres mil millones de años. No fue por accidente, sino por las capacidades de autorregulación del sistema lo que le permitió sobrevivir a las diversas catástrofes que azotaron a la Tierra durante este largo período. Entonces, puede llamar a esta capacidad con un nombre diferente. No importa: «Gaia» sigue siendo una idea fundamental para la ciencia actual, sigue siendo una fuente de nuevas ideas, nuevos conocimientos y nuevos descubrimientos.

Y creo que la idea de Gaia también va más allá de los términos secos que la ciencia usa para describir fenómenos como «sistemas adaptativos complejos» o «sistemas de retroalimentación autorregulados». Creo que podemos decir que existe “algo”, ahí fuera, que está más allá de nuestra capacidad de comprensión. Si queremos llamar a ese “algo” Gaia, es perfectamente legítimo. Y si deseamos ver a “ella” como una Diosa, también es legítimo. ¿Quién dijo que la ciencia siempre debe tener la razón? Entonces, podemos agradecer a Gaia por haber sido tan amable con James Lovelock y darle una vida larga y productiva. Que descanse en paz en los brazos de la Diosa que creó y que lo creó a él.»

Por Ugo Bardi, 02 de agosto de 2022.

Figura de cabecera:

El gran holobionte de la selva tropical es parte del holobionte aún mayor que llamamos «Gaia».

Referencias

[1] https://theproudholobionts.blogspot.com/

[2] https://www.nature.com/articles/nature10580

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl