Las personas y la ciudadanía deben estar conscientes de los pasos que se dan, para orientar el desarrollo o para estancarse y retroceder... El próximo plebiscito, es una oportunidad de desarrollo para la ciudadanía y para dignificar al ser humano y transformarlo en soberano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La Alternativa de la Filosofía en Tiempos de Crisis

Pablo Palma Soza

Psicólogo Magíster en Psicología Social Docente Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades Universidad Autónoma de Chile Sede Talca

Estamos viviendo una serie de crisis en cadena las cuales se ven agudizadas por la pandemia  de covid-19 que desnuda los problemas más graves de nuestra sociedad globalizada como son la desigualdad, el consumismo, la mercantilización de la vida, la pérdida de vínculos sociales, entre tantas  otras.

Esto ha generado una fuerte tensión sobre la mayoría de las personas generando un malestar y falta de sentido en nuestra vida lo que algunas escuelas de pensamiento teorizarán como la “postmodernidad”. En este contexto, el covid-19 aparece en nuestras vidas para quitarnos las pocas certezas con las que contamos en el día a día y demostrándonos lo fútil e impredecible que es nuestra vida, removiendo fuertemente los cimientos de nuestras posturas filosóficas e ideológicas que son la base de nuestro espíritu a la hora de  afrontar la vida.

La crisis actual que alcanza su cenit con el covid-19 nos exige una respuesta de supervivencia inmediata, no enfermarse, no morir, cuidar a nuestros cercanos, y mantener el sustento de cada día. Esto es lo que ocupa nuestra energía en los primeros episodios de la emergencia.

Sin embargo, con el paso del tiempo la emergencia va socavando nuestras perspectivas y  el sentido de vida al poner de cabeza nuestra vida y alterar el centro de nuestra estructura filosófica-ideológica, haciéndonos volver a las preguntas esenciales en busca de consuelo. 

La filosofía no debe pensarse o encasillarse en una disciplina altamente academicista donde los problemas filosóficos son análisis filológicos y hermenéuticos de textos antiquísimos tratando de descifrar qué quiso decir tal o cual filósofo/a. Por el contrario, la filosofía en sus orígenes griegos buscaba ser una forma de vida, una manera de acceder al conocimiento, no con un afán académico sino como una herramienta claramente de desarrollo del espíritu, el alma y finalmente el individuo, con valores muy establecidos y claros con respecto a lo que significaba ser un buen ser humano. Posteriormente, las interpretaciones que nos llegan de esta filosofía clásica nos presentan una filosofía puramente metafísica, especulativa y en último instante academicista, convenciéndonos que la filosofía no es ningún aporte para nuestras vidas personales o cotidianas pues nuestro día a día es banal  y la filosofía estaba más preocupada de lo trascendental. Nada más equivocado o lejano al origen primero de la filosofía el cual es: ser una herramienta para poder mejorar nuestras vidas, dándole un sustento a  nuestro pensamiento y valores y guiándonos en momentos donde nos preguntamos hacia dónde va nuestra vida y el mundo.

Por tanto, en momentos donde todo se diluye, todo se hace más confuso, desordenado y sin control las herramientas tradicionales de apoyo no dan abasto pues lo que está en juego es el núcleo mismo de nuestras vidas, que escapa como estrés y depresión pero que esconde un dilema filosófico profundo que sale a la luz más fácilmente en las épocas de grandes crisis.

Recuperemos la filosofía para la gente, lo que dijo Platón, Sócrates, los estoicos, Kant, Hegel, Descartes, Hannah Arendt ,Sartre, Byung-chul Hal entre tantos otros  que no solo plantearon pensamientos para entender la esencia de las cosas sino que plantearon  ideas para el espíritu o la existencia con enseñanzas que nos pueden ayudar en nuestros propias crisis, en nuestras propias problemáticas mundanas, porque cuando todo se desarma o amenaza con derrumbarse es el momento para volver al origen y replantearse las preguntas de siempre las que nos han atormentado toda la existencia como especie, volver a construir nuestra propia base filosófica , renovada y renacida desde el cambio obligado. Debemos volver a leer a los/as de siempre, a los/as de ahora, a la literatura, las ideas y humanidades en definitiva al pensamiento crítico y la lectura como herramienta que libera de los padeceres subjetivos del ser humano, ampliando nuestras ideas, ampliando los preguntas, ayudándonos a navegar en la incertidumbre y finalmente dotándonos de sentido en nuestro día a día, pues con un sentido claro las personas no solo superan los problemas más grandes con los que se enfrentan sino que también dotar de importancia a las acciones que se realizan día a día.

Cuando los problemas parecen ser muy agobiantes, la filosofía se presenta como una herramienta práctica desde sus inicios con desviaciones pero con la convicción de generar seres humanos más dotados de sabiduría para lo trascendente y lo cotidiano, por tanto busca tu filósofo/a y remece tu vida.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

6 Comentarios en La Alternativa de la Filosofía en Tiempos de Crisis

    • Efectivamente estimado, es una forma probada y antiquísima de liberar el pensamiento, Saludos.

  1. Su comentario es jun acierto de sensatez y reflexión clara y profunda.
    La filosofía debe anidar las almas y mentes de la gente buena e inteligente.
    Gracias Pablo, felicitaciones.

    • gracias estimado efectivamente la Filosofía nace para ayudarnos a ser mejores, y ahí debemos volver

  2. Muy buen aporte para todos. Nos queda claro que la filosofía no es una disciplina del saber solo para estudio de los eruditos y académicos, sino para toda persona. Los pensamientos de muchos filósofos nos ayudan a entender lo que está sucediendo en el mundo y sus causas y a sobrellevar mejor estos días en tiempos de crisis. Gracias por su excelente artículo don Pablo.

    • gracias estimado, efectivamente la Filosofía nace para mejorar nuestro espíritu, en algún momento de la edad media se pierde y deriva en una intelectualización académica, hay que volver a los orígenes.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl