«La ciudadanía tiene el deber y el derecho de cuidar la democracia, salir al paso de cualquier posibilidad de extremos que pongan en peligro las libertades públicas. Digamos nó a la amenaza de fascismo en Chile , votar y votar bien, es nuestra responsabilidad.«

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La Batalla por los Bosques de Tierra del Fuego[*] Breve reseña analítica.

Carlos Bonifetti Dietert

Ingeniero C. Mecánico UdeC. Ambientalista.

«Esa belleza era intensificada por los maravillosos cielos australes. Nimbos, cirros, estratos, en atardeceres y amaneceres rojos. Cúmulos en tardes tormentosas; transparencia cuando el cielo se despejaba después de las nevadas, difracción de la luz al golpear las cortezas de los árboles o al posarse en una hoja rojiza, construían esa magnificencia de los cielos y sus efectos. En cada estación del año, en cada hora del día, en cada ángulo del sol, en cada filtro de nubes, había la posibilidad de apresar una nueva imagen, siempre diferente a cualquiera anterior.»

NicoloGligo: En el reino de Timaukel

Esta breve reseña del libro de NicoloGligo V. nos ayudará a comprender lo que sigue sucediendo hoy-y por qué-, con los bosques nativos de Chile. Es doloroso, por cierto, que continúen talándose, arrasándose, reemplazándose por otras especies arbóreas ajenas a los ecosistemas del territorio. Esto provoca una ruptura de la homeostasis y un desequilibrio hídrico brutal.Una de las causas de la escasez de agua que sufren las comunidades campesinas, los pueblos de la ruralidad y los ecosistemas.

Veamos.

En 1985 el gobierno de Chile decidió la venta de cerca de 3 millones de hectáreas del área sur de Tierra del Fuego. La operación se realizó con muy poca transparencia y los precios por hectárea fueron francamente irrisorios.

En ese año se subdividieron 2 millones de hectáreas en 30 lotes que contenían superficies significativas de bosque nativo, y se pusieron a la venta… La operación la hizo el Ministerio de Bienes Nacionales, sobre la base de la información técnica de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) dirigida regionalmente por el Sr. Mauricio Rosenfelt, quien fue un manifiesto defensor del Proyecto Río Cóndor de Forestal Trillium. La operación comercial estuvo a cargo de una empresa de corretaje de propiedades forestales que tenía como uno de sus dueños el entonces abogado de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), Sr. Franklin Parsons. Las tierras las desafectaba la CONAF  y las vendía la aludida empresa de corretajes cobrando una comisión del orden del 3%.

A fines del gobierno militar, por D.S. N° 68, el Ministerio de Bienes Nacionales ordenó vender el Lote N°10, de 83.380 hectáreas (24.000 de bosque comercial) a la Sociedad Industrial Fabril Maderera de la Patagonia Ltda. El monto total fue de $ 56.652.843 que equivalía aproximadamente a dos dólares de la época por hectárea. Increíblemente, poco tiempo después, la misma empresa vendía este lote en $ 1.350.444.000, lo que equivalía a U$S 3.553.000, más de veinte veces su precio original.

            Los dos párrafos anteriores son una ínfima parte de todos los sucesos ocurridos en esa verdadera epopeya ambiental desarrollada con lujo de detalles y precisiones en el libro. En palabras de Gligo,… “Las luchas ambientales en Chile y en nuestro continente se han tornado cada vez más complejas. La lucha por los bosques más australes del mundo y el publicitado ‘caso Trillium’ son una muestra de ello. La década de combates para defender a los bosques de Tierra del Fuego acumularon tantas experiencias y antecedentes que llenarían muchos volúmenes”.

            “El tiempo inexorablemente va borrando las tramas, va simplificando conclusiones, va dejando en el olvido detalles que en un momento fueron decisivos. Por esta razón, y sobre todo porque la última palabra sobre el destino de los bosques de Tierra del Fuego aún no se han dicho, es que creí necesario escribir nuestra lucha, no solo para que nos refresque la memoria, sino para que nos sirva de advertencia de lo que nos puede suceder si creemos que el objetivo de la conservación de los bosques se ha cumplido.. Por ello es que la defensa debe ser permanente, sin bajar la guardia, sin claudicaciones”.

Grupos deecologistas unidos y parlamentarios de la ‘bancada verde’habían presentado un recurso en 1996 contra la Comisión Regional del Medio Ambiente (COREMA) de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, que aprobó irregularmente el estudio de impacto ambiental[1] presentado por la empresa Trillium.

            El triunfo de las “fuerzas ecologistas”en aquella batalla campal,coronado por el fallo de la Corte Suprema (CS) en mayo de 1997, fue el resultado dela unidad entre los organismos ambientales, entre personas  y grupos, “que pospusieron sus intereses particulares, cedieron posturas, transaron tácticas del momento, renunciaron a parte de sus protagonismos y presentaron un frente común”, cual fue la ‘Alianza por los Bosques de Chile’, que siempre se ha opuesto a la conversiónde árboles nativos en astillas.

A todo lo anterior debo agregar un factor adicional de ventaja para el éxito contra el mega-proyecto maderero: el confinamiento de las acciones locales en una ciudad relativamente pequeña como es Punta Arenas y, en alguna medida, la ubicación de esos bosques  en el extremo sur del territorio continental, en la isla de Tierra del Fuego.

Otras organizaciones que propiciaron el recurso final ante la Corte Suprema fueron: la Red Nacional de Acción Ecológica, la Corporación de Desarrollo de Pirque, el Instituto de Ecología Política y el grupo Defensores del Bosque.

            Esta reseña puede perfectamente servir de guía estratégica para ordenar las huestes –léase ONGs-, que están luchando arduamente por la defensa de ecosistemas hermanos de los bosques, en “la gran batalla por los humedales de Chile”.Las amenazas sobre los humedales, se disfrazan, devienen en tortuosas, son soslayadas por numerosas autoridades que incumplen la ley y se hace cada vez más difícil contrarrestarlas.

Dada la grave y crítica situación de los humedales urbanos de Chile podemos perfectamente parafrasear a NicoloGligo:Existiendo los humedales no habrá nunca un triunfo definitivo, solo se perderán o ganarán batallas. Pero podría haber una derrota definitiva si los humedales urbanos desaparecieran.El caso del Humedal Laguna la Señoraza, de Laja, fue un gran triunfo que nos debe seguir de guía y reflexión. La espada de Damocles pende sobre el Humedal Los Batros.

Y el Selk´namHotej, a la luz de lo que pasaba en Tierra del Fuego, sentenció:

“Vosotros los blancos, habeís creído poder apoderaros de nuestra tierra, pero ahora nuestra tierra se apoderará de vosotros… Dejan pasar los años, y luego vuestro Dios comenzará a transformarse aquí en Timaukel, y vuestros antepasados adquirirán el espíritu de los nuestros, y así, al contemplar estas praderas y estas selvas, estos ríos y estas montañas, nuestros Hohuen resucitarán, una vez más en vuestros hijos, porque son inmortales y no perecerán mientras exista esta tierra, porque son ella misma y se identifican con todas sus formas”. En “Dios en la Tierra del Fuego”, Carlos Keller  

Nota: Lo destacado en negrita es del columnista.

[*]NicoloGligoViel: La Batalla por los Bosques de Tierra del Fuego, 2ª Ed., 2006, pág. 22-23).

Referencias:

[1] https://laventanaciudadana.cl/la-frustrante-gestion-ambiental-regional/

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

3 Comentarios en La Batalla por los Bosques de Tierra del Fuego[*] Breve reseña analítica.

  1. NOTABLE NOTA ESTIMADO CARLOS.EL PODER Y LA AMBICIÓN DESDE CAÍN Y ABEL NO SE DETUVO.
    CADA DÍA ES MAS CRUEL EL TRATO AL PLANETA Y BAJO UNA DISFRZADA SUPEIORIDAD SE ESCONDE LA IGNARNACIA MAS TREMENDA Y LA MALDAD EN SU GRADO MÁXIMO.
    NO PUEDO EXPRESARME CON ROMANTICISMOS ENCUBRIENDO TALES MISERIAS HUMANAS.
    SERÍA UNA FALSARIA Y ESO NO VA CONMIGO TU SABES DE MI SENTIR POR LA NATURALEZA Y ESTE MUNDO MARAVILLOSO QUE MUCHOS SE EMPEÑAN EN QUE DEJE DE SERLO.
    PERO ASI COMO PRECIPITAN A LA MUERTE SUPERFICIES VERDES, GENTES Y HABITANTES PROPIOS DEL LUGAR ,ELLOS TAMBIEN MORIRAN NADIE SE SALVA SOLO QUE ALGUNOS PERTIREMOS CON LA MIRADA PUESTA EN EL UNIVERSO DESDE EL ALMA Y AQUELLOS INDIFERENTES RESONSABLES DE TANTA MUERTE…QUIZAS NI SIQUIERA LE CIERREN LOS OJOS.
    AFECTUOSAMENTE GLADYS

    • Muchas gracias, estimada Gladys, por tu sentido comentario el que comparto plenamente. Es un verdadera pena el estado de deterioro al que ha llegado la humanidad. Y no lo digo por nosotros, los pertenecientes al grupo etáreo de la «tercera edad», que ya hemos cumplida bien o mal con nuestra presencia en la Tierra, sino por las nuevas generaciones de los hijos, los nietos, los sobrinos en todo el mundo, que deberán aguantar desgracias sin fin. Así como vemos que están las cosas, se avisora un mundo que va hacia el Apocalipsis. Los estudios de los científicos y los fenómenos del día a día lo están demostrando. Y esto no es ser tremendista ni alarmista sino realista, sobre todo para los que llevamos más de 40 años estudiando la situación de permante, malévola y egoista «huida hacia adelante» de toda la humanidad.
      Con afecto, Carlos Bonifetti.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl