Quienes postulan al crecimiento económico sin restricción, sin respetar el Medio Ambiente... Desprecian la vida!!!.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La Catástrofe de Houston Comenzó Hace Mucho Tiempo Atrás ( I )

Guilmo Barrio Salazar

Desde Georgia, E.U.A.

Décadas de negligencia, inigualdad, y la falta de concesiones, ha significado que los residentes de la ciudad de Houston, en el Estado de Texas, pero especialmente la gente más pobre y los más vulnerables, hayan sido abandonados sin ninguna defensa, hasta el día de hoy.

Hace precisamente doce años, la tormenta de nombre Katrina, llegó a las costas del Estado de Louisiana, y expuso una simple y brutal realidad: Nuestro despliegue de una catástrofe climática, claramente visible entonces, con raíces en la inigualdad social y económica que presenta públicamente a los más vulnerables, a los más marginados y sin ningún poder.  Nos presentó que las tormentas de este siglo, en ambos casos y en los efectos mortales, son políticamente inescapables, tanto como nuestra democracia provoca cambios en nuestra atmósfera.

Con esto en mente, fue que Donald J. Trump perdonó al que fuera el Alguacil del condado Maricopa del Estado de Arizona, Joe Arpaio, quien cometió atrocidades contra los presos latinos, y  fue consecuentemente  declarado culpable por la Corte de Justicia.  Aún bajo la categoría 5, el huracán Harvey que atacó severamente la costa del Estado de Texas,  que nos mostró una imagen de la forma en que nuestra política y el clima catastrófico convergen en un tiempo real.  El verdadero mensaje de un presidente explícitamente se junta con un militante nacionalista de la raza blanca contra la Constitución del país y de los reglamentos de la ley, lo que coincide con las noticias de que la Patrulla Policíaca protectora de la Frontera, continuará manteniendo sus lugares de verificación de documentos a pesar de la tormenta.  Esto eleva negativamente  las perspectivas de las personas indocumentadas en este país, el temor hacia los que estiran  la ley, por lo  que ahora se encuentran entre la deportación o  el morir ahogados.  Si ustedes, mis estimados lectores, quieren echar una ojeada sobre cómo Trump manejará la interrupción climática y las olas internas sobre el clima de los refugiados, comiencen hoy mismo a considerar el perdón del criminal que fuera el Alguacil Arpaio, y todo lo que eso significa y representa en esta nación.

La mayor parte de la ciudad de Houston tuvo unos 127 centímetros de agua en sus calles, y la lluvia continúa, lo que el Servicio Nacional del Clima ha llamado algo “sin precedentes”. Su  impacto constituye  “una experiencia nunca sufrida en la nación”, mientras el científico Michael Mann de la Universidad Estatal de Pennsylvania indica, tal como lo han dicho por muchos años, que estos cataclismos se esperan en un mundo recalentado.  Pronto, los daños causados en Houston comenzarán a evaluarse, las vidas que se han perdido, las propiedades e infraestructuras destruidas, los hogares completamente dañados, los negocios y las viviendas barridas por el viento y el agua.  Pero la catástrofe humana comenzó mucho tiempo antes de la llegada de estas tormentas.

Ha habido muchas décadas de negligencia y de  inigualdad. No me refiero al descuido desarrollado o a la falta de planificación contra las inundaciones, equivalente a una negligencia criminal, lo que significa que los residentes de Houston de toda clase de personas, pero especialmente las comunidades pobres y más vulnerables, primordialmente las comunidades minoritarias, las que se han dejado completamente sin protección alguna.  Las comunidades adyacentes a las refinerías y las plantas petroquímicas ubicadas en el Canal de Embarque de Houston, que son los más grandes complejos petroquímicos del país, y a lo largo de la costa del Estado de Texas, desde la ciudad de Corpus Christi al Puerto Arthur, toda esa zona está expuesta no solamente al aire contaminado mortal de cada día, sino que también al tóxico masivo atemorizante emitido a través de la furia de las aguas contaminadas en absolutamente toda esa área.

La próxima semana continuaremos con la segunda parte de este tema, que me imagino que podría ser de su interés.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl