La política es indispensable en una democracia, siempre y cuando sea inspirada por el interés general de la nación... Los partidos también, esto, en la medida en que estén inspirador por la ética, los valores y sean realmente representativos y respetuosos de una sociedad participativa.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

NUEVAS ELECCIONES GENERALES EN ESPAÑA

Desde Madrid, España

El Rey de España, Felipe VI, ha decidido no proponer al Congreso de los Diputados a un candidato a presidir el Gobierno de este país. La decisión del monarca fue adoptada después de haberse reunido con los líderes de los cuatro principales partidos políticos españoles, con el fin de recabar las posiciones de tales partidos para conseguir mayorías que permitieran un gobierno estable. Todo ha sido inútil y deberá repetirse el proceso electoral, el 10 de noviembre próximo.

Desde hace varios meses, después de las elecciones generales que significaron que los ciudadanos españoles dividieran en cuatro fuerzas sus votos, los partidos mayoritarios no consiguieron ponerse de acuerdo para establecer una mayoría suficiente para que se constituyera un gobierno estable.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), liderado por el actual mandatario Pedro Sánchez, pese a obtener una amplia pero insuficiente mayoría, no consiguió pactar con quienes parecen ser sus aliados naturales, el izquierdista Podemos, debido a que éstos exigían un Gobierno de coalición. El PSOE quiere gobernar en solitario, con un programa progresista, dudando de la lealtad de los líderes de Podemos y temiendo la generación de otro gobierno dentro del propio gobierno.

Tampoco se consiguió que el centro derechista partido “Ciudadanos” aceptara abstenerse en la sesión de investidura, con lo cual se necesitaba menos votos para la mayoría necesaria exigida por la Constitución. Menos aún se consiguió acuerdo de abstención con el derechista Partido Popular.

En consecuencia, al Rey Felipe VI no le quedó alternativa que no proponer candidato y dejar abierta la puerta para que sean convocadas las elecciones generales para dentro de un par de meses.

Dicho esto, nuestro comentario se centra en la incapacidad de los actuales líderes políticos españoles para negociar, para conseguir acuerdos y para entender la democracia como un sistema basado en el diálogo. La ausencia de autocrítica, la falta de generosidad democrática y carencia total de visión de estado, reconociendo el valor exacto de las elecciones pasadas, coloca ahora en manos de los ciudadanos la solución del problema.

Esta situación grafica con meridiana claridad que la clase política no ha entendido que el bipartidismo ha muerto y que las mayorías absolutas monocolor son cosas del pasado.

Los ciudadanos dijeron con claridad que están cansados de tales mayorías absolutas, a las cuáles culpa de la corrupción que corroe el sistema. Ahora, es difícil predecir si la abstención crecerá notablemente, como un castigo al conjunto de la clase política, o si los resultados de la última elección van a manifestarse más marcadamente.

Lo que está claro es que la transferencia a los ciudadanos de las soluciones al conflicto es prueba de la incapacidad de los políticos españoles para profundizar en la democracia.  Y muchos están pidiendo en la calle una renovación profunda en las cúpulas partidarias.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en NUEVAS ELECCIONES GENERALES EN ESPAÑA

  1. En España el naipe político está tan enredado como en nuestro «Chilito mediocre» en lo político y social.
    Gracias M.A.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl