La Solidaridad no es "flor de un día", tampoco un "remedio" de pandemia... La SOLIDARIDAD verdadera nace de lo más profundo de la inteligencia y bondad humana y, es una conducta permanente.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La diversidad sexual (Parte I)

Jonathan Marcial Mendoza

Licenciado en Derecho con Especialidad en Formación Docente

Desde México

Llamamos sexualidad a toda manifestación de hombres y mujeres en disfrutar el placer, expresar cantidades de emociones, en la forma que nos relacionamos y entramos en contacto con otros seres humanos. Por rol del género son aquellas características propias de lo que es ser varón y mujer dependiendo en la zona geográfica donde se encuentren.

En consideración de lo anterior, debe existir motivación en la activación y en dirigir su conducta, de eso se denomina diversidad sexual (llamada también orientación sexual). David G. Myres, en Psicología, indica que constituye una “atracción sexual constante hacia los miembros de nuestro propio sexo o hacia el otro sexo” (2005, página 475).

La diversidad sexual, a la fecha, resulta ser polémica y universal. Se encuentra en una etapa de debate incipiente, pero al estar asociado a la sexualidad se remonta como temática a épocas remotas, tanto como la existencia misma del ser humano.

La sexualidad es una dimensión de la personalidad, el hombre y la mujer son seres sexuados, lo que significa que expresan permanentemente a través de su condición genérica. Sin embargo, la historia universal nos presenta que la sexualidad la han llenado de un sinfín de tabúes y prejuicios. Por lo general, lo que se asocia al sexo, por mucho tiempo se ha considerado pecaminoso, sucio y perturbador.

Carlos Gaviara argumenta: “Lo que hay que hacer es asumir esa condición con la dignidad que ella exige cuando se trata…se subraya el hecho…tomada de muy diversas maneras de acuerdo con la época del pensamiento en que nos ubiquemos, por ejemplo la naturaleza física. Y de la naturaleza física se pretende extraer consecuencias éticas…” (Unión de Parejas del Mismo sexo para la revista Conciencia Latinoamericana, Vol. XII, N° 7, Católicas Por el Derecho a Decidir,  México, Junio 2004, páginas 7 y 8).

Es fundamental, que en el desarrollar la autonomía y ejercer la libertad de decidir la vida sexual de las personas es un derecho vital por el simple hecho de ser humano. El privar de esta libertad puede tener efectos de su existencia en su vida privada e íntima, por lo que es necesario conceptualizarlo correctamente.

Ahora bien, la diversidad sexual comprende tres aspectos primordiales: a) libre sexualidad; b) atracción emocional y erótica; y c) identidad y respeto a la dignidad humana.

Aun teniendo los tres aspectos primordiales, es necesario ampliar esta conceptualización para no cometer ambigüedades. Dennis Coon explica  que: “la orientación sexual de una persona influye fuertemente en el comportamiento y las relaciones románticas. Orientación sexual es el grado de atracción emocional y erótica hacia los miembros del mismo género, del género opuesto o de ambos géneros” (Psicología. Exploración y Aplicaciones, 1999, página 498). Robert Feldman especifica que “la orientación sexual depende de los sentimientos, del comportamiento sexual y de los sentimientos románticos de una persona” (Psicología, con  Aplicaciones en Países de Habla Hispana, 2002, página 363).

Uniendo estas aportaciones mencionadas más los tres aspectos primordiales, estamos capacitados para establecer una propia. Por diversidad sexual se entiende a la atracción afecto-erótica de un sujeto (ya sea del mismo sexo, del sexo opuesto o ambos) como una manifestación más de su sexualidad. En pocas palabras, es tener antecedente personal en identificarse con el mismo o diferente sexo (en algunos casos ambos).

En la organización no gubernamental, Católicas por el Derecho a Decidir, hacen mención a la diversidad sexual en su conocida revista Conciencia Latinoamericana; precisa los alcances de la diversidad sexual: “La diversidad sexual, [es] entendida como el derecho fundamental del que son titulares todas las personas para optar libremente por la relación sexo-afectiva que las realice plenamente, no debe servir de mecanismo de discriminación alguno” (María Ladi Londoño, Editorial, Vol. XII, N° 7, Católicas Por el Derecho a Decidir,  México, Junio 2004, página 1).

Haciendo conexión en las posturas señaladas, la diversidad sexual se alude a la impresionante pluralidad de prácticas y creencias que regulan la expresión sexual en las distintas culturas del mundo. Las personas venimos al mundo en cuerpo de mujer o de hombre, por lo que hay básicamente tres modalidades de pareja sexual: mujer/hombre, mujer/mujer, hombre/hombre. Sin embargo, existe una gama amplia que va en paralelo con el movimiento LGBTTIQ. Eso será tema para la siguiente parte.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl